América Latina y China, Economía, Lo último, Política

El Galeón que unió Asia, América y Europa

En 1565, un barco de grandes dimensiones salió del puerto filipino de Manila con destino a Acapulco, en la costa occidental de México. El marinero y fraile español Andrés de Urdaneta había descubierto una ruta marítima para atravesar el Océano Pacífico desde América hasta Asia, un reciente conocimiento técnico que puso en marcha una nueva ruta comercial que conectó durante más de 200 años distintas regiones de Asia, América y Europa.

A pesar de su importancia en el comercio internacional de la época, el fenómeno histórico del Galeón de Manila (también conocido como Galeón de Acapulco o Nao de China) es todavía bastante desconocido. Entre las múltiples iniciativas de difusión que se han llevado a cabo en los últimos años, el pasado 10 de abril se celebró en el Instituto Cervantes de Pekín un encuentro entre algunos de los principales especialistas en la materia.

Todos los expertos destacaron los numerosos intercambios que se produjeron durante siglos gracias a estas grandes embarcaciones comerciales. Hasta Manila llegaban por aquel entonces productos del sur de China, Japón, Indochina, India y todo el Sudesde Asiático. Los grandes barcos que partían de Filipinas, que podían llegar a cargar 2.000 toneladas de mercancías y transportar 1.000 personas, salían llenos de especias (como la pimienta, el clavo o la canela), porcelana, marfil, laca, telas (sobre todo seda), alfombras, biombos y jarrones. Ante las dificultades de llegar a América atravesando el Océano Índico y el Atlántico, esta ruta entre Manila y Acapulco (dominada y gestionada por el Reino de España) se convirtió en una gran ruta de intercambios económicos entre los tres continentes.

La ruta que recorría el Galeón de Manila-Acapulco. Después, esas mercancías seguían su recorrido por tierra hasta la costa oriental de México, de donde partían en barco rumbo a España.
La ruta que recorría el Galeón de Manila-Acapulco. Después, esas mercancías seguían su recorrido por tierra hasta la costa oriental de México, de donde partían en barco rumbo a España.

 

Todos estos bienes llegaban a Acapulco y seguían una ruta hacia el sur (Nicaragua, Cartagena, Colombia, Panamá, Trujillo, Argentina…) y otra hasta el puerto de Veracruz, de donde se transportaban por barco hasta España y Europa. Esta interconexión entre tres continentes, dos océanos y decenas de reinos es considerada por muchos expertos como uno de los precursores más claros de la actual globalización. Como explicó Manel Ollé, director del Máster de Estudios Chinos de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, “podemos hablar ya de un comercio global”.

El made in China del siglo XVI

Una parte importante de las mercancías que partían de Manila provenían originalmente del sur de China, especialmente de las regiones de Fujian y Guangdong. A mediados del siglo XVI, el Imperio Chino dejó de comerciar con Japón, lo que aumentó las necesidades de estos comerciantes de colocar sus productos en otros lugares. Como ilustró Manel Ollé, fue también la numerosa comunidad china en Manila (los llamados sangley), los que organizaron y gestionaron gran parte de los productos que se cargaban en el Galeón.

Este comercio entre Manila y Acapulco puso también de manifiesto hace ya más de 400 años la capacidad de la industria china a la hora de exportar productos al resto del mundo. China exportaba sobre todo seda elaborada (y en bruto), textiles muy competitivos y productos de porcelana. En los barcos que partían de Filipinas también se incluía laca, medicinas y especias chinas. Los fabricantes intentaban sobre todo satisfacer las necesidades de las clases pudientes al otro lado del Pacífico, en muchas ocasiones adaptándose a los gustos locales (algunas porcelanas chinas, por ejemplo, incluían símbolos cristianos). El tan mencionado made in China, popularizado desde los años 80, tiene por lo tanto ya un importante precedente histórico con el Reino de España y América como protagonistas.

Carmen Yuste, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, destacó que en su regreso a Asia los barcos volvían cargados en un 95% con plata, la forma de pago que China había extendido a todo su sistema fiscal y económico a partir de 1550. Si los territorios de América y Europa deseaban obtener todas esas mercancías asiáticas, los chinos necesitaban por su parte ingentes cantidades de plata.

Por otro lado, los intercambios comerciales también provocaron la difusión de ideas, alimentos y tecnología entre las distintas regiones. Los artistas de Nueva España imitaron la marquetería china, incorporando algunos de los diseños asiáticos que llegaban desde Manila. El comercio a través del Pacífico también provocó que llegaran a Acapulco las primeras palapas, unas construcciones hoy típicas de México que se adaptaban mucho mejor a las condiciones locales que las que habían intentado construir los europeos. Como nos contó Carmen Yuste, durante esos siglos también algunos chinos-filipinos (sobre todo los que desertaban de los galones) se instalaron en regiones como Coyuca y Colima, casándose más tarde con mujeres locales y conformando algunas de las primeras comunidades chinas en México.

Los intercambios fueron también muy importantes para China. Como explicó Zhang Kai, especialista en la historia de las relaciones sino-españolas, desde América llegó el maíz, los boniatos, el girasol, la pimienta, la calabaza y el tomate. Todos estos productos provocaron una gran revolución en el campo chino, que durante varios siglos aumentó las cosechas, mejoró las condiciones de vida de la población y provocó una gran explosión demográfica.

Por su parte, la presencia de España en Asia también trajo consigo otros importantes intercambios culturales. En los primeros tiempos del Galeón, de todos los misioneros e intelectuales españoles que había en Filipinas destacó Juan Cobo (más tarde llegaría Diego de Pantoja a China). Éste fue el primer traductor de un libro chino al castellano y el primer clérigo que predicó el cristianismo en idioma chino.

A principios del siglo XIX, con la Guerra de Independencia en España, el país perdió el control del Galeón Manila-Acapulco. El golpe final se lo dio la Independencia de México en 1821 y el auge de Reino Unido como gran potencia mundial, que se hizo con gran parte de ese comercio entre Asia y América y puso de esta forma fin a más de 200 años de relaciones entre Manila, Acapulco y Sevilla.

La ruta completa llegaba hasta Sevilla y de ahí hasta el resto de Europa.
La ruta completa llegaba hasta Sevilla y de ahí hasta el resto de Europa.

 

Más

Asociación Cultural Galeón de Manila

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.8/5 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 2 votes)
El Galeón que unió Asia, América y Europa, 4.8 out of 5 based on 5 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Daniel Méndez

Daniel Méndez es el creador y director de ZaiChina. Licenciado en Periodismo y Estudios de Asia Oriental, colabora desde Pekín con varios medios de comunicación (entre ellos El Confidencial, Radio Francia Internacional, El Tiempo y EsGlobal) y es el autor del libro "Universitario en China. Así son los futuros líderes del país". Es profesor asociado de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, donde ha impartido el curso "Información, medios de comunicación e Internet en la China actual". [Más artículos de Daniel Méndez]

5 Comments

  1. Ander Permanyer

    Muy buen artículo: yo mismo trato cuestiones relacionadas con el Galeón en mi tesis (sobre el comercio español del opio en Asia en el siglo XIX, que sí: existió), y no debo añadir nada. Pondría este artículo como ejemplo de buen periodismo que escribe un buen artículo sobre historia.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 3 votes)
    • Daniel Méndez

      Muchas grandes, Ander, creo que te pasas con tus elogios sobre el “buen periodismo” 🙂

      Como tú dices el tema es fascinante. Y la verdad es que algunas de las cosas que apunto en el artículo (el rol de China como exportador de productos, el origen de la globalización, los intercambios culturales y tecnológicos…) darían para mucho más. Pero bueno, esta es una primera aproximación, a ver si podemos seguir escribiendo sobre este tema en los próximos meses-años.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 2.0/5 (1 vote cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: +2 (from 2 votes)
  2. lol :P

    pues para mi a este articulo le falto más información sobre los productos importados y exportados

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Trackbacks / Pings