Medios

Jesús Sayols: “Todos los medios internacionales publican las mismas noticias sobre China”

Hoy he quedado con Jesús Sayols, doctor en Traducción y Estudios Interculturales de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y parte de Inter Asia, un grupo de investigación centrado en las culturas de Asia Oriental en su contexto internacional. La sorpresa es grata: tengo ante mí a una persona que habla sin tapujos, que no teme debatir sobre una posible compra de Europa por parte de China o criticar la gestión de la información de algunos medios de comunicación. Acaba de publicar un interesante informe trimestral sobre el impacto de China en los medios de comunicación españoles y hoy nos explica qué significan los porcentajes y cifras en los que ha trabajado.

¿Cuál era el objetivo de tu investigación y cómo la has llevado a cabo?

Pues bien, este estudio forma parte de un proyecto mayor del que se encarga el grupo de investigación Inter-Asia. Trata sobre el impacto de China en España y cubre aspectos políticos, culturales y sociales. Dentro de este último aspecto, a mí me interesaba centrarme en la imagen que los medios de comunicación proyectan de China. Pero, claro, estudiar todos los medios de comunicación es una tarea imposible, por lo que me he centrado en la prensa escrita y concretamente en los medios que tienen edición digital, ya que considero que lo virtual tiene más trascendencia que el papel, básicamente porque las noticias sobre China suelen ser cortas y poco profundas, así que pueden ser leídas en una página web.

Entrando ya en el contenido de tu trabajo, ¿se publican cada vez más noticas sobre China?

Se empieza a publicar sobre China a raíz de su importancia a nivel económico. Es verdad que el hecho de que sea comunista también es destacable porque es una rareza en la época actual. Sin embargo, sí que es verdad que se empezó a publicar mucho a finales de los ochenta y a principios de los noventa, que es cuando ocurrieron los hechos de Tiananmen. También se publicó mucho cuando China entró en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y antes y después de los Juegos Olímpicos. Por lo tanto, Occidente siempre se ha hecho eco de cualquier acontecimiento importante en el país. Sin embargo, y esto ya es mi opinión personal, desde que China es una gran potencia mundial, ya no es noticia, ya no es el país que a principios de este siglo empezaba a expandirse.

¿Ya ha pasado el boom de China?

Digamos que se ha estabilizado. Periódicos como La Vanguardia publican diariamente una noticia sobre China, así que el impacto es menor. Las noticias sobre, por ejemplo, las inmolaciones en el Tíbet ya no son tan novedosas.

¿Este continuo flujo de noticias se debe a que hay muchos medios que cuentan con un corresponsal en China y deben justificar su presencia de alguna manera o bien a una importancia que hay que destacar a diario?

En China lo más interesante es que los medios que no tienen corresponsal tienen que fiarse de las agencias de noticias, por lo tanto, ya hay un primer filtro. Esta es la razón por la que yo seleccioné para mi trabajo solo los medios que disponían de un corresponsal en el país, o sea, que tienen una persona que puede ir a contrastar los hechos.

¿Estos corresponsales son capaces de acceder a las noticias en lengua original o tienen que recurrir a traducciones?

No todos hablan chino y los que saben, no todos tienen el nivel como para enterarse de todo.

Entonces, ¿podemos fiarnos cien por cien de una información que ya ha pasado por el filtro de, por ejemplo, el inglés?

Sí, porque no todo es el idioma, y menos para un periodista. Un buen periodista cuenta con todas las competencias necesarias para recibir y contrastar una información. Pongo como ejemplo a Rafael Poch (corresponsal en Pekín del diario La Vanguardia entre 2002 y 2008): no sabe chino y considero, al igual que el prestigioso profesor e investigador de la Universidad de Tsinghua Wang Hui, que ha sido el mejor periodista sobre China si lo comparamos con el resto de corresponsales, no solo con los españoles.

Palabras más utilizadas durante el primer trimestre de 2012 en los periódicos El País, La Vanguardia, El Periódico, El Punt Avui y Ara, según el informe elaborado por Jesús Sayols.

Si la mayoría de los corresponsales leen traducciones, ¿no están entonces bajo la influencia de la primera criba que se ha hecho, es decir, no acceden solo al material traducido?

Sí, además, publican el material que publican todos los demás medios. Todos los medios a nivel internacional publican las mismas noticias, que son las que las agencias chinas consideran relevantes, o quizás se trata de un comunicado que el Gobierno chino ha redactado hablando sobre cierta noticia. De ahí la importancia del corresponsal, porque sólo los medios que lo tengan podrán ofrecer de vez en cuando una noticia de cosecha propia. Esto marca la diferencia con el resto de medios de comunicación.

¿Mantenemos la censura con la que nos llegan las noticias de China?

No, no, nosotros publicamos lo que queremos. Lo que pasa es que publicamos la información que nos pasa el Gobierno chino, que es la que obtienen las agencias internacionales. La única manera de burlar la censura es a través de un corresponsal, como fue el caso del corresponsal de TV3, Sergi Vicente (aquí en Twitter), que fue a Xinjiang junto con otros periodistas y los detuvieron porque, supuestamente, estaban filmando ilegalmente.

No tenemos, entonces, más información que los propios chinos.

No, todo el mundo publica lo mismo, las fuentes son todas las mismas. Por ejemplo, el gobierno redacta un comunicado, lo envía a la agencia de noticias Xinhua y se publica para los chinos, y seleccionan aquella información que el Gobierno chino cree que es de interés para el exterior y la publican en la versión inglesa. Es esta información, la filtrada por el Gobierno y la traducida al inglés, la que utilizan las agencias de noticias que, a su vez, resumen, amplían y posteriormente filtran a todo el mundo. Por lo tanto, la noticia que lees en, digamos, El Mundo, que no tiene corresponsal en China, ya ha sido filtrada como mínimo tres veces.

¿Difunde también el Gobierno chino noticias tan polémicas como el caso de las inmolaciones?

Sí, pero dando su propia versión de los hechos. En el caso de las inmolaciones, dicen que quienes las cometen son terroristas. Las noticias que se publican a nivel internacional no suelen explicar la noticia de esa manera, el corresponsal es más objetivo.

No tenemos, entonces, miedo de ninguna “amenaza amarilla”, no intentamos quedar bien con China.

No, para nada. Además, como indico en mi estudio, los temas principales sobre los que se publican son, principalmente, economía y política, porque China acabará siendo, si no lo es ya, la contrapartida a Estados Unidos. En cambio, en cuanto a derechos humanos hay muy poco publicado.

El tema de Bo Xilai, pese a ser político, se ha tratado poco…

Sí, y cuando se ha hecho, se ha tratado de una forma poco precisa porque este hombre en Occidente era visto como un héroe. Y esta persona ha sido imputada en muchos casos de corrupción y de especulación urbanística. Era un personaje que caía bien a Occidente porque hablaba inglés, era moderno, extrovertido… Suponía un elemento de subversión al actual Gobierno de Pekín y esto a nosotros nos encanta.

A raíz de la crisis económica en España, ¿se está publicando más o menos sobre China? ¿Tenemos tiempo para fijarnos en lo que hacen en China o nos dedicamos más a intentar solventar nuestros propios problemas?

No sé si hay alguna relación, pero sí sé que se ha publicado mucho, y sobre todo se han publicado noticias que generan un cierto optimismo para nosotros, como es el caso de la exportación de Seat a China desde el puerto de Barcelona, noticia muy comentada por los medios catalanes. Hay noticias que parece que digan que China nos salvará de la crisis, pero yo creo que más bien nos comprará. Ya tiene comprada media África, que es una de las pocas zonas en el mundo que faltan por desarrollarse, y les servirá de puerta para entrar en Europa.

Se convertirá en un verdadero “gigante asiático”. De hecho, es una de las palabras que dices en el estudio que aparecen con mucha frecuencia en los medios y que tienden a solemnizar al país. Esto contrasta con muchos medios, sobre todo televisivos, que emiten constantemente imágenes de espectaculares accidentes de tráfico que caricaturizan el país.

Ahí es donde entra en juego la seriedad del medio. Hay prensa seria y prensa que no lo es, que es más bien sensacionalista, como El Periódico.

¿Cuál es la imagen que se nos está dando de China?

La imagen de grandeza perdura, pero las culturas suelen compararse y cuando una cultura tiene un sentimiento de inferioridad tendemos a destacar lo positivo que nosotros tenemos y lo que ellos no. Destacamos los puntos en los que nos creemos superiores. El problema es también que a muchos medios les interesa dar a conocer los sectores más desfavorecidos de China. Nunca he visto ningún reportaje de gente como yo: gente con estudios, con un buen trabajo y un sueldo que les permite pagar una hipoteca, salir a cenar los fines de semana…, es decir, mis amigos chinos.

Influye mucho la inmigración que tenemos aquí, casi todos vienen del mismo pueblo, no tienen estudios, su idioma materno no es el mandarín… Esto no se puede extrapolar a todos los demás millones de chinos que existen.

¿Cómo hay que leer las noticias sobre China?

Lo primero que hay que hacer es olvidar todos los prejuicios. Hay que olvidarse del señor del bazar de la esquina. Fíjate, la gente que sabe un poco, al oír hablar de política china piensa automáticamente en el comunismo y Mao Zedong, que murió en el año 76 y que todavía hoy se menciona tanto como el actual presidente. Es sorprendente. Los medios de comunicación están educando, pero siguen haciendo uso de tópicos. “El gigante asiático”, ¿qué quiere decir?

¿De dónde proviene este término?

Es nuestro, lo acuñaron los medios de comunicación. Pero, ¿con qué otros países asiáticos lo comparas? ¿Con Rusia, o Rusia no es Asia? ¿Con Kazajistán, que es grandioso? No, porque no lo conocemos. ¿Con la India? Pero es que además dices que es “asiático”, ya lo estás connotando, no es solo un calificativo geográfico. Para mucha gente suena a “exótico”… Pero, como éste, existen otros tópicos, el de la “historia milenaria”, por ejemplo. ¿Qué pasa, que en los demás sitios la cultura no es milenaria? Y esto pasa porque comparamos a China con Francia, con España, con estados pequeños homogéneos en cierta medida, no con Europa, y China es como Europa, la miramos con nuestros ojos.

¿Qué crees que se podría mejorar de cara a optimizar y hacer más transparente la información que recibimos?

Se deberían consultar más fuentes de Hong Kong y Taiwán, pero no lo hacemos porque queremos publicar lo mismo que Le Monde y The New York Times. Fuentes como el periódico hongkonés South China Morning Post, aparte de incluir la información difundida por todas las agencias, tratan sobre temas más específicos. Además, no hay que olvidar que China está rodeada por otros países, como Filipinas o Tailandia, que también publican en inglés noticias, sería muy interesante ver qué comentan.

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.7/5 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Jesús Sayols: "Todos los medios internacionales publican las mismas noticias sobre China", 4.7 out of 5 based on 3 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Irene T. Carroggio

Irene T. Carroggio cursa el último año de Traducción e Interpretación en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Comunicación en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Ganadora del accésit del premio de traducción Andreu Febrer de la Universidad de Vic, traduce para Zaichina y Global Asia. Ha realizado cursos de chino en Pekín y Shanghai. [Más artículos de Irene T. Carroggio]

7 Comments

  1. chinochano

    Interesante debate… yo, desde el lado de los periodistas en China, querría decir que esto es como ser político: cuando estás en la oposición (en este caso, cuando no eres periodista) la crítica es sencilla, pero cuando te toca estar en el gobierno (eres periodista) te encuentras una serie de presiones (superiores, lectores, censura, intereses empresariales, políticos, etc…) y limitaciones (presupuesto, tiempo, energía) que te obligan a renunciar a tu versión más auténtica. Dicho de otro modo: es fácil criticar desde la barrera, pero cuando se sale al ruedo, todos darán similares tropezones.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)
    • Alejandro

      Ojalá pudiéramos ver al Antonio de Chino chano en un medio “serio”. Sería brotal.
      Por cierto, citan medios de HK y de TW, pero creo que éstos también tienen cierto sesgo. Creo que como comparación puede servir.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
      • No sé si lo de “brotal” lo dices por mi apellido, que es Broto, pero bueno… Oye que sí estoy a menudo en los medios serios, y a veces la chinochaneidad se hace presente en las noticias, aunque muchas sean serias…

        VA:F [1.9.22_1171]
        Vota
        Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
        VA:F [1.9.22_1171]
        Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Fernando

    Soy mexicano, me agrada la cobertura que los españoles dan sobre China, en Mexico en la sociedad que se vive China sigue siendo un taboo, mito y odiado hasta cierto punto.
    Llevo 1 año en China y las unicas noticias criticas y de buena fuente son los medios españoles. Me impresiona que entre ustedes mismos no existe recelo de compartir otras paginas o blogs. Lastima que en Mexico no exista tanto interes por este pais tan grandioso, he visto decir que en Mexico hay gran interes(por parte de españoles, incluyendo el blog de Chinochano) pero no lo creo, talves tenemos mucha poblacion comparada a otros paises y pueda parecer que existe interes comunal. Puedo casi afirmar que por cada mexicano que esta en China, almenos antes de partir de Mexico, hubieron personas que cuestionaron o simplemente no causo interes. Las preguntas frecuentes son¿A que diablos vas a China!, si en China no hay nada… El mexicano es muy racista con el chino y lo digigo en general. Yo creo que por lo mismo no se logra encontrar informacion veras de periodistas mexicanos, debe de aver, pero el interes de Mexico va y seguira con estados unidos. Mexico sera clave por ser el mayor hispanohablante y el poder que tambien ejerce en estados unidos, debido a su cantidad de mexicanos recidiendo en EUA.. Lastima que la mayoria de los mexicanos no se fije en China. Cuado se fijan es solo por cuestiones de negocios, mas no se dan cuenta fe la importancia e un CHino y el trato que te dan por conocer su idioma o cultura, nuesttro modelo con China no lo veo a largo plazo, quieren comerse el pastel de una sola mordida.

    FElicidades periodistas y blogueros españoles.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Alejandro

      La actual China intentó destruir su cultura milenaria.
      Lo que describes de México en cierta manera pasaba en España hace uno o dos años. Luego la mass media se encargó del resto y ahora ¡súper encantados con ellos!

      VA:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)
  3. Fontaine Claire

    Reuters tiene una excelente infromacion sobre China, ya me hubiera gustado leer este articulo sobre la Revolucion Cultural y Bo Xilai en un diario español. Os aconsejo su lectura si quereis avanzar en vuestros conocimientos de esa epoca de terror, porque no existe otra palabra peor en castellano.
    http://news.yahoo.com/insight-children-maos-wrath-vie-power-china-033223439.html

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Muy interesante artículo. Para mí un corresponsal -y más en China donde las noticias brotan como las setas en otoño- debería actuar como un soldado en plena guerra. Desde la trinchera poco se sabe; y si sales al campo de batalla y mueres (deportación), otro vendrá en tu lugar y tú podrás ser enviado a otro país. El 80% de las noticias que leemos en internet son fusiladas de agencias de noticias internacionales o de la propia EFE. Y eso es dantesco, porque no justifica la presencia de los medios rn el país. Existen noticias propias, no lo dudo, pero el procentaje es ínfimo.
    Mantuve un interesante debate con algunos de los afectados sobre la prohibición de ir al Tíbet a informar. Pero justamente creo que esa prohibición debería ser el acicate para que mañana una manada de periodistas se saltaran la prohibición por el deber de informar a sus lectores y de dar voz a una parte de la población china -los tibetanos- de la que practicamente no sabemos nada.
    Algunos justifican sus actitudes en la crisis y la falta de medios económicos; pero la raza no entiende de bolsillos ni de almohadones.
    El entrevistado sitúa a Rafael Poch como el mejor corresponsal patrio que ha trabajado en China. Yo no pongo en duda su capacidad de trabajo y sus enormes textos-reflexiones, pero sería justo reconocer que el hoy corresponsal en Berlín de La Vanguardia, escribe con un telón de acero entre los ojos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Deja un comentario