Educación, Lo último, Sociedad

Educar a los estudiantes chinos en el libro de la vida

Peng Shuhan decidió que pelear por entrar en una de las mejores universidades chinas no era la suyo. En vez de seguir la ruta establecida por la sociedad y presentarse a la selectividad (el famoso gaokao), este joven de Chongqing solicitó la admisión en Deep Springs College, un centro estadounidense de educación alternativa donde se combinan las laborales del campo (montar a caballo, sembrar y ordeñar vacas) con la formación humanística.

Su aceptación por esta prestigiosa institución californiana en mayo de este año provocó una profunda discusión en los medios de comunicación y redes sociales chinas. Al hilo de ese debate, Liu Jingyao (刘晶瑶) publicó en el diario vespertino de Yunnan, el Chuncheng Wanbao (春城晚报), una interesante reflexión sobre la necesidad de los estudiantes chinos de seguir ese modelo práctico, humanístico y vital. A continuación os ofrecemos la traducción al español de ese artículo:

Peng Shuhan se convirtió este año en uno de los 13 elegidos por el Deep Springs College.
Peng Shuhan se convirtió este año en uno de los 13 elegidos por el Deep Springs College.
TRADUCCIÓN
Los estudiantes chinos necesitan el modelo de educación “Deep Springs”
Por Liu Jingyao

Peng Shuhan, un estudiante de la Escuela Secundaria Nankai de la provincia de Chongqing, ha sido admitido en el Deep Springs College de Estados Unidos. Esta universidad tan sólo acepta una docena de estudiantes masculinos al año, por lo que inmediatamente recibió la profunda admiración de sus pequeños compañeros de clase.

Según la presentación que hace de esta escuela el diario británico The Guardian, Deep Springs College tiene un sistema curricular de tan sólo dos años, todo el coste de la vida y la matrícula son gratis, y la universidad se encuentra en un desierto de Estados Unidos, aislada del mundo. La mayoría de sus estudiantes ingresa más tarde en las Ivy Leage [las mejores universidades de Estados Unidos], donde continúan sus estudios. Obviamente, la mayor parte de sus habilidades técnicas a la hora de encontrar empleo proviene de esta formación posterior. Es por eso que su estancia de dos años en Deep Springs College es para la mayoría una experiencia muy valiosa, una forma de mejorar a través de la práctica y de conseguir una rica experiencia espiritual.

Durante su etapa en esta escuela, los estudiantes tienen que realizar todas las semanas un mínimo de 20 horas de trabajos manuales: aquí se incluye cocinar, limpiar, hacer labores de jardinería, ordeñar vacas, domar caballos, pastar, matar gallinas, echar cables, ordenar libros en la biblioteca, reparar coches, etc. Además de esto, también tienen que gestionar los asuntos de la universidad, como revisar los programas de las asignaturas, contratar a personal, filtrar las solicitudes de los nuevos candidatos, evitar los ataques de los lobos, ampliar o restringir el acceso de Internet y aprobar los permisos de los visitantes. Se puede decir que la difícil y dura administración de toda la universidad depende del trabajo de los propios estudiantes, mientras que en las escuelas de China, los universitarios no sólo envían la ropa sucia a sus casas para lavar, sino que incluso piden a otra gente que les lleve la comida o el agua.

Algunas de las actividades que los estudiantes realizan en esta escuela estadounidense.
Algunas de las actividades que los estudiantes realizan en esta escuela estadounidense.

 

Si decimos que los centros universitarios normales se centran en “la educación de conocimientos”, podemos decir que Deep Springs College presta más atención a “la formación de las personas”. Su fundador, Lucien Lucius Nunn, lo expresó de esta manera: “El objetivo de Deep Springs consiste en cultivar en los estudiantes una personalidad firme y determinada”. Esta universidad ofrece una educación difícil de conseguir en las sociedades modernas, como la educación en el sufrimiento y el sacrifio y la educación en la autogestión; esta escuela puede aportar a los estudiantes los pilares espirituales que toda sociedad necesita. En comparación con los jóvenes extranjeros, los chinos necesitan todavía más este tipo de experiencia y formación.

Dicen que en el tercer año de guardería, los niños alemanes tienen que hacer las siguientes tareas: “visitar la comisaría y aprender a alertar a la policía; visitar el departamento de bomberos y aprender a apagar el fuego y protegerse de los incendios; ir al ayuntamiento para conocer al alcalde y ver como se sirve a los ciudadanos; montar en tranvía y recordar el trayecto de vuelta a casa; acompañar al maestro al supermercado para aprender a pagar y escoger los artículos. Sólo después del tercer año, una vez que dominan las habilidades básicas de la vida, los niños se ponen en contacto con los conocimientos de los libros”. Al contrario, los niños bajo el sistema educativo chino aprenden desde muy pronto la tabla de multiplicar y el pinyin, incluso conocen bastantes palabras en inglés; sin embargo, todo lo que aprenden sólo lo utilizan para obtener una buena nota en el examen de acceso al colegio. Sus habilidades en la vida diaria no han mejorado nada.

En una noticia publicada hace unos días, se decía que un niño de diez años de la ciudad había vuelto con su madre a su pueblo natal en el campo, donde había confundido el cerdo de la casa con un hipopótamo, y los campos de arroz con el césped. Incluso si van a las mejores universidades, la capacidad de cuidar de sí mismos y las habilidades en la vida de estos jóvenes chinos de 18 años es peor que la de los niños extranjeros de secundaria. Se puede ver que nuestros años son desde muy pronto “aislados del mundo”.

Aunque la educación de los libros es sin duda importante, no podemos olvidarnos del libro de la vida. La oportunidad de entrar Deep Springs College no es para todo el mundo, pero el darles la oportunidad a los niños de sufrir un poco, el mantenerles en contacto con la vida y con las cuestiones prácticas; todo esto debería sin duda ser una asignatura que los padres y los círculos educativos chinos deberían dar.

Más

Universitario en China: todo lo que querías saber sobre la educación en China / Traducción: La educación china me ha desquiciado / China: Una educación sin corazón

Fuente

• Blog Sina: Los estudiantes chinos necesitan el modelo de educación “Deep Springs”

• Baidu Baike: entrada en la enciclopedia de Baidu sobre Peng Shuhan

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Yidi Deng

Yidi Deng, originaria de China, es estudiante del Máster Oficial de Traducción, Interpretación y Estudios Interculturales de la Universidad Autónoma de Barcelona. Es licenciada en Filología y Cultura Hispánica por la Universidad de Lenguas Extranjeras de Dalian y alumna de intercambio en la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona. Aunque lleva en España casi tres años, nunca ha perdido la pasión y la curiosidad por China.

1 Comentario

  1. juan Xiao-Pin

    Los jóvenes chinos ahora viajan mucho, especialmente por Asia. Cuando coinciden e un Youth Hostel con otros jóvenes europeos o americanos y estos entablan una conversación o una discusión, los chinos se quedan en silencio y si se les pide opinión, sencillamente hacen el ridículo. En eso no has pensado, querida Yidi?

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario