Internet, Medios

Antonio Broto: “El éxito de Chinochano está en que escribo para divertirme”

Al margen de las noticias y los grandes medios, hace años que para mucha gente la mejor forma de acercarse a China es visitar Chinochano, el más famoso y exitoso blog en español sobre el gigante asiático. Sus historias personales, sus mapas, sus anécdotas y su sentido del humor han acompañado a miles de personas que han conectado con este aragonés que no ha dejado de cosechar premios: en 2006 fueron el Blasillo de Huesca y el Premio 20 minutos, mientras que este mes se ha alzado con el más internacional BOBs.

Aprovechando su último galardón, hemos hablado largo y tendido con Antonio Broto, quien nos ha contado cómo empezó el blog, de dónde saca tiempo para escribirlo y cuál es la clave de su éxito. Como hace más de diez años que trabaja para la Agencia EFE en Pekín, también hemos conseguido que se ponga serio y nos cuente algo sobre la información que se genera sobre China en español. Cansado de la politización en torno al gigante asiático, Antonio Broto defiende una desdramatización de China, noticias diferentes y un conocimiento más profundo de este país a través de la experiencia cotidiana. Frente a “muchos periodistas que vienen aquí a cubrir la caída del régimen comunista”, el autor de Chinochano defiende un periodismo más neutral y menos intervencionista.

[Esta entrevista forma parte de la serie Corresponsales en China]

También puedes ver el vídeo en Youtube. Y si estás en China, lo tienes en Tudou.

Enhorabuena por otro nuevo premio para Chinochano. Este es un buen momento para recordar los orígenes. ¿Cómo surgió la idea de escribir el blog?

Cuando yo llegué a China todo me llamaba mucho la atención y cada semana o así le mandaba un correo electrónico de cuatro páginas a mi familia en el que le contaba anécdotas graciosas. De esta forma se me fue poniendo un tono así como didáctico-lúdico que luego me ha servido mucho para el blog. Esto era en el año 2001. Por aquel entonces cogí esa costumbre: todo lo que me llamaba la atención, lo anecdótico, lo apuntaba para después poder escribir un correo lo más entretenido posible.

Varios años después, en el 2005 más o menos, empecé a enterarme de la existencia de los blogs. En una ocasión tuve que hacer un reportaje sobre el programa de televisión chino Supergirls, y fue entonces cuando los primeros blogs me empezaron a llamar la atención. No encontraba mucha información en la prensa china, pero me encontré blogs como ESWN, Danwei, Sinosplice… y la verdad es que informaban de una forma muy entretenida sobre temas que no trataban ni la prensa occidental ni la china.

La verdad es que para aquel reportaje me funcionaron de maravilla. Así que me dije, esto de los blogs es fantástico, es finalmente la tercera vía. ¡Por fin, por fin! Yo la verdad es que estaba un poco harto del tono de la prensa occidental y del tono de la prensa china, así que me pareció una fantástica idea y me dije: “bueno, pues voy yo también a probar suerte”. Así que lo único que tuve que hacer fue hacer más cortos los correos que le mandaba a mi familia y publicarlos en el blog. Así fue como surgió la idea.

Has conseguido un éxito muy importante no solo de la crítica, con todos esos premios, sino también del público, que deja muchísimos comentarios y te sigue fielmente. ¿Cuál crees que es la clave del éxito de Chinochano?

Yo creo que el éxito está en que el que lo hace lo disfruta haciéndolo; escribe para divertirse y yo creo que así divierte a los demás. De momento hay inspiración, hay muchas ideas porque China las da, China tiene muchas cosas que contar. Yo soy simplemente un canal para contar esas cosas. Supongo que también esta retranca aragonesa que tengo funciona bastante bien para los lectores, para gustar a la gente. Y, no sé, también un poco de suerte, me imagino.

De todos estos años, ¿hay algún post del que estés especialmente orgulloso?

Pues uno de ellos es el que he publicado esta semana: estoy bastante orgulloso de ese vídeo musical en la Gran Muralla. La verdad es que me lo he pasado muy bien haciéndolo y lo voy a poner en mi sección de favoritos a menos que todos los comentaristas me digan que estoy horroroso y que lo borre.

También me gusta mucho el del Risk, que es el único post que ha hecho portada en Menéame. Y eso que lo meneé yo, pero la verdad es que tuvo bastante éxito. Es como una ironía de todas estas noticias en las que la prensa estadounidense dice que China nos va a invadir, que la amenaza amarilla se acerca… pues dije, bueno, de acuerdo, vamos a hacer que China conquiste el mundo como si fuera un tablero de Risk. Creo que me salió bastante bien y es uno de los pocos usos que he hecho del juego del Risk que me regalaron cuando me vine aquí.

También me gusta mucho el mapa de las cervezas de China, el birrograma. Fue el primer mapa que hice para el blog. Me encanta mucho la cartografía recreativa, hacer mapas jugando un poco con las banderas, la geografía… y ese fue el primero de una larga serie. Incluso hay una categoría que se llama China en mapas en mi blog que es una de mis categorías favoritas.

En los últimos tiempos hemos visto como has pasado del mundo escrito al mundo de la canción.

Yo es que soy un músico frustrado. De pequeño cantaba en el coro de la catedral de Huesca. Estudié acordeón. Soy un músico además bastante hortera, mi formación musical es terrible. Pero mi sueño siempre fue dedicarme (aunque fuera de forma amateur) a la música. Puede que no tenga ni la voz ni las manos para hacerlo, pero es como mi vocación frustrada. Me lo paso pipa en los karaokes y la verdad es que en el blog he cantado muy poco para lo que me gusta.

He cantado una versión de “Pongamos que hablo de Madrid”, que se titula “Pongamos que hablo de Pekín”. Además, Madrid y Pekín son mis ciudades favoritas, así que me encanta haber unido ambas ideas.

También lo puedes ver en Tudou

También está “Un queso y un jamón”, que refleja mucho lo que está pasando ahora, que nos tenemos que ir a China, porque España está muy mal… no sé si todavía es un runrún de la gente más que verdad, pero mucha gente piensa así. Es un poco como aquello de los años 60 que la gente se iba a Alemania o a América, pues ahora está empezando a irse a China. Quise homenajear a toda esa gente con Nino Bravo, que es un gran cantante.

Mucha gente se pregunta de donde sacas tiempo para hacer todo esto. No solo a corto plazo, sino durante tantos años. ¿De dónde sale la motivación?

Bueno, hay épocas en las que he sido un poco ermitaño, que no he salido mucho. Por ejemplo, cuando empecé tenía una novia, y entonces no salía tanto, era un poco más casero. Así que fue ahí cuando hacía un post al día. Luego hubo otra época en la que estaba soltero, y ya pues espacié la cosa para salir más y tener un poco más de vida social.

Antonio Broto, en el centro de Pekín. Su chaqueta es un pequeño homenaje al segundo clasificado en los premios BOBs, el venezolano "El Chigüire Bipolar".
Antonio Broto, en el centro de Pekín. Su chaqueta es un pequeño homenaje al segundo clasificado en los premios BOBs, el venezolano "El Chigüire Bipolar".
Chinochano te ha hecho muy famoso. Imagino que todas las semanas la gente te escribe, te consulta dudas sobre China… ¿Se te ha abierto alguna oportunidad profesional a partir del blog? ¿Qué de bueno te ha traído Chinochano?

A ver, quizá entre el pequeño mundo, pequeñísimo mundo de gente interesada en China, que son sinólogos, gente que vive aquí, padres de niñas chinas (que son un importantísimo porcentaje de mis lectores)… en ese mundo, pues a lo mejor sí que me puedo considerar conocido. Aunque yo no diría que soy famoso, porque mi nombre casi nunca lo pongo en el blog, no pongo fotos mías… así que no me considero conocido.

¿Ninguna empresa ha intentado ficharte después del éxito de Chinochano?

Ha habido alguna oferta, sí, pero muchas de ellas las he tenido que rechazar porque yo ya tengo un trabajo que más o menos me pide una exclusividad y una fidelidad. Además, tampoco tengo mucho tiempo para hacer varias cosas. Fui colaborador de la revista Man, donde hice una columnita durante un par de años, que salió gracias al blog… Se me ofreció escribir un blog para El País, pero eso sí que no lo pude hacer. Algún libro se me ha ofrecido, pero todo así muy en el aire. Son cosas para las que además ahora no tengo tiempo, especialmente desde el 2008, cuando me convertí un poco en el veterano de la Agencia EFE en China y no sólo tengo que trabajar sino que también tengo que coordinar un poco al resto.

¿Nunca has pensado en conseguir ingresos a través del blog?

Pues no, porque entonces se convertiría en un trabajo y no quiero que sea un trabajo, es un hobby. Además, ya trabajo en la Agencia EFE, con un sueldo, y más o menos tengo un contrato de exclusividad. Así que no quiero morder la mano que me da de comer y quiero mantener Chinochano como una cosa sin ánimo de lucro.

Hace poco respondiste en tu blog a algunas críticas que dicen que Chinochano es muy divertido pero poco serio y muy superficial. Supongo que es una crítica que te han hecho muchas veces y por eso tuviste que salir a la palestra a responder.

Sí, me critican porque no trato cosas de derechos humanos, porque no hablo de los disidentes, porque el blog es  superficial… Pero vamos, como ya dije en el blog, las cosas serias las trato en mi trabajo. Yo no cobro por el blog, es mi ocio. Para mí Chinochano es un hobby, y en un hobby uno hace lo que quiere, no lo que le haga sufrir. A mí me divierte hablar de cosas cotidianas, tratar con humor la actualidad… y eso es lo que hago. Eso no significa que no me importen los derechos humanos o los disidentes, pero es que hay otros lugares donde se les presta mucha atención y mucho mejor de lo que yo lo haría. No sé qué podría hacer yo. ¿Repetir los comunicados de Amnestía Internacional? Para mí no tiene sentido.

Otros te critican diciendo que eres pro-chino, que justificas demasiado determinadas decisiones del gobierno chino.

La división entre pro-chinos y anti-chinos es un maniqueísmo muy típico de España, donde la gente o es de derechas o es de izquierdas, o es facha o es roja. Si no eres exactamente igual que el que está delante, pues te ponen una etiqueta. Tuve mi época a lo mejor de mayor defensa de China en el año 2008, cuando salió todo esto del boicot a los Juegos Olímpicos, que a mí no me pareció bien. Yo no quería que se politizaran los Juegos Olímpicos, porque me parecían una buena oportunidad para que China y otros países estuvieran juntos, colaboraran y a lo mejor China podría contagiarse un poco de algunas cosas buenas de Occidente y viceversa. Creo que los Juegos Olímpicos fueron una oportunidad perdida y se debió un poco a todo eso: por todas esas  llamadas al boicot y por politizar todos los temas que hubo entonces: que si el terremoto de Sichuan, las revueltas del Tíbet, el caso de la leche… todo se politizó excesivamente y fue un año en el que se puso todo demasiado al límite.

El ambiente que hay ahora es un poco resultado de todo aquello. En aquella ocasión lo único que quería decir es que había que comprender a todas las partes, que no había que satanizar a China, que no había que destrozar la fiesta olímpica… todo eso. Y ahí, pues puede que fuera un poco más pro-chino (pero pro-país chino, no pro-gobierno chino) que en otras ocasiones. Luego ya me he moderado bastante y no creo que me meta mucho en estos temas.

Tú que has vivido más de diez años en China y has trabajado como periodista, ¿ha mejorado algo la calidad de la información en español sobre China?

Te reconozco que no leo mucho la prensa española porque leo antes la prensa china y la prensa anglosajona, que llegan antes. Así que muy pocas veces leo a mis compañeros porque no me da tiempo. Estamos haciendo lo mismo más o menos a la misma hora y, bueno, no te puedo decir.

A mí personamente me gustaba mucho como escribía Rafael Poch, porque creo que pensamos un poco parecido. Quizá él es todavía más “pro-chino” entre comillas de lo que sería yo. Y además me gustaba porque contaba algo diferente al resto. Muchas veces todos los medios cuentan lo mismo: en español, en francés y en inglés. Te da igual cuál leas. Todos van por el mismo sitio. Rafael Poch por lo menos se salía un poco de la línea general. A mí siempre me gusta esa gente que va en medio, que toma cosas de los dos sitios e intenta ponerse en la piel de los dos bandos [Occidente y China].

Acabas de mencionar el tema de que todos los medios publican lo mismo y también la gran influencia que tienen los medios anglosajones. ¿Quién marca la agenda informativa de lo que se publica sobre China?

En general, yo creo que sigue habiendo un dominio de las tres grandes agencias, que son France Press, AP y Reuters. Son las primeras que informan de muchos temas. También EFE es de las primeras que informa sobre muchos temas, pero ellos al escribir en inglés llegan mucho más. Esas tres agencias siguen dominando la información mundial. Lo han hecho durante décadas y yo creo que el 70-80% de la información que siguen los medios ha sido empezada por ellas.

Entonces, sí, sigue habiendo una excesiva dependencia de ellas, que dos son anglosajonas y una es francesa. Y hay también poca originalidad de la gente, de muchos periodistas. Deberían decir: “vale, esa historia ya la están contando los agencias, yo voy a tratar otro tema diferente aunque no sea tan polémico, aunque no vaya a cambiar la sociedad china”… no sé, hacer algo diferente.

Pero bueno, yo creo que parte de la culpa de eso no la tienen los periodistas que están aquí, sino los directores de los periódicos, los editores de los lugares de donde tú eres… o sea, la visión de la gente que no está en China, que sigue todavía moviéndose mucho en tópicos y en clichés que a veces les imponen a los que están aquí, a los que en ocasiones les gustaría contar otra cosa pero que no pueden porque les siguen demandando lo que están viendo a lo mejor en las tres grandes agencias.

Yo, por ejemplo, en la agencia EFE siempre he sido mucho de llevar la contraria y de tratar otros temas. ¿Qué hago yo mucho? Hago muchas curiosidades, hago temas de cultura, muchas cosas sociales… no sé… Vale, no voy a ganar un Pulitzer con eso, pero por lo menos intento que varíe un poco la información. Muchas noticias que lees en la prensa de EFE y que son graciosas sobre China, a lo mejor vienen de mí, porque me quiero salir un poco del camino. A veces hay que salirse del rebaño.

En tu blog has escrito en más de una ocasión que los medios occidentales ofrecen una imagen incompleta de China. ¿Qué quieres decir exactamente?

Eso que digo no significa que los medios de comunicación lo estén haciendo mal. Los medios de comunicación están informando de lo que hay que informar en China, pero para que una persona conozca bien China no basta con los periódicos, con las radios y con las televisiones. Porque en los medios se habla de política, de economía, de derechos humanos… pero China no es solo eso. China es la vida cotidiana, las cosas curiosas que pasan, la comunidad extranjera que cada vez es más creciente… muchas otras cosas.

Cuando voy a España la gente ya lee mucho sobre China y ve muchas cosas sobre China en el telediario, pero todavía no conoce China de verdad. Todavía me hacen un montón de preguntas, desde cuánto cuesta ir al cine hasta si tenemos aquí jamón… cosas así cotidianas que yo creo que la gente que vivimos aquí tenemos que contarles. Además, para que no haya una visión un poco tremendista, de que China solo es inundaciones, represión a disidentes e invasión del mundo a través de las empresas. China es mucho más que eso. Y para eso están blogs como el mío, aunque hay otros blogs que hablan de otras cosas, no pasa nada, hay sitio para todos. Los medios de comunicación hacen lo suyo y yo hago lo mío. Yo creo que somos complementarios.

¿Te apuntarías entonces a la teoría que defienden muchos chinos de que los medios occidentales son anti-chinos, utilizan un doble rasero y tratan a China peor que a otros países?

A ver como me meto aquí… esta es una pregunta complicada… Yo creo que muchos periodistas que vienen aquí quieren cubrir la caída del régimen comunista; o un Tiananmen; o una hecatombe. Tienen muchas ganas de hacerlo. Es por eso que cualquier noticia que sale, pues la empiezan a contar como si ya estuviera empezando. “Ha habido una catástrofe con la leche en polvo… ¡esto va a acabar con todo!” Cuando en realidad, en China pasan muchas catástrofes y muchas crisis y China las suele superar. China ha pasado por mucho durante los últimos 200 ó 300 años. No tienes que hacer tremendo todo porque China tiene una gran facilidad para digerir grandes escándalos y cosas tremendas.

La nueva gente que llega aquí lo hace con ganas de grandes titulares y grandes escándalos. Por ejemplo, cuando pasaron las revueltas tibetanas o uigures, allí vi muchos titulares en plan matanza de Tiananmen. Un poco esa idea de “masas pacíficas masacradas por los efectivos policiales”. Que no fue exactamente así. Allí hubo un poco de todo: hubo ataques de una etnia contra otra, venganzas posteriores, después la policía hizo unas redadas terribles… tienes que explicarlo un poco mejor, no puedes aplicar los titulares de 20 años atrás de la matanza de Tiananmen, tienes que trabajar un poco más eso.

Entonces, sí, yo creo que hay un poco esa idea de que tú llegas aquí y lo que tienes que hacer es ayudar a que cambie el régimen. Mucha gente tiene esa idea: el comunismo es malo y tú vienes aquí para ayudar a que caiga. Hay dos corrientes de periodismo: el que quiere que su periodismo sirva para cambiar algo, para mejorar… que es lo que decía Kapuscinski, básicamente que tu periodismo tiene que servir para cambiar el mundo. Y otro que es que simplemente tienes que contar lo que está pasando, de forma neutral y sin intentar meterte mucho. Yo soy de la corriente neutral, yo vengo aquí a contar lo que pasa. Yo no quiero cambiar, que ellos cambien lo que les dé la gana. Que ellos son los que llevan aquí viviendo toda su vida y los que saben qué hay que cambiar.

¿Notas esta mentalidad en el uso que hacen los medios de comunicación del servicio de EFE? Quiero decir, ¿cuántas noticias puede mandar al día EFE desde China?

Pues depende del día. En un día flojito mandamos 10; en un día fuerte mandamos 40.

De todas estas, imagino, tú luego puedes ver cuáles escogen los medios. ¿Ves en esta selección de las noticias algún tipo de criterio en especial?

Claro, es que es eso. La información que da EFE sobre China a mí me gusta mucho. Me parece que es neutral. Neutral en la suma. Hay noticias en las que criticamos mucho, otras en las que hablamos de una mejora social o económica de China, otras en las que hablamos de lo cotidiano… O sea, si cogieras todo el servicio de EFE, día por día, dirías que es objetivo y completo.

Pero claro, ¿qué eligen los medios? De lo que nosotros hacemos, siempre seleccionan lo mismo: lo más negativo o las cifras macroeconómicas, con alguna excepción de alguna curiosidad, alguna cosa graciosa o alguna noticia cultural. Yo me alegro mucho cuando se cuela una de estas, que no es de derechos humanos, escándalos políticos o economía.

Una de las críticas que se la hace a EFE es que básicamente hace refritos de la Agencia Xinhua y del hongkonés South China Morning Post.

Hablamos mucho de Xinhua y es una de nuestras fuentes más importantes porque es la voz del Gobierno. Al Gobierno hay que escucharle. El South China Morning Post también es una fuente interesante. Pero no solamente usamos estos dos medios. Es cierto que Xinhua lo utilizamos mucho, el South China Morning Post no tanto.

De todos modos, ¿somos nosotros los únicos que solo usamos mucho Xinhua? Lo hace todo el mundo. Viene France Press, viene Reuters, AP… pues claro, porque es un comunicado oficial. ¿Cómo no vas a sacar un comunicado oficial sobre lo que piensa China de Chen Guangcheng o Bo Xilai? ¿Quién ha dado los grandes titulares de Bo Xilai que de verdad te puedas agarrar a ellos? Xinhua. Ahí es donde realmente tienes la noticia: “Bo Xilai ha sido destituido”.

La crítica es más bien de que solo se hacen refritos en vez de estar en la calle, hacer entrevistas, buscar historias nuevas… Se me ocurre, por ejemplo, y esto no pasa solo en EFE, que ningún periodista de ningún medio español ha estado en Chongqing durante el último año.

Ahí ya tienes que entrar en cuestiones de financiación, de que los medio están en crisis, no te aprueban cualquier viaje. Hay muchas veces que nosotros proponemos algún viaje y por la situación financiera en la que está toda la prensa, pues nos dicen que no, que mejor lo hagamos con las fuentes que tenemos en Pekín. A mí también me gustaría viajar más, pero de todos modos he viajado mucho por el país por mi cuenta y creo que me conozco bastante bien China.

Por otro lado, yo también concibo que las agencias somos las que damos el primer paso. Nosotros también tenemos que investigar y analizar, pero yo creo que las agencias son la infantería, la que primero dice: “pasa esto, venga, todos a contarlo”. Yo sigo defendiendo el uso de Xinhua como una fuente muy importante, porque te guste o no el gobierno chino es muy importante.

¿Cuánta gente hay en total en EFE en China?

En Pekín somos seis. También tenemos una chica en Hong-Kong, un chico en Shanghai y uno en Taipei.

Siempre suelo preguntar sobre el dominio del chino. ¿Hay alguien en EFE que, a parte de los medios en inglés como el China Daily o Xinhua, pueda seguir el resto de la prensa china?

Son sobre todo nuestros asistentes quienes siguen la prensa en chino. Pero bueno, el problema es que a un asistente siempre le falta un poco la visión de lo que en la prensa occidental interesa más o menos. Siempre nos ha faltado alguien que esté en los dos mundos y siempre lo hemos echado un poco de menos. Ahora mismo estamos en un momento en el que vamos a introducir por fin gente que está en los dos mundos, porque ya empieza a haber gente, por ejemplo de familias chinas. Creo que ya sí los vamos a tener.

No sé si hay alguien en EFE que siga, por ejemplo, lo que pasa en Sina Weibo.

Todavía no tenemos cuenta de EFE, pero lo hemos empezado a seguir. Sin embargo, no estamos teniendo mucha suerte con las noticias que estamos viendo e intentando publicar. No sé por qué, pero todavía no nos está funcionando muy bien. Son temas como muy locales que no están interesando mucho en España.

A veces el weibo puede ser un buen medio, pero muchas veces cuando nosotros damos las noticias ya han saltado a la prensa china o a la prensa internacional. Y es entonces cuando ya ves que es tremendo.

Igual es que me estoy haciendo viejo, pero a mí esto de Twitter y los microblos, lo veo muy caótico y muy complicado de pescar información ahí. Soy de la vieja escuela, me imagino. Tengo que ver algo ya en grandes titulares y con un texto largo que no sea sólo de 120 caracteres. Lo veo muy de patio de vecinos, de mercado, de todo el mundo ahí hablando y no sabes muy bien quién es el importante, quién te está diciendo algo interesante, o si es solo un rumor. Me sale mal hablar de la misma forma que el gobierno chino, pero es que es verdad. Yo recuerdo que la primera vez que fui a Twitter a ver qué tal era, el trending topic de aquel día era que Fidel Castro había muerto. Y me dije, pues si esto es Twitter, no me fío.

La semana pasada expulsaron a Melissa Chan y al equipo de Al-Jazeera English de China. ¿Está empeorando la situación para los corresponsales extranjeros?

Cada vez se tarda más en entregar visados a periodistas, cada vez lo piensan más, cada vez te hacen más preguntas en la comisaría al renovarte el visado… pero yo le quiero quitar hierro al asunto. Hay momentos puntuales en los 10 años que he estado aquí en que a los periodistas se nos ha visto con mayor miedo, y no sólo ha sido los dos últimos años. Ha sido también en el 2009 con las revueltas uigures, en el 2008 con las tibetanas, en muchos momentos… En el 2008 en general había mucho nerviosismo, mucho miedo a que ocurriera algo malo.

Yo creo que es una cosa que es cíclica y que no podemos pensar que es un empeoramiento de la situación. Si lo ves al final a largo plazo, entre la información que había aquí en el 2001 y ahora en el 2012, pese a todos los problemas, se informa hoy mucho más. Por supuesto que esa expulsión es terrible y que no debería haber ocurrido, pero creo que pensando más a largo plazo se está mejorando.

No sabemos de ningún otro periodista al que le hayan denegado el visado de un año, ¿verdad?

He oído indirectamente y durante muchos años que hay muchas presiones a los periodistas. Los compañeros me dicen: “Mira, a este le han dicho que no le van a renovar el visado”; “a este le están llamando todos los días”… Siempre hay presiones, pero siempre parecía que no iba a haber una denegación de visados.

La expulsión de Al-Jazeera News parecía un “aviso para navegantes”, una forma de llamar la atención a los periodistas extranjeros. ¿Os ha afectado en EFE de alguna forma?

Justo cuando ha pasado esto es cuando estábamos entrevistando a Chen Guangcheng vía telefónica. Así que NO hemos dicho: “ah, bueno, pues ahora ya no le entrevistamos”. Nosotros seguimos haciendo el trabajo de siempre.

Mencionabas antes el tema de los rumores. Esta es una cuestión que me crea mucha incertidumbre, porque ha llegado un momento en China en el que nadie se cree lo que dice el Gobierno, uno no se puede fiar de todo lo que sale en Sina Weibo… pero más tarde resulta que muchos de los rumores sobre Bo Xilai se han hecho realidad… Me siento un poco en el régimen de la incertidumbre informativa en China.

Claro, nos pasa a todos. Es una de las grandes dificultades en China. Toda la información que no es oficial es así, es muy vaporoso todo. Todo lo que está saliendo alrededor de Bo Xilai, ¿te lo crees o no te lo crees? Es que se contradicen unas informaciones con otras. No todo puede ser verdad. Hay alguna información que es mentira. Yo soy mucho de “si no lo veo no lo creo”, lo tengo que tocar.

¿Cómo estás viviendo el “animadito” cambio de poder de este año? Tú ya viviste la anterior transición política de en 2002-2003, ¿verdad?

Sí, yo por aquel entonces estaba en la Agencia Xinhua, pero lo único que hacía era editar y corregir los discursos en español de Jiang Zemin y Zhu Rongji. Nada más. O sea que no lo viví demasiado en primera persona.

Este año mucha gente está hablando de las contradicciones en el poder, las distintas facciones dentro del Partido… ¿crees que va a estallar todo por los aires? ¿Será una transición que nos acabará pareciendo medio normal?

Yo tengo esperanzas puestas en que Xi Jinping me conceda una entrevista, porque me conoce. Cuando voy a una reunión de Xi Jinping, siempre dice: “mira, ya ha llegado la agencia EFE”. Por lo menos sabe que soy de la Agencia EFE, así que a ver si hay suerte y me concede una entrevista.

Por lo demás, no sabremos nada de Xi Jinping hasta dentro de dos o tres años, cuando Hu Jintao se retire definitivamente del poder. No vamos a saber cuál va a ser su política, si va a poder hacer su política o las distintas facciones del Partido le van a obligar a continuar como todos… pero estoy seguro de que algo va a cambiar en China, porque cada Gobierno tiene su estilo. Nadie sabe nada sobre Xi Jinping, pero algo cambiará. Ya veremos el qué.

¿Cómo valoras estos diez años de Hu Jintao y Wen Jiabao?

En pocas palabras, creo que en un primer momento su principio era el de internacionalizar China, el de abrirse más al mundo, aunque fuera publicitariamente. Querían dar a conocer China. Los Juegos Olímpicos y la Exposición Universal de Shanghai son dos casos anecdóticos, pero eran un síntoma de esa política de abrirse más al mundo.

Sin embargo, tuvimos ahí un impasse que fueron sobre todo las revueltas tibetanas y las uigures, en las cuales el gobierno chino dijo: “al habernos abierto al mundo, hemos tenido este problema: ha crecido la inestabilidad social, sobre todo entre grupos no chinos”. Con lo cual han ido hacia atrás. Han decidido no abrirse tanto al mundo, concentrarse más en la estabilidad interna y la armonía social y todo eso. Ya se han olvidado de otras cosas: “ya no tienes que tratar tan bien a los periodistas extranjeros, ya puedes censurar más Internet”. Yo creo que 2008 fue un poco la oportunidad perdida de que China se abriera al mundo. Un poco en parte por culpa de ellos y un poco en parte por culpa de nosotros. Y se cerró. China se ha acabado cerrando y ahora estamos un poco como hace diez años.

Hablabas antes de las noticias que les gustaría firmar a muchos periodistas en China, ese nuevo Tiananmen y la caída del gobierno. ¿Cuál sería la noticia que te gustaría dar a ti?

Pues a mí que el presidente de China decide, en un momento de normalidad democrática, introducir el multipartidismo y decir: lo hizo Taiwán en su momento, lo hizo Japón, lo hizo Corea del Sur… ahora somos nosotros. Vamos a traer al Kuomintang, por ejemplo, que era un partido histórico y con el que además ahora están muy relacionados. Lo vamos a legalizar y vamos a convocar elecciones. Esa sería mi noticia.

Ahora mismo suena a ciencia ficción, ¿no?

Lo han hecho muchos otros países. Es una modalidad muy asiática de transición. Yo no quiero revoluciones sangrientas, como creo que nadie las quiere. Creo que es lo más lógico que ocurra en cierto momento. Como son tan prácticos, llegará un momento en el que piensen que ya no les conviene seguir así y que les salga más a cuenta tener otros partidos.

Para acabar, ¿puedes recomendarnos alguno de tus blogs favoritos o alguna página especial de información sobre China?

Pues ZaiChina, por supuesto, que es una gran fuente de información alternativa. Eso es precisamente lo que yo pido: que no sea ni todo negativo ni todo propaganda a favor de China. Una de cal y una de arena.

Ahora mismo tenemos el Ministry of Tofu. Me gusta los temas que escogen, que son sociales a la par que divertidos pero sin caer en el amarillismo.

Y voy a nombrar también a Guangzhou mi casa. Es un chico que vive en Guangzhou desde hace muchos años, es un blog muy antiguo y que también cuenta cosas cotidianas, sin grandes ambiciones, pero divertido. Es un veterano aquí.

 Más

• Otros periodistas y corresponsales en China hablan sobre su trabajo

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Antonio Broto: "El éxito de Chinochano está en que escribo para divertirme", 5.0 out of 5 based on 4 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

14 Comments

  1. kailing

    Muy buena la entrevista, grande CHCH.
    No obstante, discrepo cuando dice “pues a mí que el presidente de China decide, en un momento de normalidad democrática, introducir el multipartidismo y decir: lo hizo Taiwán en su momento, lo hizo Japón, lo hizo Corea del Sur…” Japan no se, pero Taiwan y Corea del Sur no introdujeron el multipartidismo en un ataque de generosidad democratica, sino por la presion y protestas de grupos civicos y sus lideres. Corea y Taiwan en los 80 son una lucha continua entre el gobierno no democratico establecido y las protestas populares pidiendo democracia y el fin de la situacion. El “Kaoshiung incident” en Taiwan, los lideres encarcelados en Green Island, casos de Familias asesinadas o atropelladas, Ley Marcial… Todo menos una concesion generosa. Si China llega algun dia a algo parecido a una situacion politica multipartidista tendra mucho que ver con la presion que haga el pueblo. Si lo “conceden” es para no perderlo todo o, en caso de que les quede algo de verdadero 爱国, evitar un mal mayor.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Tienes razón, Kailing, ¡pero no seas tan duro! ¡Que la pregunta era sobre la noticia que le gustaría contar! Oye, déjale que se invente la noticia que quiera :) :)

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Ai Li

    Muy buena la entrevista. Y enhorabuena Chinochano¡

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Chinochano y ZaiChina son dos de mis blogs favoritos sobre este país tan lleno de contrastes. Me da gusto poder encontrar en ellos información diferente a la que publican los medios en todo el mundo, porque como bien lo dice Antonio, China no sólo es economía, conflictos étnicos o desastres, hay mucho más en sus calles que tenemos la obligación, como periodistas, de retratar.

    Me gustó mucho la entrevista.

    Saludos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Muchas gracias, Juan Carlos :)

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Chinochano

    Tienes razón Kailing… en realidad, a lo que me refiero, o a lo que me debiera haber referido, es a que China -Gobierno y ciudadanos en su conjunto- decida su cambio por sí sola, sin que se dicte desde el exterior. Creo que todas las presiones que llegan de Occidente lo que consiguen es retrasar ese deseado momento. Creo que ni Taiwán ni Corea del Sur (ni tampoco España. por ir más cerca) tuvieron la presión exterior que tiene China. Y la URSS cayó cuando lo dijo Gorbi, no Solzhenytsyn (o como se escriba).

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +2 (from 2 votes)
    • John

      Es que la República de China (su nombre oficial guste o no, se piquen o no algunos, y es tan China como la Popular) y la República de Corea eran dictaduras militares y de derechas, matiz muy importante que se obvia aquí. Y todo fue tutelado por los que todos sabemos cuando les convenía a sus intereses. Y más o menos en el mismo intervalo de tiempo, las coincidencias en política las justas.

      Por otra parte Gorbachov no decidió nada en la caída de la URSS, él ayudó a debilitar la estructura de un Estado en decadencia, pero a la hora de la verdad le pasaron por delante ante lo que era, una débil marioneta.

      Tu blog, por otra parte, es genial. Mucho mejor que otros más “serios”.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  5. Chinochano

    Pero vamos, si España tuviera 1.300 millones de habitantes (menos mal que no) pues la presión hubiera estado allí, es de entender que cuanto más grande es un país más collejas recibe.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  6. Javier Gabás

    ChinoChano ofrece una información más cercana. Habla de China sin decir lo que los chinos tienen que hacer, que es la manía de todos los medios occidentales, ver el mundo oriental desde una perspectiva occidental y después pontificar lo que China debiera o no hacer.

    Antonio mira a China normalmente desde un punto de observador inmerso y te lo cuenta. Es mitad y mitad. Un hombre joven que ya lleva 10 años allí, con lo que tampoco es imparcial. Y éso es precisamente lo que nos gusta a quienes le leemos todos y cada uno de los días. Una simple anécdota sobre su perrita Once puede darte a conocer un aspecto de la vida en China que nunca te darán el País o el Mundo. Efectivamente ChinoChano es un blog para gente que ya tengamos alguna relación con China, preferiblemente de tipo afectivo. somos los que de verdad tenemos interés en comprender la tierra de la que vinieron nuestras hijas o nuestra mujer, como es mi caso.

    Por éso me gusta. Por éso votamos cada día para que se le declarara el mejor blog extranjero. Enhorabuena.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  7. Daniel

    Tanto chinochano como zaichina son mis blogs preferidos sobre China. Además son complementarios: Mientras chinochano trata temas más cotidianos, anecdóticos o “superficiales”, zaichina se ocupa más de economía o geopolítica. ¡Hacéis un buen tándem!

    ¡Gracias y enhorabuena a los dos!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Gracias por la parte que nos toca, Daniel :)

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  8. Kusy

    Grande ChCh.
    Contigo me inicie en lo de los blog, por alla en el 2007 o 2008, y no dejo de leerte y tu no
    dejas de encantarnos post a post.
    Gracias por acercarnos todo un mundo completamente distinto al nuestro.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario