Cultura, Lo último

Gabomanía en China

La primera versión oficial en chino de Cien años de soledad, publicada en 2011.
La primera versión oficial en chino de Cien años de soledad, publicada en 2011.
Casi 50 años después de su primera edición, Cien años de soledad sigue arrasando en China. La novela de Gabriel García Márquez ha sido durante los últimos dos años la obra de ficción extranjera más vendida en el país asiático. Ni siquiera los últimos bestseller internacionales, como El código Da Vinci o La vida de Pi, han podido hacer sombra a la historia de la familia Buendía.

“Un éxito de las dimensiones del de García Márquez es prácticamente irrepetible”, explica David López-Del Amo, agente literario especializado en el mercado chino.

Según las cifras de la editorial Thinkingdom (南海出版社), que lanzó oficialmente la obra en junio de 2011, desde entonces se han impreso cerca de dos millones y medio de ejemplares.

El éxito de Gabriel Garcia Márquez es todavía más impactante cuando se analiza el complejo y creciente mundo editorial chino, donde suelen triunfar los clásicos contemporáneos nacionales (como Mo Yan, Yu Hua o Yan Lianke) y los jóvenes autores de novelas para adolescentes (Guo Jingming, Han Han o Xin Yiwu).

“Cuando me encargaron la traducción no pensé que iba a tener tanto éxito, sólo pensaba en como verter al chino la obra cumbre de Gabo”, dice Fan Ye, profesor de la Universidad de Pekín y traductor de Cien años de soledad.

Al margen de su reconocida calidad literaria, la apuesta de la editorial Thinkingdom es uno de los motivos que explica el éxito reciente de Gabriel García Márquez. Aunque su obra circuló en copias piratas o ilegales desde los años 80, ninguna editorial había conseguido estrenar legalmente Cien años de soledad hasta el año 2011.

“Las negociaciones duraron 8 años”, explica David López-Del Amo. “Fueron muchas las editoriales que se postularon y solo una la que estuvo dispuesta a asumir el reto de realizar una primera impresión de un millón de copias, un hecho sin precedentes en China para un autor extranjero”.

Solucionados los problemas de los derechos de autor, las diferencias culturales no han resultado un problema para los lectores chinos, que se sienten fácilmente identificados con el escenario y los personajes de la novela. “Hay lectores que me comentan que la historia de Macondo no les parece nada exótica, al contrario, les parece familiar”, explica Fan Ye.

Cien años de soledad ya fue todo un fenómeno cultural en China en la década de los 80, una época en la que el país asiático intentaba recuperarse de la traumática Revolución Cultural (1966-1976), cuando se prohibió la literatura extranjera y se cerraron escuelas y universidades.

En los renovados años 80, los escritores e intelectuales chinos comenzaron a descubrir a sus contemporáneos europeos, estadounidenses y latinoamericanos. Entre ellos triunfó la obra de García Márquez, a quien el Premio Nobel de 1982 dio un impulso definitivo en China. “En aquella época, lo más semejante a China, lo más cercano, lo más querido, fue la literatura latinoamericana”, explica Zhao Deming, catedrático de la Universidad de Pekín y traductor al chino del libro de Roberto Bolaño 2666.

La edición de 2011 ha actualizado aquella fiebre que China vivió por Gabriel García Márquez en los años 80. En este ocasión, además, su influencia se ha extendido a amplias capas de la sociedad. “Hoy la lectura de Cien años de soledad está al alcance de todos los niveles de lectores chinos, tanto de los alumnos universitarios como de los intelectuales”, dice Zhao Deming.

Otro Premio Nobel, en este caso el de Mo Yan en 2012, ha servido para mantener las ventas de García Márquez en el país asiático. El escritor chino ha alabado en varias ocasiones al colombiano, y ambos comparten algunas características literarias: si en el caso de García Márquez se habla de realismo mágico, el estilo de Mo Yan fue definido por la academia noruega como “realismo alucinatorio”.

El éxito de Cien años de soledad es bien presente en internet, donde proliferan gráficos que explican las complejas relaciones familiares de los Buendía y decenas de fórums para debatir sobre el estilo y el contenido de la obra. En Dangdang, la página más popular de venta de libros, Cien años de soledad sobrepasa los 200.000 comentarios; el 99,3% de ellos recomienda su lectura.

Relaciones familiares y amorosas de la familia Buendía, en el idioma chino.
Relaciones familiares y amorosas de la familia Buendía, en el idioma chino.

 

Además de Cien años de soledad, los chinos también se han interesado por otras obras de García Márquez. Durante los últimos dos años, Thinkingdom se ha volcado en un frenético proceso de traducción y publicación de sus libros, con ediciones de La hojarasca, Yo no vengo a decir un discurso, Crónica de una muerte anunciada, El coronel no tiene quien le escriba, La mala hora y El amor en los tiempos del cólera. Este último también ha sido un gran éxito editorial, convirtiéndose en el noveno libro de ficción extranjera más vendido en 2012.

Gracias a la publicación oficial de sus obras, la Gabomanía finalmente ha llegado a China.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.