Cultura, Lo último

Los guerreros del Dongbei

Este texto forma parte de la sección “Crónicas de Dongbei” (东北), escrita por Juan Ramírez Alcasser.

Al norte de Corea del norte, al sur de la Siberia asiática y más allá de los antiguos límites de la Gran Muralla, se encuentran Heilongjiang, Jilin y Liaoning, tres provincias dispares económicamente (Liaoning es la única que está por encima de la media china) pero que forman una realidad regional dentro de la República Popular de China conocida como el Dongbei (东北), literalmente, “el noreste”.

Los lectores de ZaiChina, interesados en el maravilloso universo que constituye este país, son conscientes ya de que culturalmente este país no es un todo homogéneo. Son conocidos de sobra los casos de las regiones autónomas del Tibet y Xinjiang, e incluso las diferencias entre las provincias que se sitúan al norte y sur del río Yangtze. Sin embargo, es ignorado por el público en general las particularidades identitarias que podemos encontrar en estas tres provincias. ¿Qué es lo que las diferencia del resto de China?

1 – El clima. Dongbei es conocido en toda China por sus bajas temperaturas, especialmente por su durísimo invierno.

2 – Un dialecto común, el Dongbeihua, similar en las tres provincias.

3. Una diversidad étnica específica. Además de estar poblado por chinos de la etnia han, el Dongbei cuenta con un elevado número de manchúes (el 13% de la población en la provincia de Liaoning) y coreanos (que en China viven mayoritariamente en esta provincia).

4. Un pasado histórico común. En la antigüedad, la región contó con reinos independientes ya durante la dinastía Han. Después llegaría la invasión de Gengis Kahn y en el siglo XVI desarrollaría su dinastía propia, la Qing, que acabaría conquistando toda China y otros territorios de Asia Central. Los manchúes de esta dinastía fueron los últimos emperadores chinos. Más tarde, el Dongbei compartiría otra realidad histórica con la creación del estado de Manchukuo, títere del imperialismo japonés.

5. Numerosas especificidades culturales, como podemos ver representadas en su gastronomía (destaca por ser una comida de abundantes raciones, gusto salado y con mucha grasa y aceite, considerado diferente hasta el punto de ser un estilo de comida diferenciado dentro de la comida china) o por manifestaciones literarias como sus comedias (u “Operas del Dongbei”, teatrillos cómicos costumbristas dotados de un “humor específico de las tres provincias” con numerosas expresiones en Dongbeihua). También cuenta con una fuerte influencia de países vecinos como Japón, Rusia y Corea, tanto en la arquitectura como en otros aspectos.

6 – Por último, el Dongbei, como unidad regional diferenciada dentro del imaginario geográfico chino, posee su propios lugares de peregrinación turística: ciudades como Shengyang (la capital del antiguo reino), Changchun (la capital del estado de Manchukuo), Harbin (típica por su arquitectura rusa y por el festival de figuras de hielo) y Changbaishan (una de las 7 montañas sagradas de China).

Todo este listado de particularidades no importaría absolutamente nada si no existiera una conciencia subjetiva de esta diferencia. En este video en Youku, el mayor portal de vídeos de China, podemos ver una pelea en el metro de Shanghai. Una internauta dejó el siguiente comentario sobre la escena:

“Como mujeres, los hombres del Dongbei son mucho más hombres que estos falsos del sur. Llevan cuatro minutos hablando y finalmente se bajan del metro sin hacer nada. Esto no pasa ni en las escuelas de primaria del Dongbei. Pero claro, no podemos tener unas exigencias tan grandes con ellos, al fin y al cabo por sus venas no corre la sangre de los guerreros”.

Esta diferencia también es reconocida desde una conciencia “exterior”. Cheng Yiqing es hija de un matrimonio “mixto”. Su padre es de Sichuan y su madre viene de la ciudad de Jilin. Aunque Jilin fue la ciudad donde ella nació y vivió los primeros años de su vida, se considera originaria de Sichuan. “En China pertenecemos a la familia del padre”, dice.

Su visión sobre la gente del Dongbei corresponde al estereotipo social más extendido en China:

“La gente del Dongbei es buena, amable, y sincera… quizás demasiado sincera. Si les caes bien, entonces son los mejores amigos, pero en el caso de que les caigas mal, te lo dicen abiertamente, llegando incluso a las manos. Son gente de acción y rara vez mienten… será por eso que son tan malos en los negocios. Obviamente son diferentes a los del sur, no hay más que verlos. Son más altos, muy fuertes porque comen una comida muy grasienta… es porque allí el invierno es muy duro”.

Otro testimonio curioso sobre el estereotipo de la gente del Dongbei es este blog donde se explican los diferentes puntos de vista sobre lo que China representa para los habitantes de las distintas regiones del país: bandidos, violentos, prostitutas… El estereotipo de hombres rudos del norte es una constante en la forma en la que el resto del país mira hacia el Dongbei.

Dongbei versus Shanghai

A lo largo y ancho de la ciudad de Shanghai podemos encontrar muchos restaurantes que cocinan comida estilo Dongbei. En uno de ellos trabaja Lin Jun. Es el encargado del restaurante y lleva viviendo en Shanghai desde hace siete años. Echa de menos a su familia. Shanghai no le gusta:

“Vine a Shanghai para ganar más dinero”. “No me gusta el tiempo… demasiado húmedo… además todo es muy diferente. La gente suele hablar el dialecto de Shanghai, casi todos mis amigos aquí son gente del Dongbei, también la gente que trabaja en este restaurante es de allí, salvo un par de camareras. Es difícil hacerse amigo de la gente de Shanghai, beben poco y a mí me gusta beber. Baijiu, por supuesto”.

“Además, en el Dongbei somos más directos… los shanghaineses hablan mucho, pero mienten, nunca sabes lo que piensan de verdad. Además, siempre te miran por encima del hombro. Gracias a mi trabajo he conseguido ahorrar mucho dinero y la verdad es que vivo bien, pero el shanghainés siempre da por sentado que es más rico que tú”.

Lin Jun en su restaurante de Shanghai
Lin Jun en su restaurante de Shanghai

El testimonio de Lin Jun confirma todos los tópicos anteriormente enumerados y refleja también muy bien (al igual que en otras culturas) como la identidad se construye en oposición a un “otro”, en este caso el shanghainés. Sin embargo, resulta algo contradictorio, ya que Lin Jun no responde físicamente al estereotipo de los hombres del norte: no mide más de metro sesenta.

Chang Tianmei tiene 27 años. Nació en un pueblo de los alrededores de Harbin y es de etnia manchú. Es profesora de inglés y de chino para extranjeros en una academia de idiomas de Shanghai. Lleva viviendo aquí desde hace seis meses. Le gusta Shanghai, ya que para ella “es una ciudad más limpia y más interesante que otras ciudades de China. Aunque la verdad es que no la aprovecho mucho. Trabajo todos los días con los turnos partidos y cuando vuelvo a casa lo único que quiero hacer es navegar por Internet y dormir”.

Llegó a Shanghai para ganar dinero, pero no solo para eso. Quiere quedarse a vivir en esta ciudad porque los estudiantes de Beijing y Shanghai tienen menos problemas para entrar en las universidades de elite, ya que los mejores centros se encuentran en estas dos grandes urbes. Toda esta planificación es previa incluso a tener pareja. Hablamos un rato de las particularidades de la región: de la comida, del tiempo, de la gente, de su carácter:

Se suele decir de la gente de Dongbei que son violentos, que les falta tacto, incluso inteligencia social… ¿Crees que todo esto es cierto?

Totalmente cierto. Recuerdo que una vez en una pelea en mi instituto a un chaval le cortaron una oreja con una navaja… y las peleas en los bares con final en el hospital son frecuentes. Sin embargo, no diría falta de inteligencia, simplemente es que allí se piensa que pelear es la respuesta apropiada para algunas situaciones.

¿Antes de salir del Dongbei eras consciente de todas estas diferencias? ¿Te sentías diferente al resto de china?

No, la verdad. Yo siempre había viajado mucho, sobre todo con mi familia, fue en esos viajes donde me fui percatando de las pequeñas diferencias. Pero antes de irme a la universidad, en la provincia de Henan, mi padre me aconsejó tener cuidado con la gente del sur: “No son como nosotros, la gente del sur suele mentir y preocuparse demasiado por el dinero”. Yo pensé que esto era una exageración, claro, pero pude comprobarlo allí. No es que todos sean así, simplemente la mayoría.

¿Qué une a estas tres provincias para que la gente se sienta de la misma región?

Pues el tiempo y la comida, el carácter de la gente… y que los tres son regiones muy pobres

Pero esto no es del todo así, de hecho Liaoning es una de las provincias más ricas de china…

Si, eso es verdad. Bueno, de hecho, entre nosotros siempre hacemos diferencias. Pero cuando salimos al “exterior” entonces nos sentimos distintos… ¡y cuando salimos de China entonces nos sentimos chinos!

Precisamente ahí es donde quería llegar. Ante la inmensa variedad regional de este país ¿qué es lo que tenéis en común? ¿Qué significa ser chino?

…. Pues nunca había pensado en eso.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Los guerreros del Dongbei, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Juan Ramirez Alcasser

El autor no ha proporcionado ninguna información.

3 Comments

  1. me ha encantado el artículo, siempre interesante a la gran diversidad del gigante asiático

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Hola
    Esas características comunes les vienen dadas por la enorme inmigración de personas procedentes sobre todo en Shandong y Hebei en los años 30 del siglo XX. Como los emperadores Qing eran de esa zona, la emigración de personas han estuvo prohibida durante toda la época dinástica, de tal forma que aún en el siglo XIX era una región semi vacía, en contraste con una China superpoblada. Con la decadencia Qing empezó la emigración. A partir de principios del siglo XX se fue conviritiendo en una provincia japonesa. Los japoneses intentaron consolidar esa ocupación con la creación del Reino de Manchukuo. Bajo los japoneses, esa zona rica en recursos naturales, tan necesitados por ellos, se desarrolló rápidamente. China, en cambio, estaba en uno de los periodos más negros de su historia. Durante la década de los 30 emigraron uno o dos millones de shangtoneses al año, como cuenta el libro Two Millions to Manchuria

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Juan Ramirez Alcasser

    Muchas gracias por el muy interesante comentario. La creación de los arquetipos es muy interesante!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario