Economía

¿Es China un gigante con pies de barro?

En los últimos días, varios especialistas occidentales y orientales han salido a comentar la probabilidad de que China se vea arrastrada por la actual crisis europea. Si Grecia sale del euro y España sigue deslizándose hacia la debacle de la banca –como parece que va a suceder-, la tasa de crecimiento china podría descender a niveles inferiores al 7%, lo que pondría en riesgo la tan mentada estabilidad social.

A aquellos que en los últimos años hemos seguido el espectacular crecimiento de China nos cuesta creer la posibilidad de una debacle en el Reino del Centro, pero Stephen Roach, Moody´s, The Economic Observer, JP Morgan y Yu Yongding, presidente del Instituto de Economía Mundial de la Academia de Ciencias, tienen sólidos argumentos para justificar su preocupación.

Los últimos indicadores económicos han mostrado un descenso tanto de las exportaciones como de las importaciones chinas. Esto ha generado una disminución del crecimiento del Producto Interno Bruto, que se ubica aún por encima del 8%, lo que constituye una noticia positiva, ya que según el primer ministro Wen, el país debería crecer un 7,5% anual. Podría considerarse que la situación está bajo control porque China tiene una batería de herramientas para combatir la desestabilización de la economía. Pero su suerte podría depender en último caso del destino de Europa, su principal socio comercial.

En Europa ya se da por descontada la salida de Grecia del Euro y la pregunta ahora es “cuándo”. Las últimas noticias que llegan desde España son francamente desalentadoras y podrían arrastrar a Italia y luego al resto de la eurozona. Las autoridades chinas temen que dentro de unos meses pueda extenderse por el país una epidemia de cierre de fábricas que traiga consigo un peligroso aumento del desempleo. Es bien sabido que China cuenta con una fuerza laboral de 800 millones de personas y necesita crecer más de un 7% para sostener los 10 millones de personas que se incorporan cada año al mercado laboral.

Al menos las autoridades chinas están prevenidas. El semanal The Economic Observer (经济观察报) informaba recientemente de que el Consejo de Estado anunció el 23 de mayo su intención de estimular la economía interna. Con este objetivo está preparando la aprobación rápida de unos 70 proyectos desarrollados por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC). Además, antes del 5 de junio se darán a conocer una serie de desregulaciones para atraer la inversión privada.

Dentro de la noticia, aparecen una serie de datos negativos sobre la economía nacional con respecto al mes de marzo que justificarían la rápida reacción del gobierno. Algunas de las medidas implican la inversión de 10.000 millones de dólares para la construcción de viviendas sociales, subsidios a la industria de energías limpias, exenciones impositivas para las pequeñas y medianas empresa y ayudas al consumo (televisores, heladeras, etc.). Al final de la nota, Chen Dongqi, de la NDRC, opinaba que el riesgo de una crisis económica está creciendo y que el PIB chino podría caer por debajo del 7% si no se llevan a cabo estas medidas.

El 25 de mayo, el británico The Telegraph afirmaba que “los temores de que China no pueda cumplir sus metas respecto a los préstamos bancarios por primera vez en siete años ha aumentado la ansiedad sobre una caída en la economía para el segundo semestre”. Al caer la demanda de préstamos cae la confianza en la economía, en un efecto que se retroalimenta, y esto presiona al Gobierno a lanzar un paquete de ayudas.

A pesar de los indicios, Xinhua negaba el pasado martes que el Gobierno estuviera pensando en un masivo estímulo a la economía como el del 2008. Casi al mismo tiempo, The Economic Observer difundía las medidas de estímulo anunciadas por el Consejo de Estado. Aunque es cierto que lo anunciado hasta ahora sería inferior a la mitad del dinero lanzado al mercado en 2008, este tipo de contradicciones (que se dan rara vez en China) son una muestra de incertidumbre y nerviosismo. Y lo peor de la crisis europea está por venir, por lo que obviamente el monto del paquete de estímulos aumentará considerablemente hacia el segundo semestre.

El director del Instituto de Economía Mundial de la Academia de Ciencias de China, Yu Yongding, escribe que Europa no ve la salida al final del túnel y que el presidente de la Comisión Europea admitió que no hay Plan B. Es por eso que Yu advierte a China de la necesidad de pensar ya un Plan B. Los funcionarios chinos deben quitarse de la cabeza que el país será inmune a una salida de Grecia del euro. Si esto sucede (lo que ya es casi un hecho) los riesgos para el mercado podrían ser aún mayores que los que siguieron a la caída de Lehman Brothers en 2008. Según Yu, los decepcionantes datos sobre crecimiento del primer cuatrimestre han hecho pensar dos veces a los inversionistas extranjeros sobre la conveniencia de dejar su dinero en China. Yu Yongding recomienda a China trabajar junto con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar financieramente a Europa. Cree que el plan de austeridad, sin políticas de incentivo al crecimiento, es un camino sin salida para la eurozona.

Stephen Roach, ex jefe de Morgan Stanley Asia, comenta que Asia salió bien parada de la crisis estadounidense de 2008, pero esta vez los lazos financieros y comerciales del lejano oriente con Europa ponen a China y a sus vecinos en una posición sumamente vulnerable. Según Roach, el Banco de Desarrollo de Asia estima que Europa aporta el 9% del crédito asiático. Y en 2010 el 20% de las exportaciones chinas fueron a Europa. De aquí es fácil deducir que una profundización de la crisis europea provocaría un aumento dramático del desempleo en China.

A esta situación de zozobra económica se suma la incertidumbre política. El caso Bo Xilai (que el Partido absurdamente pretende seguir calificando como un caso policial) sigue haciendo temblar al Politburó que se prepara para el cambio de gobierno de los próximos meses. China logró un gran triunfo el año pasado al controlar el crecimiento de la inflación, pero aún debe enfrentar grandes riesgos económicos como el de la burbuja inmobiliaria y las deudas provinciales y de las grandes corporaciones que salieron a conquistar el mercado mundial a partir de los planes de estímulo lanzados en 2008. Los riesgos sociales tampoco deberían ser subestimados. La población está cada vez más harta de la prepotencia de los jefes locales y la gran vida que se dan los jerarcas del Partido, mientras el aumento del precio de la gasolina y de los alimentos destruye cada vez más el poder adquisitivo de los ciudadanos.

El Gobierno tiene claro que para mantener la estabilidad sólo hace falta tener el mercado en movimiento. Tiene inmensas reservas monetarias que le permiten ir dosificando el combustible cuando la velocidad empieza a bajar. Pero si el 20% de las exportaciones van a Europa y Europa se derrumba, nadie sabe qué puede pasar.

Y nadie querrá pensar qué va a pasar con las economías de regiones como África y América del Sur si los peores pronósticos se cumplen.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.8/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)
¿Es China un gigante con pies de barro?, 3.8 out of 5 based on 4 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Yuri Doudchitzky

El autor no ha proporcionado ninguna información.

4 Comments

  1. America del sur se va a fregar. Sobre todo paises que dependen tanto de la exportacion de commodities y bienes no renovables como Venezuela, Brasil y Argentina… China ya no va a estar tan dadivosa con estos paises dando dolares a diestra y siniestra cuando sienta que la crisis le ha tocado las puertas.

    Aunque el timing le llega perfecto a los lideres venezolanos. Los efectos alla se van a empezar a sentir justo despues de las elecciones de octubre cuando Chavez (presumiblemente y si no muere antes) se reelija como presidente.
    En el peor de los casos, Chavez recupera su salud y si se reelige… No creo que dure mas de dos an~os en el poder con el petroleo a menos de 50 dolares el barril.
    No la tendra facil Chavez. Lo unico que lo podria salvar seria que estallara la guerra en Iran. Seria la unica manera de sostener el petroleo por encima de los 100 dolares el barril asi como le gusta a los Boliburgueses.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 1.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: -1 (from 1 vote)
  2. Daniel

    Es probable que a China se le vayan a complicar las cosas, pero creo que si reacciona moderadamente bien, sus grandes reservas le pueden servir de colchón. De todas formas, quizá incluso les venga bien, ya que se verán obligados a centrarse más en el consumo interno, que a la larga es lo que les servirá (la exportación de bienes de consumo baratos no puede durar siempre…).

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  3. a corto plazo es un analisis muy acertado. china esta en plena transicion economica, y una crisis entremedias genera cierta preocupacion.

    hace meses, no obstante, pude plantear una tesis q me parece interesante compartir en estos tiempos inciertos: “china ha alcanzado un estadio de desarollo económico que hace imposible seguir creciendo a tasas del diez por ciento. alguien imagina que eeuu creciera un diez por ciento cada anho? pues con china, en el medio plazo, debemos utilizar la misma optica. y un menor crecimiento aqui, lejos de ser una mala noticia, sera lo mas saludable para la economia mundial”.

    si puede ser util para enriquecer el debate, invito a descargar desde http://www.bolsasasiaticas.com este documento http://www.asiared.com/es/downloads2/m2-alberto-lebron.pdf

    saludos a todos los amigos de zaichina 😉

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Yuri

    Recomiendo leer el artículo de Minxin Pei (en inglés) en The Diplomat
    http://the-diplomat.com/2012/05/30/chinas-economy-seizure-or-cancer/2/. La última frase dice: “rebaja de impuestos, desregulación, privatización y un gran fondo para servicios sociales puede ayudar a aumentar el consumo doméstico y promover el crecimiento. La otra opción -repetir el paquete de estímulos del 2009- convertirá el cáncer económico chino en una enfermedad incurable”.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario