Política

Diez años de la muerte del padre de Xi Jinping

El pasado 24 de mayo se cumplieron 10 años de la muerte de Xi Zhongxun, el padre de Xi Jinping, este último llamado a convertirse en unos meses en el próximo Presidente de China. Su padre, nacido en 1913, está considerado como uno de los héroes de la revolución comunista y forma parte de los conocidos como Ocho Inmortales del Partido Comunista. En vista de la importancia que su hijo puede tomar a finales de 2012, y aprovechando los 10 años de su muerte, la revista Blog Weekly (博客天下) se preguntaba a finales de mayo cuál es la herencia que ha dejado su padre, Xi Zhongxun:

Portada de la revista Blog Weekly (25 de mayo de 2012). Junto a la imagen de Xi Zhongxun se puede leer: "Diez años de su muerte. El legado de Xi Zhongxun".
Portada de la revista Blog Weekly (25 de mayo de 2012). Junto a la imagen de Xi Zhongxun se puede leer: "Diez años de su muerte. El legado de Xi Zhongxun".

El aniversario también ha sido recogido por Sohu News, una de las páginas de información más visitadas de China, que elaboró un especial donde se pueden consultar todas las noticias publicadas sobre Xi Zhongxun y muchas de sus antiguas fotos.

Imagen elegida por Sohu para su especial sobre los 10 años de la muerte de Xi Zhongxun. La frase de arriba, entre comillas, dice: "Durante toda mi vida no he cometido ningún error ´izquierdista´"
Imagen elegida por Sohu para su especial sobre los 10 años de la muerte de Xi Zhongxun. La frase de arriba, entre comillas, dice: "Durante toda mi vida no he cometido ningún error ´izquierdista´"

 

La vida del padre de Xi Jinping se podría resumir en tres etapas que se corresponden con la historia de China. Primero, Xi Zhongxun es recordado por su aportación a la revolución comunista, ayudando en la creación de guerrillas en el norte de China, en la coordinación de Yan´an y en las guerras contra Japón y el Kuomintang. En segundo lugar, tras la fundación de la República Popular de China en 1949, Xi Zhongxun trabajó en puestos de responsabilidad dentro del nuevo gobierno comunista. Esta época maoísta, sin embargo, fue la más dura para Xi Zhongxun: atacado en las distintas batallas políticas de la época, se pasó 16 años en el ostracismo político, expulsado del gobierno desde 1962, condenado a penas de cárcel y humillado y torturado durante la Revolución Cultural. Su tercera etapa es a la que la revista Blog Weekly presta más atencion: en 1975, como muchos antiguos políticos de la época (entre ellos Deng Xiaoping), es rehabilitado y vuelve a la primera línea política.

De hecho, en cierto sentido Blog Weekly se olvida de su pasado revolucionario para centrarse en los últimos y reformistas años de su carrera. En 1978, apoyado por Deng Xiaoping y Ye Jianying (otro de los históricos del Partido), fue enviado como segundo secretario del Partido a la provincia de Guangdong, de la cual sería el máximo responsable poco tiempo después. Era una época de confusión y recuerdo de los traumas provocados por la Revolución Cultural. Si dentro del Partido no había unanimidad a la hora de avanzar hacia políticas económicas más liberales, Xi Zhongxun fue (o al menos así le presenta la revista) uno de los firmes defensores de las políticas impulsadas por Deng Xiaoping.

Según la revista Blog Weekly, después de 16 años en el ostracismo político, Xi Zhongxun quería “recuperar el tiempo perdido”. Fue así como el padre de Xi Jinping se convirtió en una de las figuras clave en el apoyo de nuevos experimentos económicos, con Guangdong como el primer laboratorio del país. Su rol parece haber sido muy importante en la creación de las primeras zonas económicas especiales en Shenzhen, Zhuhai y Shantou. Aunque había mucha gente dentro del Partido que no estaba de acuerdo, Xi Zhongxun consiguió el apoyo de las autoridades centrales para que Guangdong pudiera contar con mayor margen de maniobra e implementar sus propias políticas económicas. Esos años en el sur de China hacen que Xi Zhongxun sea visto como un político pragmático que ayudó a poner fin al maoísmo y a entrar en la nueva era de desarrollo económico impulsada por Deng Xiaoping.

Xi Zhongxun (de negro en el centro) realiza una inspección a los pueblos de Guangong. A la izquierda se puede ver a Yang Shangkun, otra de las viejas glorias del Partido, rehabilitado a finales de los 70 y Presidente de China entre 1988 y 1993.
Xi Zhongxun (de negro en el centro) realiza una inspección a los pueblos de Guangong. A la izquierda se puede ver a Yang Shangkun, otra de las viejas glorias del Partido, rehabilitado a finales de los 70 y Presidente de China entre 1988 y 1993.

 

Si su padre cumplió este rol tan importante en Guangdong, Xi Jinping también ha ocupado importantes cargos en otras de las provincias más desarrolladas del sureste del país. Aunque también ha servido en provincias más pobres (Shaanxi y Hebei), Xi Jinping ascendió a lo más alto del Partido después de trabajar en los gobiernos de Fujian, Zhejiang y Shanghai. Si su padre apoyó el primer salto a una economía de mercado en los 80, Xi Jinping continuó su labor a partir de los 90 en las regiones más ricas de China.

Durante sus años en Guangdong, Xi Zhongxun se enfrentó al problema de la huida de cientos de miles de cantoneses hacia Hong-Kong. Aunque estas migraciones se habían producido desde hacía décadas, a finales de los 70 las diferencias entre la China continental y la entonces colonia británica eran tan grandes que muchos no dudaban en arriesgar su vida en busca de una vida mejor. Al contrario que otros políticos más conservadores, Xi Zhongxun decidió no criminalizar estos comportamientos sino reconocer que si la gente se iba al supuesto “infierno capitalista” era porque no gozaban de oportunidades en el “paraíso comunista”. Su política se centró en mejorar la situación en la China continental para evitar esas migraciones masivas.

Como suele pasar en estos casos, la revista Blog Weekly destaca el compromiso de Xi Zhongxun con los más necesitados y su cercanía con el pueblo. En la propia portada, la revista ya comienza así: “Advirtió a su hijo Xi Jinping: ´No importa lo alto que seas como político, siempre tienes que pensar firmemente en la gente de a pie´”. Otra de las frases que se destaca, ya en páginas interiores, también intenta presentarle como un hombre con los pies en el suelo: “si no tienes sentimientos por la gente de a pie, ¿cómo se te puede llamar cuadro del Partido?”. A este retrato oficial muy positivo se añade que su padre era un humilde campesino que le educó en la modestia y que siempre, incluso en los informes oficiales, huía del vocabulario burocrático para hablar con palabras sencillas y directas.

La familia Xi

En 1944, Xi Zhongxun, quien ya había tenido otra mujer, se casó con Qi Xing (齐心) en una sencilla ceremonia en Yan´an (todavía estaba abierta la guerra contra Japón). En total tuvieron cuatro hijos, dos varones (Xi Jinping y Xi Yuanping, 习远平) y dos hijas (Xi Heping, 习和平, también conocida como Qi Qiaoqiao, 齐桥桥, y Xi Qianping, 习乾平, también llamada Qi Anan, 齐安安). A estos cuatro hijos hay que añadir otro de su anterior matrimonio, Xi Zhengning (习正宁).

Foto de familia de 1975 publicada por Blog Weekly. Arriba a la izquierda está Xi Jinping, junto a él dos de sus hermanos.
Foto de familia de 1975 publicada por Blog Weekly. Arriba a la izquierda está Xi Jinping, junto a él dos de sus hermanos.
La familia Xi al completo. Las tres personas que están sentadas son Xi Zhongxun, su mujer y su hermana, Xi Dongying (习冬英). En la fila de atrás están sus hijos, de izquierda a derecha: Xi Jinping, Qi Anan, Xi Zhengning, Xi Qiaoqiao y Xi Yuanping.
La familia Xi al completo. Las tres personas que están sentadas son Xi Zhongxun, su mujer y su hermana, Xi Dongying (习冬英). En la fila de atrás están sus hijos, de izquierda a derecha: Xi Jinping, Qi Anan, Xi Zhengning, Xi Qiaoqiao y Xi Yuanping.

 

El pequeño Xi Jinping sufrió desde muy pequeño las purgas políticas a las que fue sometido su padre. En 1963, cuando su hijo contaba con tan sólo 10 años, Xi Zhongxun fue enviado a trabajar a Luoyang. En 1968, en medio de la Revolución Cultural, su padre fue encarcelado y un año después Xi Jinping fue enviado a trabajar al condado de Yanchuan, cerca de Yan´an, en la provincia de Shaanxi. Muchos otros como él sufrieron la misma suerte durante esta época en el movimiento conocido como subir a las montañas y bajar al campo. Toda la familia Xi no volvió a reunirse hasta 1972, sufriendo un drama de separación compartido por muchos otros padres e hijos chinos durante esa época.

Esta experiencia traumática de Xi Jinping, cuya educación básica se vio interrumpida por la Revolución Cultural, forma parte del recuerdo colectivo de una gran parte de la quinta generación de políticos chinos, a punto de llegar al poder en China. El propio Bo Xilai, recientemente caído en desgracia, también vivió desde muy pequeño (aunque tiene cuatro años más que Xi) la humillación de su padre a manos de los guardias rojos.

En lo que no hacen mucho hincapié los medios chinos es en la retirada política de Xi Zhongxun, producida en enero de 1987 y que podría considerarse su última y definitiva purga (si bien mucho más “civilizada” que las anteriores). Un mes antes, en diciembre de 1986, se habían producido manifestaciones estudiantiles en varias ciudades del país pidiendo mayores reformas políticas y económicas (por aquí estaba ya Fang Lizhi como uno de los líderes más visibles). Hu Yaobang, entonces Secretario General del Partido Comunista y uno de los políticos más liberales del gobierno (su muerte en 1989 fue precisamente el punto de partida de las manifestaciones estudiantiles de Tiananmen), adoptó frente a los estudiantes una actitud de comprensión y paciencia que enojó a varios de los más antiguos líderes comunistas, entre ellos Bo Yibo (el padre de Bo Xilai), Song Ping, Li Peng o el propio Deng Xiaoping. Xi Zhongxun fue el único que apoyó a Hu Yaobang, y a las pocas semanas ambos eran “castigados” y perdían sus puestos de mayor responsabilidad política.

Todavía sabemos muy poco sobre Xi Jinping y no está muy claro la forma en la que su padre puede haber influido en él. De todos modos, no está de más mirar hacia Xi Zhongxun, un revolucionario durante los 30 y 40 que acabó adoptando el pragmatismo económico a partir de los 70, un camino muy similar al que ha recorrido China.

Nota: en varios medios en inglés se ha afirmado que Xi Zhongxun no estuvo de acuerdo con el uso de la fuerza militar contra los manifestantes en la plaza de Tiananmen en 1989. Ninguna de estas noticias, sin embargo, indica de dónde ha salido esa información, por lo que no sabemos qué es exactamente lo que pensaba el padre de Xi Jinping al respecto. Por su apoyo a Hu Yaobang en 1986 y 1987, sin embargo, sí que podemos imaginar que Xi Zhongxun, al menos en sus últimos años, estaba más cerca de los liberales que de los conservadores dentro del Partido. De hecho, durante cierto tiempo se pensó que esto podría ser un problema para las aspiraciones políticas de su hijo Xi Jinping.

Fuentes

• Blog Weekly: Portada y artículos / 为改革杀一条血路习家的孩子早当家

• Especial de Sohu

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Diez años de la muerte del padre de Xi Jinping, 4.0 out of 5 based on 3 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 Comments

  1. kailing

    Bueno, pues ya empezamos con las hagiografias…

    El problem a no es lo que hacen o dejan de hacer, sino como se piensan.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)
  2. ELENUCHI4

    pone error izquierdista, pone 左。 no 右

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Daniel Méndez

      Gracias! Ya está corregido.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario