América Latina y China

La “falsa noticia” en la relación China – Brasil

Cuando el pasado 4 de julio abrí el sitio web del Want China Times y leí “Wuhan Iron and Steel abandons Brazil plant project”, realmente me sorprendió. No era para nada el resultado que esperaba de la reciente visita del primer ministro Wen Jiabao: ¿China abandonaba su más importante inversión en Brasil? Unos días antes yo había especulado en ZaiChina sobre el conflicto entre ambos países por el mineral de hierro, pero no me imaginaba que iba a llegar a tanto y suponía que el “abuelito Wen” iría a resolver las diferencias. Cuando vi que la noticia aparecía en Reuters empecé a cuestionarme la estabilidad emocional de la economía global. Pero no, se trató de una falsa alarma. Unas horas más tarde la Wuhan Iron and Steel salía a decir que su inversión por 5.000 millones de dólares en el Superpuerto de Açú se mantenía sin modificaciones.

Primero pensé: esto me pasa por leer el diario de Taiwán. Pero la noticia venía de lo que se conoce en inglés como el 21 Century Business Herald (21世纪经济报道) de Guangdong, que vende unos 700.000 ejemplares por día. De dónde salió y por qué apareció es un misterio. 72 horas después aún no ha habido ningún tipo de aclaración y solamente tenemos una “falsa noticia”. Sin embargo, está claro que no fue un “rumor” que creció como una bola de nieve. El artículo da una serie de argumentos que justifican la decisión de Wuhan Iron and Steel, que lleva tres años trabajando en su planta de Brasil, la cual estaría lista para fines de 2012. Las razones serían problemas de logística, menor demanda y baja calidad del mineral de hierro brasileño, “según una fuente familiarizada con el proyecto”.

Con relación a los “problemas de logística”, al parecer la construcción de una línea férrea de 300 kilómetros que va desde la mina hasta el puerto, costaría más de lo inicialmente planeado. Con relación a la menor demanda, esto está sucediendo actualmente en Brasil, donde Wuhan es socia de MMX, una de las empresas de Eike Batista, quien en pocos días pasó de ser el hombre más rico de Brasil al tercer puesto debido a una brusca caída de las acciones de algunas de sus empresas.

Pero tal vez lo que más preocupa a Wuhan Iron and Steel sea que una planta de desbaste de acero que la empresa Vale do Rio Doce tiene en sociedad con la alemana ThyssenKrupp -una de las plantas siderúrgicas más modernas del mundo-, está dando unas pérdidas de 1.300 millones de dólares. Y probablemente la intención de abandonar el proyecto del Superpuerto de Açu no haya estado relacionada con la batalla que ambos países libran por el control del mercado del mineral de hierro. Pero la contramarcha –una decisión que seguramente brotó del corazón mismo del gobierno chino- sí está relacionada con la asociación estratégica que construyen ambos países.

Tratando de averiguar más sobre el tema, me encontré con otras noticias relacionadas aparecidas en estos días. Una de ellas fue la pérdida de miles de millones de dólares que sufrieron las acciones de Eike Batista (quien hasta entonces estaba octavo entre las fortunas mundiales y quien –de concretarse la salida de Wuhan Iron and Steel- podría quedar en la ruina). Otra, es el nuevo proyecto de la siderúrgica que ocupa el cuarto lugar entre las empresas chinas del sector: el servicio de pizzas a domicilio.

No; no es un chiste. Apareció al día siguiente, también en el Want China Times, y replica una información del 21st Century Businees Herald. Sí, la Wuhan Iron and Steel ha abierto un centro de servicios en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, que ofrece una amplia gama de servicios para el hogar, entre ellos el reparto de comida. Un vocero de la empresa explicó sencillamente que están usando “las facilidades existentes, en cuanto a staff y capacidad operativa en un esfuerzo por lograr mayores beneficios”. Las actividades no relacionadas con el hierro de la Wuhan Iron and Steel le procuran casi el 30% de los beneficios totales, que el año pasado fueron de más 1.000 millones de dólares.

La tercera noticia tiene que ver con la estadía de Wen Jiabao en Brasil y es el acuerdo por el cual Brasil reemplazará el dólar por el yuan en sus compras a China. Ambos gobiernos firmaron un acuerdo mediante el cual el Banco de China aportará el equivalente a 30.000 millones de dólares para un swap (acuerdo mediante el cual el banco deposita el dinero en China y se va descontando de las compras que realiza Brasil). En 2011 Brasil compró a China por más de 40.000 millones de dólares. Este acuerdo es hasta ahora la noticia más importante que produjo la visita de Wen al gigante sudamericano y se enmarca dentro del plan global del gobierno chino de ir reemplazando el dólar por el yuan en las compras de sus principales socios comerciales.

Lee el resto de artículos escritos por Yuri Doudchitzky sobre las relaciones entre China y América Latina y entre China y Brasil.

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Yuri Doudchitzky

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario