Economía, Lo último, Política

Las diez reformas más importantes de Xi Jinping

El nuevo gobierno chino dejó a todo el mundo confuso el pasado martes, cuando dio a conocer el aburrido e incomprensible primer documento salido del Tercer Plenario. El estado anímico, sin embargo, cambió por completo tres días después, cuando se publicó el más detallado informe final. Los economistas (incluso algunos de los más liberales) mostraron su satisfacción, los intelectuales se felicitaron en las redes sociales y las bolsas comenzaron a subir. Xi Jinping parece haber demostrado no sólo su poder dentro del Partido Comunista de China (PCCh), sino también su decisión de introducir atrevidas reformas para cambiar el modelo económico del país. Al menos ésta parece ser la interpretación más extendida entre expertos y sinólogos, a falta de que muchas de las cosas expuestas se conviertan en realidad.

Pero, ¿cuáles son esas reformas que se han anunciado? Aunque el documento oficial (aquí en chino) destaca 60 puntos, el portal de noticiase Netease ha seleccionado las 10 novedades más importantes. Como cualquier selección, deja cosas importantes fuera (como la entrada de capital privado, el mayor rol de la economía privada o la paulatina apertura de sectores como energía, ferrocarril o telecomunicaciones), pero no deja de ser un buen resumen del rumbo que el nuevo gobierno chino quiere para el país:

1 – Flexibilización de la política del hijo único.

Aunque se venía hablando desde hace tiempo, esta es probablemente la reforma demográfica más importante de los últimos 30 años: el PCCh permitirá a todos los hijos únicos (independientemente de con quién se casen tener dos niños. Hasta ahora, la ley establecía que tanto el padre como la madre tenían que ser hijos únicos, con lo que se abre otra excepción más que permitirá familias con dos vástagos (aún así, el efecto global en la población será pequeño).

 

2 – Reforma impositiva en el sector inmobiliario.

Aunque el documento no entra en muchos detalles, se supone que se adaptarán en todo el país medidas similares a las de Shanghai y Chongqing, donde las personas pagan impuestos anuales en función del tamaño y el tipo de vivienda (en Shanghai, entre el 0,4% y el 0,6%). En Chongqing, el tipo impositivo aumenta con las casas de lujo (hasta el 1,2%) y con la compra de una segunda vivienda. El objetivo es frenar la especulación inmobiliaria y tasar a los más adinerados.

Otros muchos sectores se verán afectadas por esta nueva organización y sistematización de todo el sistema impositivo, que pretende aumentar los impuestos directos, ajustar los porcentajes y tasar los artículos más contaminantes.

 

3 – Más poder para las instituciones que luchan contra la corrupción

El gobierno quiere que los líderes del Partido (también a nivel local) se impliquen en la lucha contra la corrupción. Para ello quiere darle más importancia a las comisiones de disciplina que se encargan de este tipo de investigaciones. En el documento oficial se menciona la necesidad de la participación de los secretarios del comité permanente y los subsecretarios (básicamente, dos personas importantes y con poder que puedan poner la casa en orden).

 

4 – Una educación más flexible, humana y global – Acabar con la división ciencias-letras

Dada la importancia que la sociedad china otorga a la educación, no podía faltar alguna mención a esta cuestión en el documento final del Tercer Pleno. En él se recoge la necesidad de flexibilizar todo el sistema educativo, dar menos importancia a los exámenes, otorgar más opciones de evaluación y permitir a las universidades (siempre de acuerdo a la ley) seleccionar con criterios propios a los alumnos.

En cuanto al examen de acceso a la universidad (el famoso gaokao), el PCCh quiere acabar con la división de ciencias y letras. En la actualidad, esta prueba tiene tres asignaturas obligatorias (lengua, matemáticas e idioma extranjero) y otras cuantas (varía en función de la provincia) que provienen de ciencias y letras. Al poner fin a esta división el gobierno pretende promover una educación más global para los ciudadanos y donde no prime solo la especialización en unas determinadas materias (que normalmente sólo tiene el objetivo de conseguir una buena nota en el gaokao). [Aquí más en chino sobre las reformas educativas]

 

 

5 – Controlar y limitar los “extras” de los políticos

Secretarias, coches públicos, oficinas, personal de seguridad, casas… el PCCh recoge explícitamente en el documento la necesidad de controlar y asegurarse de que los políticos no abusen de estos privilegios. Otro guiño más de Xi Jinping a la lucha contra la corrupción en el Partido.

 

6 – Aumentar progresivamente la edad de jubilación

El documento oficial habla literalmente de “investigar el establecimiento” de nuevas políticas de envejecimiento para el aumento paulatino de la edad de jubilación. En China, al menos en teoría, los hombres se jubilan a los 60 años y las mujeres a los 55 (o incluso los 50). Los planes de los que se han hablado en los últimos años tratarían de llevar poco a poco esta edad hasta los 65.

Junto a este aumento de la edad de jubilación, el PCCh también reconoce la necesidad de garantizar los derechos de los mayores y de crear un sistema de jubilaciones básico.

 

 7 – Utilizar los beneficios de las empresas estatales para financiar los sistemas sociales

Se ha hablado poco de ella, pero es probablemente una de las medidas más innovadoras y trascendentes (si se cumple). El PCCh pretende que en el año 2020 el 30% de los beneficios de las empresas estatales se transfieran a las arcas centrales. El objetivo sería utilizar ese dinero para proyectos sociales y para “mejorar la vida de la gente” (en la actualidad el porcentaje está entre el 5% y el 15%).

 

8 – Acelerar la reforma del sistema de registro (hukou)

Otra transformación pendiente que podría impulsarse en los próximos años. En este caso, el documento oficial plantea distintos grados dependiendo del tamaño de las urbes. Se habla de “liberar totalmente” las limitaciones en los pueblos y ciudades más pequeñas, “liberar de forma ordenada” en las ciudades medias y “controlar de forma estricta” en las más grandes. El objetivo es fomentar la migración desde el campo hasta las ciudades y asegurarse que se hace de una forma ordenada.

 

9 – Fin de los campos de reeducación para el trabajo

Una breve frase deja clara la prohibición del sistema de reeducación por el trabajo. También se intentarán mejorar las condiciones generales de aquellos que han violado la ley.

 

 

10 – Garantizar los derechos de propiedad de vivienda de los campesinos

Sin duda uno de los temas de los que más se había hablado y que se ha concretado bastante tras el Tercer Pleno. El documento final habla de realizar experimentos selectivos donde se permitirá que los campesinos puedan utilizar la tierra como garantía para pedir una hipoteca, que puedan hacer transacciones o que se puedan convertirla en una fuente de ingresos. Podría servir para enriquecer y liberar de golpe y porrazo a millones de campesinos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 5 votes)
Las diez reformas más importantes de Xi Jinping, 5.0 out of 5 based on 4 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 Comments

  1. Gran resumen! muchas gracias por la traducción!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Daniel Méndez

      Gracias, Lero!

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario