Archivo de CCTV

  • Los internautas se mofan de un anuncio emitido en la CCTV para intentar acabar con los sobornos a través de los famosos sobres rojos (hongbao). 2

    CCTV: Un anuncio contra los sobres rojos

    Los internautas se mofan de un anuncio emitido en la CCTV para intentar acabar con los sobornos a través de los famosos sobres rojos (hongbao).

    Seguir Leyendo

  • <p>Aquellos que seguís ZaiChina de forma habitual ya sabéis que Sina Weibo se ha convertido en uno de los fenómenos comunicativos más interesantes de los últimos años en China, ofreciendo a los internautas la oportunidad de debatir y hablar sobre temas que antes estaban casi siempre prohibidos. Al mismo tiempo, la Televisión Central de China (CCTV) sigue siendo la antítesis de Sina Weibo: un medio oficial, burocrático y que tiene como principal objetivo ser la voz del Gobierno.  </p>
<p>Para mostrar estos dos medios de comunicación enfrentados, hace meses que circula por Sina Weibo la siguiente imagen. </p> 0

    Sina Weibo y la CCTV, en una imagen

    Aquellos que seguís ZaiChina de forma habitual ya sabéis que Sina Weibo se ha convertido en uno de los fenómenos comunicativos más interesantes de los últimos años en China, ofreciendo a los internautas la oportunidad de debatir y hablar sobre temas que antes estaban casi siempre prohibidos. Al mismo tiempo, la Televisión Central de China (CCTV) sigue siendo la antítesis de Sina Weibo: un medio oficial, burocrático y que tiene como principal objetivo ser la voz del Gobierno. 

    Para mostrar estos dos medios de comunicación enfrentados, hace meses que circula por Sina Weibo la siguiente imagen.

    Seguir Leyendo

  • <p>El pasado 25 de septiembre, el telediario de la Televisión Central de China (CCTV) contó con dos nuevos y jóvenes presentadores: Ouyang Xiadan (欧阳夏丹) y Lang Yongchun (郎永淳). En la que está considerada como la televisión más oficial y cercana al Gobierno central del país, a muchos les sorprendió la frescura y cercanía de estos dos presentadores nacidos en la década de los 70.</p>
<p>El objetivo de la CCTV es modernizar sus telediarios, que todavía mantienen un estilo muy tradicional, serio y burocrático. En enero de 2012, el telediario cambiará también el letrero y la música de introducción (que se han mantenido prácticamente intactos desde hace 23 años), junto con el fondo y otros aspectos técnicos. El cambio de presentadores, más jóvenes, cercanos y con un lenguaje menos oficial, ha sido el primer paso de una mayor transformación de la CCTV que veremos en los próximos meses.</p> 0

    Los telediarios de la CCTV intentan modernizarse

    El pasado 25 de septiembre, el telediario de la Televisión Central de China (CCTV) contó con dos nuevos y jóvenes presentadores: Ouyang Xiadan (欧阳夏丹) y Lang Yongchun (郎永淳). En la que está considerada como la televisión más oficial y cercana al Gobierno central del país, a muchos les sorprendió la frescura y cercanía de estos dos presentadores nacidos en la década de los 70.

    El objetivo de la CCTV es modernizar sus telediarios, que todavía mantienen un estilo muy tradicional, serio y burocrático. En enero de 2012, el telediario cambiará también el letrero y la música de introducción (que se han mantenido prácticamente intactos desde hace 23 años), junto con el fondo y otros aspectos técnicos. El cambio de presentadores, más jóvenes, cercanos y con un lenguaje menos oficial, ha sido el primer paso de una mayor transformación de la CCTV que veremos en los próximos meses.

    Seguir Leyendo

  • <p>En los últimos meses, los ejemplos de la falta de credibilidad del Gobierno, así como de los medios oficiales de comunicación (con la CCTV al frente), han sido numerosos. De esto habla en un artículo publicado en el <em>Economic Observer</em> (经济观察报) Wei Liming (魏黎明), quien piensa que el Gobierno debería dejar de intentar controlar todo lo que pasa en el país y abandonar su imagen de superhéroe capaz de solucionar cualquier problema.</p> 6

    La falta de credibilidad del gobierno chino

    En los últimos meses, los ejemplos de la falta de credibilidad del Gobierno, así como de los medios oficiales de comunicación (con la CCTV al frente), han sido numerosos. De esto habla en un artículo publicado en el Economic Observer (经济观察报) Wei Liming (魏黎明), quien piensa que el Gobierno debería dejar de intentar controlar todo lo que pasa en el país y abandonar su imagen de superhéroe capaz de solucionar cualquier problema.

    Seguir Leyendo

  • <p>De todas las emisiones de la televisión china, la más vista todos los años es la Gala de Año Nuevo (春节联欢晚会), un programa que se emite la víspera del Año Nuevo Chino y que tiene una audencia de al menos 700 millones de personas. Con el paso del tiempo, ver este programa donde se mezcla la música, el baile, la magia, los <em>sketch</em> cómicos y muchas cosas más ha pasado a ser otro ritual más de las celebraciones de año nuevo. Sin embargo, en la actualidad el programa está en crisis y cada vez recibe más críticas de los jóvenes internautas, que ya no se sienten identificados con unos contenidos y formas que parecen de otra época.</p> 1

    La gala televisiva de Año Nuevo, en crisis

    De todas las emisiones de la televisión china, la más vista todos los años es la Gala de Año Nuevo (春节联欢晚会), un programa que se emite la víspera del Año Nuevo Chino y que tiene una audencia de al menos 700 millones de personas. Con el paso del tiempo, ver este programa donde se mezcla la música, el baile, la magia, los sketch cómicos y muchas cosas más ha pasado a ser otro ritual más de las celebraciones de año nuevo. Sin embargo, en la actualidad el programa está en crisis y cada vez recibe más críticas de los jóvenes internautas, que ya no se sienten identificados con unos contenidos y formas que parecen de otra época.

    Seguir Leyendo

  • <p>En las últimas semanas, la televisión pública china (CCTV) está en estado de gracia. Sus informaciones puede que no sean las que mejor reflejan la compleja realidad del país, pero están sirviendo para llenar Internet de todo tipo de parodias y bromas. El último episodio se dio el pasado 22 de enero, cuando en uno de sus telediarios se afirmaba que "comprar billetes durante el Año Nuevo Chino se ha vuelto fácil".</p> 4

    La CCTV dice que comprar billetes durante el Año Nuevo es fácil

    En las últimas semanas, la televisión pública china (CCTV) está en estado de gracia. Sus informaciones puede que no sean las que mejor reflejan la compleja realidad del país, pero están sirviendo para llenar Internet de todo tipo de parodias y bromas. El último episodio se dio el pasado 22 de enero, cuando en uno de sus telediarios se afirmaba que "comprar billetes durante el Año Nuevo Chino se ha vuelto fácil".

    Seguir Leyendo

  • <p>El año ha empezado en el Internet chino con un número: el 77. Estos son los yuanes que supuestamente, gracias a las ayudas del gobierno a las personas con menos ingresos, puede pagar una familia por un apartamento de 45 metros en Pekín. La noticia la dio la televisión pública china (CCTV) en uno de sus telediarios y ha provocado indignación, chistes y dudas entre los internautas. Mientras muchos luchan contra la creciente inflación y los disparatados precios de la vivienda, yegando a pagar 1.000 yuanes por una cama en lugares casi decrépitos, la historia de esa mujer pagando 77 yuanes (poco más de 10 dólares) por su casa de Pekín sonaba casi a risa. La participación de Hu Jintao en la noticia, rodeado de gente que le aplaudía a la entrada y se peleaba por darle la mano, añadía todavía más surrealismo a la habitual propaganda de la CCTV. </p> 8

    Hu Jintao y su apartamento de 77 yuanes

    El año ha empezado en el Internet chino con un número: el 77. Estos son los yuanes que supuestamente, gracias a las ayudas del gobierno a las personas con menos ingresos, puede pagar una familia por un apartamento de 45 metros en Pekín. La noticia la dio la televisión pública china (CCTV) en uno de sus telediarios y ha provocado indignación, chistes y dudas entre los internautas. Mientras muchos luchan contra la creciente inflación y los disparatados precios de la vivienda, yegando a pagar 1.000 yuanes por una cama en lugares casi decrépitos, la historia de esa mujer pagando 77 yuanes (poco más de 10 dólares) por su casa de Pekín sonaba casi a risa. La participación de Hu Jintao en la noticia, rodeado de gente que le aplaudía a la entrada y se peleaba por darle la mano, añadía todavía más surrealismo a la habitual propaganda de la CCTV. 

    Seguir Leyendo