Lo último, Política

¿Cuál debería ser el rol de la primera dama china?

Desde que Xi Jinping ascendió a lo más alto del Partido Comunista a finales de 2012, la opinión pública ha estado pendiente del rol que iba a ocupar su mujer, la famosa cantante Peng Liyuan. Ya durante los primeros viajes al extranjero del nuevo Presidente de China, su esposa acudió elegante y simple a su lado, ocupando un papel bastante más destacado que el de las anteriores primeras damas.

Con la visita de Michelle Obama a China en marzo de este año, los medios chinos han intentado descifrar y aconsejar a las autoridades sobre la forma en la que Peng Liyuan debería comportarse en el extranjero. Muy confiado de sus virtudes, el periodista Cao Xin publicó en aquellas fechas en el Nanfang Zhoumo una reflexión sobre las funciones de la primera dama. Por su interés, traducimos su artículo a continuación. [Nota: Cao Xin es también miembro del consejo de la Asia-Africa Development and Exchange Society of China]

 

TRADUCCIÓN
Peng Liyuan, famosa antes de convertirse en primera dama
Autor: Cao Xin

Hablando de la breve visita de Michelle Obama a China, Susan Stevenson, Ayudante de la Secretaria para Asuntos de Asia Oriental de Estados Unidos, le dijo lo siguiente a este periodista: “Debido a que las primeras damas no son elegidas mediante elecciones, se considera que son más adecuadas para promover los asuntos que al presidente le cuesta mencionar o que el presidente no tiene tiempo de atender”. Con esta frase podemos comprender la esencia del trabajo de una primera dama en la diplomacia internacional.

Desde el punto de vista de la experiencia de China y el extranjero, la primera dama cumple dos grandes funciones: primero, el trabajo al que se refería Susana Stevenson, “promover los asuntos que al presidente le cuesta mencionar o que el presidente no tiene tiempo de atender”, iniciativas siempre puestas en marcha de forma independiente; y segundo, utilizar las características especiales de las mujeres, otorgándole a la política exterior del país una mayor unidad entre suavidad y firmeza.

Entre la Revolución de Xinhai de 1911 y la actualidad, en China se han puesto en práctica dos modelos de primera dama. Uno de ellos es el de Soong Mei-ling [la mujer de Chiang Kai-shek], quien supo desarrollar las dos funciones mencionadas.

Durante la Guerra de Resistencia contra Japón [1937-1945], el entonces representante en China del ejército de Estados Unidos, el general Joseph Stilwell, así como otros políticos y personalidades estadounidenses, tuvieron graves enfrentamientos con el entonces líder de China, Chiang Kai-shek. Soong Mei-ling utilizó sus conocimientos de idiomas y su experiencia creciendo en el extranjero para mediar en las disputas y conciliar a las dos partes, obteniendo muy buenos resultados; hasta tal punto fue así, que en aquella época las personalidades estadounidenses en China llegaron a insultar a Chiang Kai-shek, pero nunca lo hicieron con ella, que se convirtió en un factor importante para mantener las ayudas provenientes de Washington. Al mismo tiempo, en nombre de su marido, Soong Mei-ling se involucró de forma independiente en las labores de difusión y búsqueda de ayudas durante la Guerra contra Japón. Dentro de estas acciones, su mayor éxito se produjo en febrero de 1943, en su famoso discurso [vídeo] en el Congreso de Estados Unidos, que sirvió para acelerar el ritmo de las ayudas de este país hacia China.

El otro modelo de primera dama en China es el que se había llevado a cabo desde la fundación de la República Popular de China, que es el “modelo escaparate” (窗口型). Éste consiste en acompañar a su marido en los viajes de Estado en el extranjero, diciendo palabras amables y cultas y mostrándose educada y elegante (incluyendo su vestuario). De esta forma promueve una opinión favorable de China entre las autoridades y el pueblo de otros países, desarrollando pocos trabajos prácticos y utilizando los clásicos atributos femeninos para aunar en la política exterior suavidad y firmeza. Un ejemplo significativo es el de Wang Guangmei cuando viajaba con Liu Shaoqi.

Estos últimos años, la artista Peng Liyuan ha realizado numerosos trabajos en este sentido, obteniendo muy buenos resultados. Aún así, nuestra generación necesita que nuestra primera dama vaya un paso más allá en su otra gran función, es decir, desarrollando actividades independientes en la política exterior y promoviendo entre los líderes del país “aquellos asuntos que al presidente le cuesta mencionar o que el presidente no tiene tiempo de atender”, combinando de esta forma los dos roles más importantes de una primera dama.

Peng Liyuan aterriza en el aeropuerto de Moscú junto a su marido, en la primera visita oficial de Xi Jinping al extranjero.
Peng Liyuan aterriza en el aeropuerto de Moscú junto a su marido, en la primera visita oficial de Xi Jinping al extranjero.

 

En el actual y complicado contexto internacional al que se enfrenta China, donde se producen todo tipo de malentendidos con el extranjero, esto se ha convertido en una necesidad absoluta y muy urgente. Todavía más si se tiene en cuenta que China ya es el número dos del mundo en Productor Interior Bruto y el número uno en el comercio internacional, por lo que una actuación de este tipo sería muy beneficiosa para la política exterior del país. En cuanto a cómo puede Peng Liyuan llevar a cabo esta posición, incluso los estadounidenses ya lo han pensado por ella.

Al hablar del rol de la primera dama en política exterior dentro de la diplomacia pública de un país, Susan Stevenson explicaba el rol de Peng Liyuan de esta forma: “Creo que Peng Liyuan es un ejemplo sumamente especial, ya que antes de convertirse en primera dama ya era conocida por todo el mundo; las primeras damas anteriores siempre se daban a conocer una vez que sus maridos se convertían en líderes del país. Con esta ventaja a su favor, puede ayudar a promover la cultura china de forma todavía más eficaz. Además, Peng Liyuan es muy moderna, siempre viste con ropa de marcas chinas”. En realidad, la difusión de la cultura china al mundo es una tarea sumamente importante de la diplomacia, y al mismo tiempo que hace esto, Peng Liyuan también podría realizar otros trabajos, como promover entre los líderes del país “aquellos asuntos que al presidente le cuesta mencionar o que el presidente no tiene tiempo de atender”.

Por supuesto, la diplomacia de la primera dama está relacionada con su background y su carácter personal. En el caso de Peng Liyuan, nació como una persona normal y corriente y consiguió abrirse camino profesional luchando a través de su esfuerzo personal. Este tipo de personas normalmente son muy sencillas, y los valores de sencillez se han vuelto muy importantes para el pueblo en el mundo entero. Al mismo tiempo, las personas con talento musical también suelen ser bastante buenas para aprender idiomas extranjeros; en cuanto a su figura y personalidad, ha sido reconocida por millones y millones de espectadores y oyentes chinos. Peng Liyuan se adapta perfectamente a las actuales circunstancias en las que la primera dama puede ayudar a la diplomacia del país.

Sin duda alguna, Peng Liyuan puede hacerlo.

Más

China quiere tener primera dama / ¿Recuperará China a su primera dama?

Fuente

Nanfang Zhoumo: Peng Liyuan, conocida por todo el mundo antes de convertirse en primera dama

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Yidi Deng

Yidi Deng, originaria de China, es estudiante del Máster Oficial de Traducción, Interpretación y Estudios Interculturales de la Universidad Autónoma de Barcelona. Es licenciada en Filología y Cultura Hispánica por la Universidad de Lenguas Extranjeras de Dalian y alumna de intercambio en la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona. Aunque lleva en España casi tres años, nunca ha perdido la pasión y la curiosidad por China.

Deja un comentario