Cultura, Medios

Un nuevo concurso de música arrasa en la televisión china

Empezó con un reclamo irresistible en un país donde los karaokes son el lugar más concurrido los fines de semana: seleccionar a las mejores voces de China. La idea era acabar con el maquillaje y los numeritos sobre el escenario. Lo único que importaba era la voz; sin sexo, cara ni condición social. Este programa, estrenado en julio con el nombre de “La voz de China” (中国好声音), lleva todo el verano arrasando en la parrilla televisiva y en las redes sociales de este país.

El formato del programa es importado de una franquicia que comenzó en Holanda y que se ha extendido a más de 10 países. La encargada de este nuevo boom televisivo ha sido la Zhejiang Satellite Television, que parece apuntarse a la lucha por las audiencias con otras cadenas locales como Hunan Television y Jiangsu Television, ambas a la cabeza de la innovación en China. Si bien este tipo de concursos musicales similares a “Operación triunfo” o “Pop Idol” llevan triunfando en China desde el 2004, cuando se estrenó Supergirl, este nuevo programa ha introducido algunas novedades que han cautivado a la audiencia china.

Una de las claves de su éxito han sido los cuatro expertos musicales que tienen al mismo tiempo un papel de jurado y de tutores de los concursantes. Estas cuatro famosas personalidades del mundo de la música (Liu Huan, Na Ying, Yang Kun y Harlem Yu) son las  encargadas de seleccionar a los mejores cantantes sólo por su voz, ya que durante las actuaciones no pueden verles, sólo escucharles. Cuando un candidato les gusta, pulsan un botón que hace girar sus sillones y les sitúa frente al candidato. A partir de ahí, estos cuatro tutores van formando equipos de cantantes que se enfrentarán entre sí en el futuro.

Los cuatro jueces y tutores del programa se sientan de espaldas a los concursantes para escuchar sus actuaciones. De izquierda a derecha: Harlem Yu, Liu Huan, Na Ying y Yang Kun.
Los cuatro jueces y tutores del programa se sientan de espaldas a los concursantes para escuchar sus actuaciones. De izquierda a derecha: Harlem Yu, Liu Huan, Na Ying y Yang Kun.

 

Sobre todo en sus primeros programas, “La voz de China” encandiló al público por la naturalidad de los concursantes. El hecho de que el jurado no pudiera ver a los cantantes y sólo les pudieran juzgar por su voz gustó mucho en medio de una sociedad acostumbrada a las apariencias y unos concursos televisivos llenos de luces y movimiento, pero escasos de pasión musical. Una realización impecable y una selección de candidatos muy inteligente le sirvieron a “La voz de China” para presentarse como un programa de música que por primera vez juzgaba a los concursantes sólo por su talento musical.

El mejor ejemplo de esto fue la primera concursante, Huang He (黄鹤), una joven que salió al escenario con los zapatos en la mano y cantando “Rolling in the deep” con una energía arrolladora. Sus padres, emocionados, soltaron alguna lágrima en el camerino mientras los cuatro jueces luchaban por contar con ella en sus equipos. Cuando le preguntaron por qué había cantado descalza, Huang He respondió que así se “sentía más cómoda” y “le recordaba la sensación de la tierra en su pueblo natal”.

De la noche a la mañana, el programa cautivó a los espectadores y se convirtió en un fenómeno nacional. El programa pasó de una cuota de pantalla del 4,11% en la primera emisión a una del 13,04% en su séptimo programa (lo cual es muchísimo debido al elevado número de canales en China). Desde el 20 de julio, todos los viernes por la noche (empieza a las 21:10) es el programa más visto del país. En Internet, mientras tanto, los programas se esperan como agua de mayo: los vídeos sobre “La voz de China” han sido reproducidos solo en Youku más de 164 millones de veces. Los internautas le han dado al programa una nota media de 9,5.

Resultados de audiencia del programa “La voz de China”, según la propia Zhejiang Satellite Television (Vía Baidu Baike).

Los buenos datos de audiencia han provocado que el precio de los anuncios en televisión (y probablemente también en Internet) se haya más que doblado a lo largo de este último mes y medio. La cadena cuenta además con fuertes espónsores (presentes constantemente a lo largo de la emisión) y ha llegado a un acuerdo con China Mobile para vender las canciones más populares por teléfono móvil. La idea del programa es la de acompañar a los concursantes en toda su carrera musical, siguiendo su entrenamiento y futuro desarrollo con los tutores, que supuestamente se encargarán de darles un empujón en el difícil mundo musical.

Otro de los éxitos de “La voz de China” es que ha sabido abrirse a nuevos géneros musicales y acoger a concursantes un tanto alternativos. En un mundo televisivo y musical invadido por el pop más comercial, en este nuevo programa hemos visto alguna canciones que podrían entrar en el rock, punk o rap. Uno de los tutores y jueces, Harlem Yu, está precisamente considerado como uno de los primeros autores chinos en experimentar con el R&G y el rap. En una televisión casi siempre conservadora, este programa se ha atrevido a contar con chicos con pendientes y trenzas.

Sobre estas líneas, la última actuación de dos de los concursantes más populares del programa: Zhang Wei (张炜) y Ge Yusen (歌浴森). Este vídeo ha sido uno de los temas más debatidos en las redes sociales durante toda esta última semana.

A pesar de estas novedades del programa, lo cierto es que cuanto más tiempo pasa, más se parece a otros concursos del mismo estilo. Una vez que ha pasado la selección de los concursantes, el efecto de que los jueces no puedan ver a los cantantes ha desaparecido, y una vez más (como se puede ver en el vídeo de arriba) el maquillaje, la ropa y los movimientos sobre el escenario se han convertido en los protagonistas. Como cualquier otro producto comercial, “La voz de China” también está repleto de momentos emotivos forzados y de espectáculos efectistas que le alejan de esa supuesta naturalidad del principio.

Es por eso que a pesar de su éxito (o precisamente por eso) el programa se ha visto en el último mes y medio envuelto en numerosas polémicas. “La voz de China” ha sido acusado de “crear” personajes en el escenario para ganar más audiencia; de arrebatar concursantes a otros programas; de haber hecho una selección a la carta de los cantantes más mediáticos; o de estar repleto de concursantes que ya han aparecido en otros programas.

Por suerte para los espectadores, la prohibición el año pasado del concurso de música “Happy Girl” (heredero de “Supergirl”) y las recientes limitaciones a las cadenas para que no emitan demasiados programas de entretenimiento (sólo dos a la semana de 90 minutos), no han acabado con el entretenimiento en la televisión china. Si en el 2010 los programas para encontrar pareja se convirtieron en moda nacional, este verano de 2012 promete mantener el entretenimiento musical en las parrillas chinas durante mucho tiempo.

Fuentes

• Netease: Entrevista con el director de comunicación del programa

Entrada en Baidu Baike

• Aquí podéis ver el primer programa completo / Y aquí el resto de programas

• Cifras de visitas en Youku

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Un nuevo concurso de música arrasa en la televisión china, 4.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 Comments

  1. alejandro

    En España tenemos nuestro “voice of Spain”
    http://www.telecinco.es/lavoz/La_Voz-Bisbal-Rosario-Melendi-Malu_0_1601840248.html
    Cuando vi el anuncio me dio vergüenza ajena. Ahora me doy cuenta que en China se lleva haciendo esto tiempo y que ha perdido la razón de ser que tenía.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario