Cultura, Lo último

Libro: ¿Dónde van los chinos cuando mueren?

Para muchos españoles, su primer y único contacto con China proviene de los chinos que viven en el país, sea en las tiendas de alimentación, en los círculos empresariales o en los compañeros de clase con los que comparten pupitre. A pesar de esta cercanía y presencia en España (en total hay unos 200.000 chinos), lo cierto es que esta comunidad ha estado en la opinión pública muchas veces rodeada por el misterio, los tópicos y la ignorancia. Para intentar explicar su historia, Ángel Villarino, corresponsal para varios medios de comunicación en Pekín, acaba de publicar un libro titulado “¿Dónde van los chinos cuando mueren? Vida y negocios de la comunidad china en España”. Como explica el propio autor en el prólogo, la principal misión del libro es “saltar por encima de las leyendas urbanas y los clichés para conocer quiénes son, por qué han venido hasta aquí y cómo consiguen prosperar tan rápido en nuestro país”.

El libro está dividido de forma clara en distintos capítulos que abordan prácticamente todos los asuntos de interés, desde su llegada al país hasta la creación de sus primeros negocios, pasando por el éxito económico de algunos empresarios, sus problemas para ganarse la vida en España, su relación con China o su difícil integración en el país de acogida. Se trata de un retrato coral y complejo, donde se mezclan las historias personales de los protagonistas con las circunstancias sociales, políticas y económicas que nos sirven para comprender mejor porque pasan las cosas que pasan.

El libro engancha al lector desde el principio con la presentación de un chino que intenta ganarse la vida vendiendo cervezas en las noches de fiesta de Madrid. Además de ser una historia fascinante, contada casi como una novela, ésta le sirve al autor para introducir las complejas diferencias entre chinos y españoles y comenzar a ahondar en la vida de la comunidad china en España. En este sentido, el libro mantiene en todo un momento un equilibrio casi perfecto entre las historias personales y el contexto político, social y económico, consiguiendo atrapar al lector en sus páginas gracias a las numerosas anécdotas llenas de humor e ironía. [Para abrir boca, puedes leer aquí las primeras páginas del libro (pdf)]

Por suerte, el libro no es sólo ameno, entretenido y para todos los públicos, sino que consigue describir el complejo abanico de realidades en el que se ha desarrollado la comunidad china en España, siempre sin caer en el amarillismo o el simplismo que pueblan los medios de comunicación. Se trata de un libro serio y ambicioso, con las obvias limitaciones del tiempo, el espacio y los recursos (al fin y al cabo, hoy en día hay cuatro escritores que viven de vender libros), pero que aborda de una forma seria, compleja, variada, profunda y llena de matices la forma en la que los chinos se han instalado en España.

Un buen ejemplo de esto es el comienzo del capítulo “¿Cómo prosperan los chinos?”, uno de los más interesantes de todos. El autor utiliza aquí la celebración de una boda para presentarnos la compleja red de relaciones sociales en la que se mueve y hace negocios la comunidad, muchas veces a través de regalos o de préstamos informales. También es importante destacar el extenso trabajo de investigación llevado a cabo en distintos lugares (Qingtian, Yiwu, Wenzhou y Pekín; Madrid, Leganés, Cobo Calleja, Leganés, Los Navalmorales, Guadalajara, los polígonos industriales de Elche, Badalona, Barcelona… ) que sirven para mostrar la variedad de la comunidad china en España y para configurar un relato riguroso y complejo.

El libro tiene otras dos características que merecen la pena ser destacadas. Primero, no se trata de un retrato que se limite a lo local o a lo nacional, sino que todos los protagonistas y todos los conceptos se explican en el contexto del mundo en el que vivimos. Esto puede parecer una obviedad, pero es difícil encontrar un libro donde los fenómenos sobre lo que pasa en España (o en cualquier otro país) se enmarquen de una forma tan sensata en el ámbito internacional. Y en segundo lugar, el autor utiliza su experiencia como periodista en China (y especialmente su trabajo de campo en la provincia de Zhejiang, que es desde donde han llegado la mayoría de chinos a España) para explicar lo que hacen los chinos fuera de sus fronteras. Esta visión de “gran angular” ayuda no sólo a comprender el fenómeno de la comunidad china en España, sino también a entender mejor el mundo en el que vivimos.

Las únicas pegas que se le pueden poner al libro (y esto es algo casi inevitable cuando alguien lleva una temporada dedicándonos en profundidad a China) es la falta de explicación de varios números conseguidos por el autor o su insistencia por desmontar algunos tópicos que uno pensaría se desmontan solos. En el capítulo dedicado a la inmigración, por ejemplo, uno se queda con ganas de saber más sobre cómo ha funcionado la reagrupación familiar y sobre cómo han cambiado las leyes en España. Aunque los temas se traten de forma equilibrada, la propia insistencia en hablar de prostitución, casinos y mafias (o mejor dicho, “mafietas”) puede provocar cierto rechazo en los lectores que estén ya cansados de escuchar insistemente estos temas en los medios de comunicación.

Por otro lado, la cuestión de China y los chinos (y más todavía después de la Operación Emperador y en medio de la crisis económica) ha provocado desde siempre mucha polémica y se ha visto tan politizada que más de uno intentará ponerle etiquetas al libro y llevarlo al terreno ideológico, utilizando la tan maniquea etiqueta de “pro-chino” o “anti-chino”. Sin embargo, el libro supera esta siempre complicada prueba con nota, buscando siempre el equilibrio y evitando simplistas juicios de valores. Lo mejor que se puede decir en este sentido es que “¿Dónde van los chinos cuando mueren?” será criticado por los dos extremos, una buena garantía de que el autor ha hecho su trabajo como periodista.

A la vista del desconocimiento generalizado (o incluso racismo) que hay sobre este tema en España (algunos incluso se preguntan dónde echan gasolina los chinos), pocos libros como este pueden ser tan importantes para acabar con los estúpidos prejuicios que han rodeado a la comunidad china en este país. Nos encontramos además ante un libro inteligente y bien reflexionado, escrito desde la honestidad periodística, que ha sabido explicar en 300 amenas páginas muchas de las claves para comprender a la comunidad china que vive en España.

Más

Compra el libro (o lee las primeras páginas -pdf- para hacerte una idea – las publicamos en ZaiChina con el permiso de la editorial y del autor)

Ángel Villarino: “Hay muchos negocios que hacer con China y los inmigrantes chinos nos pueden ayudar a materializarlos”

Ángel Villarino: “La Operación Emperador es una cosa mucho menos cinematográfica y mucho más importante”

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Libro: ¿Dónde van los chinos cuando mueren?, 5.0 out of 5 based on 4 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 Comments

  1. manuel

    Ups… Iba a contestar al mensaje de Paloma, pero ha desaparecido instantáneamente! Parece que sí que es cierto y se han importado a esta web las técnicas de censura de la CCTV!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Daniel Méndez

      Hola Manuel.

      En esta web está más que permitida la crítica y el debate, y creo que hay un montón de ejemplos en numerosos artículos durante los últimos dos años y medio. Si alguien no está de acuerdo con esta crítica del libro (o cualquier otro contenido), que lo diga y lo explique, es bienvenido; cuantos más puntos de vista mejor.

      Lo que no está permitido son los ataques o insultos personales; lo siento, pero ZaiChina no está para eso. En los comentarios tampoco.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  2. elena

    hola , me estoy leyendo el libro. Esta muy pero que muy bien, aunque en algunas cosas cae en los tópicos , pero retrata muy bien la vida de los chinos y su forma de trabajar y hacer las cosas. No se por qué he encontrado un error de imprenta en el libro , te pone 西班牙。 pero el 牙 esta cortado y no sale entero。 Espero que solo sea en mi libro。

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario