Política, Sociedad

China se plantea imitar el modelo de trasplante de órganos español

Este artículo forma parte de una nueva colaboración que ZaiChina ha emprendido con Caixin, uno de los medios chinos más independientes y atrevidos de China. El artículo fue publicado originalmente en su web y lo reproducimos aquí con su permiso.

El Ministerio de Sanidad de China quiere crear un sistema de trasplante de órganos que sea justo y transparente, aunque los expertos advierten de las dificultades en un país con más de 20.000 hospitales y donde hasta ahora el 90% de los trasplantes provenían de presos ejecutados.

El Ministerio de Sanidad ha elaborado recientemente una directiva para crear un método de distribución de órganos para trasplantes que sea más justo y transparente, así como una base de datos nacional que organice todo el proceso. La base de datos sería independiente de los servicios de trasplantes de los hospitales y sería responsable de la evaluación médica y la recolección de datos, así como de la obtención, distribución, transporte y entrega de órganos a los hospitales que realizan trasplantes. En otros países, estas bases de datos son una parte integral del sistema de trasplantes. Hasta ahora, la obtención y el trasplante de órganos en China ha dependido en la mayoría de los casos de un mismo hospital y el sistema ha sido criticado por falta de transparencia.

El nuevo sistema espera no sólo proteger mejor los derechos e intereses de los donantes y asegurar la imparcialidad en la distribución de órganos, sino también resolver posibles conflictos de intereses en los hospitales. Huang Jiefu, viceministro de Sanidad chino, afirmó que la creación de un sistema de donación de órganos ético y sostenible es inminente. Se está estableciendo una base de datos nacional para registrar y distribuir las donaciones, aseguró, de modo que “sea imposible para los hospitales interferir en la obtención y distribución de órganos”.

La elección del modelo español

China es el único país del mundo que utiliza sistemáticamente órganos procedentes de presos ejecutados. Según los datos del Ministerio de Sanidad, en el año 2009, el 90% de los órganos trasplantados se obtuvieron de esta forma. Para solucionar este problema, en 2010 el Ministerio encargó a la Sociedad de la Cruz Roja de China que pusiera en marcha un programa piloto de donación de órganos para sensibilizar a la sociedad. Asimismo, el Ministerio llevó a cabo una prueba de un año a lo largo del 2011 en la que se involucró a donantes voluntarios que habían fallecido de un ataque cardíaco. El programa ofrecía a hospitales órganos adquiridos y distribuidos de forma independiente.

Poco a poco, el sistema está ganando cada vez más adeptos en China. El público está más preocupado por la protección de los derechos, intereses y dignidad de los donantes, así como por una distribución de los órganos justa y transparente. En la actualidad, hay 164 hospitales aprobados por el Ministerio para llevar a cabo el trasplante de órganos. Son parte de una red que apoya la creación de la base de datos nacional. Un comité dirigido por la Sociedad de la Cruz Roja de China supervisará la obtención y distribución de los órganos.

“Este razonamiento viene del modelo español”, dijo Wang Haibo, supervisor del sistema nacional de asignación de órganos. A nivel internacional hay dos grandes sistemas de transplantes de órganos: uno de ellos es el estadounidense, que establece una organización de donaciones independiente a las instituciones médicas; el otro es el sistema español, en el que se crea un equipo de coordinación dentro de los hospitales que, sin embargo, es independiente del equipo de trasplantes del hospital. El modelo estadounidense es más complejo, más caro y requiere una mayor cualificación del personal y del equipo. Para China, que todavía se encuentra en los primeros pasos de este nuevo sistema, el modelo español se considera como el más adecuado.

“El equipo médico que obtiene un órgano es también el equipo más adecuado para realizar el transplante, porque los médicos pueden determinar con mayor exactitud qué vasos sanguíneos deben mantenerse más tiempo o si se necesitan otros componentes”, explicó Wang Haibo. “En Estados Unidos, algunas organizaciones de obtención de órganos ni siquiera participan en su extracción. Cuando un hospital va a recibir un órgano, es éste el que envía un equipo a recogerlo al centro de origen”.

Un largo camino

Se espera que el sistema de adjudicación de órganos sea ético, respete los principios científicos y esté en concordancia con la práctica internacional. Tendrá en cuenta la información de los pacientes de la base nacional de datos para adjudicar órganos a los enfermos que más los necesiten. Como resultado, la organización de obtención de órganos no podrá intervenir en la adjudicación de los mismos. Ni el médico encargado de la obtención ni el médico encargado del trasplante podrán decidir a quién se le adjudica el órgano. De este modo, el sistema también pretende evitar que los hospitales obtengan órganos de origen desconocido y los distribuyan ellos mismos de forma privada.

Sin embargo, los expertos advierten de que China todavía tiene un largo camino por recorrer antes de que los hospitales de trasplantes se conviertan en organizaciones estables de obtención de órganos. Para conseguirlo, es imprescindible contar con tecnología punta y una gestión excelente. Es evidente que la creación de un sistema que cubra los más de 20.000 hospitales de China llevará mucho tiempo. Otro de los grandes retos serán las largas distancias geográficas que existen entre las distintas regiones de China. A menudo, estas distancias pueden significar que los órganos que de repente están disponibles tras la muerte de una persona no pueden ser utilizados a tiempo en otro lugar.

Wang Haibo piensa que una red de obtención de órganos es imprescindible para aumentar la eficiencia del sistema. Como ejemplo de lo complicado que es todo el proceso, pensemos que en Estados Unidos hay 58 organizaciones de obtención de órganos independientes que coordinan el proceso de donación. Cada una de ellas es miembro de la red de obtención y trasplante de órganos. También se pide a los hospitales que colaboren para que los órganos se puedan usar lo antes posible.

El Ministerio está pidiendo a cada vez más hospitales chinos que soliciten la acreditación como organizaciones de obtención de órganos, lo que supondría una red mucho más grande. Al mismo tiempo, deben crearse un conjunto de normas para evaluar la cantidad y la calidad de las operaciones, con la esperanza de evitar el desperdicio de unos recursos muy limitados.

•  Aquí tienes el resto de artículos de Caixin en español, traducidos por ZaiChina.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
China se plantea imitar el modelo de trasplante de órganos español, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 Comments

  1. alberto

    en China se puede conseguir un organo en un par de semanas…seria bueno que si buscan posicionarse como un medio fialble no ayuden al regimen chino a encubrir sus crimenes tirando mas humo…investiguen un poco mas
    Asesinados por sus órganos: El secreto de Estado chino del negocio de trasplantes
    http://www.youtube.com/watch?v=3zlQYrIorSo

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario