Lo último, Medios, Política

Propaganda china en dibujos animados

Las siete grandes personalidades políticas de China, en dibujos animados. [Imagen publicada por el Southern Weekly]
Las siete grandes personalidades políticas de China, en dibujos animados. [Imagen publicada por el Southern Weekly]

 

El 14 de octubre, un vídeo titulado “Cómo se forjan los líderes” comenzó a llamar la atención de los internautas chinos. En él se puede ver la forma en la que David Cameron, Barack Obama y Xi Jinping (todos ellos convertidos en dibujos animados) han llegado a lo más alto del poder político.

El vídeo, realizado en chino y en inglés, deja en muy buen lugar a los políticos chinos, para quienes está dedicado el 80% de la duración del vídeo. Mientras que el proceso en Estados Unidos dura tan sólo un año, para llegar a la presidencia china hay que triunfar primero en el Partido Comunista (con 85 millones de miembros) y “hay que pasar por décadas de procesos de selección y trabajos”. Los políticos chinos tienen que pasar por todos los niveles de administración estatal (condados, alcaldía, ciudad, provincia…) y en el caso de Xi Jinping, por ejemplo, ha gobernado sobre 150 millones de personas antes de convertirse en presidente.


 

Sobre estas líneas, el famoso vídeo. En los primeros diez días, su versión en chino alcanzó las 2,5 millones de reproducciones en Youku. Debajo, la versión en inglés subida a Youtube.


 

El público chino enseguida vio la mano del gobierno detrás de esta nueva forma de propaganda, bastante más atractiva e innovadora que los tradicionales y aburridos editoriales del Diario del Pueblo. “La opinión pública interpretó que estos dibujos animados debían contar con la planificación y participación de alguna personalidad gubernamental”, escribió la semana pasada el influyente Southern Weekly (Nanfang Zhoumo), quien llevó la noticia a su portada.

Este semanal chino destaca que los dibujos animados consiguen precisamente lo que los líderes chinos llevan buscando desde hace tiempo: acercarse a los ciudadanos, hablar el idioma de la gente normal y caer graciosos. Aunque el Southern Weekly no consigue descubrir quien elaboró el vídeo, sí que da algunos indicios que muestran que los autores sabían cómo evitar la censura. Las fotografías que utilizaron en los dibujos animados, por ejemplo, fueron todas tomadas de la agencia oficial Xinhua. Toda la informacion que se incluye sobre Xi Jinping proviene de fuentes oficiales. El vídeo, además, se subió a internet poco antes de que se celebre en Pekín el importante Tercer Pleno del Partido Comunista (que empieza el 9 de noviembre), “una coincidencia” sin duda oportuna.

“Nosotros no sabemos quién lo ha hecho, pero lo hemos apreciado profundamente”, explicó un miembro del departamento de propaganda al Southern Weekly. “Este vídeo ya ha recibido la aprobación de los líderes que se encargan de este tema en el gobierno central”, dijo otra fuente oficial.

Otra de las imágenes publicadas por el Southern Weekly, con Xi Jinping como protagonista. En ella se puede ver como la foto oficial de Xinhua se utiliza para los dibujos animados.
Otra de las imágenes publicadas por el Southern Weekly, con Xi Jinping como protagonista. En ella se puede ver como la foto oficial de Xinhua se utiliza para los dibujos animados.

 

En su intento por encontrar a la persona o empresa detrás de la animación, los internautas chinos se lanzaron a analizar el nombre del usuario que subió el vídeo a Internet: “Estudio en la calle Fuxing” (复兴路上工作室). El semanal chino explica que hay dos teorías sobre el origen de este nombre: primero, que hiciera referencia al renacimiento de China (minzu fuxing, uno de los eslóganes de Xi Jinping); segundo, que estuviera relacionado con la calle Fuxing de Pekín, a lo largo de la cual hay numerosos edificios gubernamentales.

Los “atrevidos” dibujos animados

Además del contenido, muchos periodistas e internautas se han sorprendido por la utilización de dibujos animados. Normalmente, la forma en la que se representan a los líderes chinos suele ser estricta y homogénea. Sólo se pueden utilizar fotografías oficiales y no se permiten hacer composiciones originales, collage u otro tipo de experimentos visuales. El hecho de que los siete líderes más importantes del país aparecieran retratados de esta forma animada ha sorprendido a los medios de comunicación.

A pesar de eso, el vídeo no ha destacado por su creatividad o calidad. “El nivel es más o menos el de un recién licenciado en animación”, dijo un experto de la industria al Southern Weekly. Otras fuentes explicaron al semanal chino que una animación de estas características puede costar en torno a 20.000 yuanes por minuto (3.263 dólares).

Una de las cosas que más se echa de menos en los medios tradicionales chinos es precisamente el humor político. A principios de los 80 se publicaron varias ilustraciones sobre Deng Xiaoping, pero en los últimos años han sido muy escasas. El 11 de septiembre de 2006 se publicó una con Hu Jintao como protagonista, mientras que en 2010 Wen Jiabao también quedó retratado tras una visita a un estudio de animación. Suelen ser sin embargo casos aislados, y el éxito de este vídeo de animación (que sin duda pasaría sin pena ni gloria en la mayoría de países occidentales) es una buena muestra de lo bajo que está el listón.

La viñeta de Hu Jintao publicada en 2006.
La viñeta de Hu Jintao publicada en 2006.

Fuente

• Southern Weekly: 领导人“卡通片”网上爆红“复兴路上工作室”到底是谁

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario