Política

El misterioso caso de Wang Lijun

La batalla final por ascender a lo más alto del Partido Comunista de China (PCCh) ya ha comenzado, y lo ha hecho con todos los ingredientes de una compleja trama política con tintes de guerra fría, puñaladas por la espalda, equilibrios de poder e indicios de corrupción. El primer enfrentamiento, que ha tenido gran impacto en los medios de comunicación y redes sociales chinas, se ha librado en la prefectura de Chongqing, donde Wang Lijun (王立军), ex teniente del alcalde, parece haber desaparecido del mapa político.

Wang Lijun, que alcanzó gran popularidad en todo el país al liderar la lucha contra la mafia de Chongqing desde el año 2009 (de ahí su calificativo de “súper poli”), había sido hasta ahora un fiel aliado de Bo Xilai, uno de los políticos más mediáticos de China, ex Ministro de Comercio, miembro del Politburo Central (los 24 hombres más poderosos del Partido) y candidato a conseguir uno de los puestos más importantes en el histórico cambio de poder que tendrá lugar entre 2012 y 2013. Todo este embrollo, además, se ha producido a pocos días de la visita de Xi Jinping (probablemente el futuro presidente de China) a EE.UU. y a pocas semanas de uno de los acontecimientos políticos más importantes del año, la reunión a principios de marzo de la Conferencia Consultativa y la Asamblea Popular.

Wang Lijun, en marzo de 2011, como delegado de la Asamblea Popular Nacional
Wang Lijun, en marzo de 2011, como delegado de la Asamblea Popular Nacional

Toda la historia de Wang Lijun ha estado rodeada de extraños acontecimientos dignos de una novela de espías. El día 2 de febrero, Wang abandonó su puesto al frente del Departamento de Seguridad de Chongqing. El día 5 hizo su última aparición pública en la Universidad Normal de Chongqing, en un acto relacionado con la investigación en el campo educativo. El día 8, con gran repercusión en los portales de noticias y redes sociales del país, las autoridades de Chongqing informaban de que Wang Lijun estaba sometido a mucha presión, había trabajado demasiado y había aceptado “un tratamiento médico de descanso” (休假式治疗). Esta extraña expresión se convirtió en una sensación en Sina Weibo, la red social del momento en China, y despertó todo tipo de especulaciones sobre los motivos detrás de la caída en desgracia de esta importante personalidad ligada a Bo Xilai.

Un día después, el portavoz del ministerio de exteriores anunciaba que el 6 de febrero Wang Lijun había visitado el consulado de EE.UU. en Chengdu (a unos 300 kilómetros de Chongqing) y que había pasado en su interior todo un día. La noticia fue al poco rato confirmada por fuentes estadounidenses, que destacaron que el “super policía” había salido por su propia voluntad del consulado. Una vez más, la historia se complicaba y volvía a despertar la imaginación de los ciudadanos, que habían hecho circular fotos a la puerta del consulado y seguían alimentando la polémica con todo tipo de especulaciones. ¿Por qué había acudido Wang Lijun al consulado estadounidense? ¿Buscaba asilo político? ¿De quién estaba huyendo Wang Lijun?.

Los “misteriosos” acontecimientos de los últimos días han traído consigo todo tipo de especulaciones. Aunque las teorías son muchas, hay dos que parecen haberse impuesto a las demás:

1 – Alguien dentro del Partido, ya sea un importante dirigente al que no le gusta Bo Xilai (por ejemplo, Hu Jintao) o alguno de los aspirantes a entrar en el Politburó Permanente (tal vez Wang Yang, secretario general de Guangdong) ha utilizado a Wang Lijun para atacar a Bo Xilai. Considerado como el segundo de Chongqing, Wang Lijun se habría convertido en un objetivo fácil para eliminar al mediático Bo y apartarle de la carrera por el liderazgo dentro del PCCh. Su visita al consulado de EE.UU., por lo tanto, habría sido una forma de ponerse a salvo de las autoridades centrales, tal vez intentando llamar la atención, tal vez buscando asilo, tal vez a la desesperada…

2 – Ha sido el mismo Bo Xilai quien ha intentado deshacerse de Wang Lijun, quien podría implicar de alguna forma al secretario general de Chongqing en una trama de corrupción y complicarle sus aspiraciones políticas. Antes de hundirse por culpa de Wang Lijun, Bo habría buscado deshacerse de él para no verse involucrado en un escándalo mayor. Ante estas perspectivas, acusado y destituido por Bo Xilai, Wang habría decidido refugiarse en el consulado de EE.UU. en Chengdu a la espera de que llegaran las autoridades centrales y le llevaran de vuelta a Pekín para lavar allí los trapos sucios.

Sea cual sea la verdad, el caso de Wang Lijun ha puesto sobre la mesa (y a la vista de todos) la complicada transición por la que va a atrevesar China este año y la trastienda del poder político dentro del PCCh. Las autoridades centrales se han visto obligadas a intervenir y Bo Xilai se vuelve a situar en el ojo del huracán, probablemente perjudicando sus ambiciones políticas.

Repercusión en los medios

Los tres grandes medios nacionales cercanos al Gobierno (CCTV, Xinhua y el Diario del Pueblo), como suele pasar en estos casos de intrigas políticas, han pasado de puntillas por la polémica. Entre los días 7 y 13 de febrero, el telediario de las 19:00 horas de la CCTV (el “Xinwen Lianbo”, considerado como el más simbólico de todos) no hizo ninguna referencia ni a Wang Lijun, ni a Bo Xilai ni a la prefectura de Chongqing. La agencia de noticias Xinhua se ha limitado a publicar los comunicados oficiales llegados desde Chongqing y Pekín. Por su parte, el Diario del Pueblo tampoco le ha querido dar demasiada importancia a la cuestión y no ha situado la noticia en ninguna de su portadas de los últimos días.

A pesar de eso, el 13 de febrero, el Diario del Pueblo publicó un editorial que podría tratar de forma velada sobre la polémica de Chongqing e interpretarse como un ataque a Bo Xilai. El artículo, titulado “El principio político de la verdad y la mentira”, habla de “un ambiente político complicado” en el que la mejor forma de valorar los logros de los distintos miembros del Partido son los hechos y nada más que los hechos. Este editorial hace especial hincapié en decir la verdad, trabajar correctamente y centrarse en los logros objetivos del Partido. Una de las facetas que más se ha criticado de Bo Xilai en los últimos años ha sido precisamente su gusto por las ruedas de prensa, los medios de comunicación y las grandes palabras. A esto se le añade también su énfasis en el trabajo ideológico y de propaganda, ejemplarizado en su vuelta a algunos de los referentes culturales del Maoísmo:

“En la actualidad, en algunas regiones y empresas estatales (danwei), se han dado muchos casos de mentiras, fabricación de hechos, manipulación de cifras y falsedad de logros políticos. Por ejemplo, a pesar de los profundos conflictos sociales, algunos han decidido mirar para otro lado y sólo dar noticias positivas olvidándose de las negativas; a pesar de los errores en su trabajo, se han colgado medallas y han negado las críticas; a pesar de los limitados logros, se han llenado la boca con cifras manipuladas. Al falsear el trabajo hecho y centrarse en la ideología, la sociedad pierde confianza y no sólo afecta al desarrollo de esa localidad, sino que perjudica los intereses de las masas y además provoca la pérdida de confianza pública en el Partido y en el Gobierno, provocando una grave desorientación en el ambiente social”.

Portada del 13 de febrero del Diario del Pueblo. Abajo a la izquierda se puede ver el editorial titulado “El principio político de la verdad y la mentira” (真与假衡量政治原则)
Portada del 13 de febrero del Diario del Pueblo. Abajo a la izquierda se puede ver el editorial titulado “El principio político de la verdad y la mentira” (真与假衡量政治原则)

En los medios locales, la repercusión del caso se ha vivido sobre todo en la figura de Bo Xilai, que se ha mantenido muy presente durante la última semana en la prensa de Chongqing. El periódico más cercano al gobierno local, el Diario de Chongqing (重庆日报), ha informado religiosamente (como siempre suele hacer) sobre las actividades de Bo Xilai. El día 11 de febrero, por ejemplo, recogía su visita a la provincia de Yunnan a toda página. El Secretario General de Chongqing aprovechó para visitar una empresa farmacéutica y elogiar la medicina tradicional china; además, tras acudir a una ópera china, volvió a hacer hincapié una vez más en la cultura nacional, diciendo que si en Chongqing estaban cantando canciones comunistas, aquí seguían con la ópera, y que ambas eran “una brillante herencia cultural del pueblo chino”.

Un día después, el Diario de Chongqing aprovechaba para mencionar la visita del primer ministro de Canadá, Stephen Harper, y colocar una foto suya y de su mujer junto con un panda. Por supuesto, el diario menciona la reunión de esta importante personalidad canadiense con Bo Xilai.

A la izquierda, portada del Diario de Chongqing el día 11 de febrero; a la derecha, la del día 12. [pincha para ampliar]
A la izquierda, portada del Diario de Chongqing el día 11 de febrero; a la derecha, la del día 12. [pincha para ampliar]

El día 14 de febrero, Bo Xilai volvió a ocupar la portada del Diario de Chongqing. En esta ocasión lo hizo bajo el titular de “Profundizar en la reforma y apertura, impulsar el desarrollo científico” (深化改革开放, 推动科学发展), en la más pura línea de las directrices del gobierno central. La segunda expresión, desarrollo científico, fue precisamente impulsada por Hu Jintao al comienzo de su mandato y se ha convertido en uno de los símbolos de su gobierno. ¿Estaba intentando Bo Xilai hacer las paces con el Presidente de China?

Es posible que Bo Xilai haya caído en desgracia en Pekín a partir del caso Wang Lijun. Aún así, al menos por lo que se ha visto en la prensa local, nadie pone en duda que sigue siendo el hombre fuerte de Chongqing.

Los medios de Guangdong e Internet

Durante el último año se ha hablado mucho de dos grandes vertientes dentro del Partido: el modelo de Chongqing y el modelo de Guangdong. ¿Podría ser la eliminación de Wang Lijun un ataque llegado desde el sur de China para ganar puestos en el próximo cambio de poder? Desde el punto de vista de los medios de comunicación, lo cierto es que no hemos visto ningún ataque directo llegado desde los medios oficiales o comerciales de Guangdong. Ni el principal medio oficial, el Diario de Guangdong (广东日报), ni los buques insignia de los medios comerciales, el Southern Weekend (南方周末) o el Southern Metropolis Daily (南方都市报), le han dado especial importancia al tema durante la última semana. Ninguno de ellos ha colocado la noticia en sus portadas y ninguno de ellos le ha dado demasiada importancia a la historia en sus páginas webs, algo extraño en algunos de los medios más independientes del país y a los que más les gusta la polémica.

Por su parte, ha sido en los portales de noticias y redes sociales donde la historia de Wang Lijun y Bo Xilai ha tomado vuelo y alimentado todo tipo de especulaciones. Debido a las implicaciones políticas, no ha habido grandes reportajes ni noticias especialmente novedosas, pero muchos medios, sabedores del interés que ha despertado la historia entre los internautas, han situado la noticia durante días entre las más destacadas. En Caixin, el medio especializado en economía dirigido por la famosa Hu Shuli, las tres noticias más leídas de los últimos días están relacionadas con este caso. El mismo 8 de febrero, cuando se comunicó que Wang Lijun había aceptado su retirada médica, esta página web publicó una amplia galería de fotografías, las notas de Xinhua y una biografía.

Las búsquedas en Sina Weibo de Wang Lijun (censuradas a ratos) alcanzaron su punto máximo el 10 de febrero.
Las búsquedas en Sina Weibo de Wang Lijun (censuradas a ratos) alcanzaron su punto máximo el 10 de febrero.

Imagen compartida en Sina Weibo. "¿Dónde está Wang Lijun?".
Imagen compartida en Sina Weibo. "¿Dónde está Wang Lijun?".

Una vez que Wang Lijun desapareció de la vida pública, los portales se han centrado en Bo Xilai, a quien han seguido en su visita a Yunnan y en su encuentro con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper. Estas noticias normalmente no hubieran ocupado un lugar tan destacado en los portales de noticias, pero la expectación en torno al caso Wang Lijun le han dado morbo al asunto. Las imágenes han estado en los lugares más destacados de las webs y entre las noticias más vistas de los últimos días.

Bo Xilai en su visita a la provincia de Yunnan.
Bo Xilai en su visita a la provincia de Yunnan.

Bo Xilai con el primer ministro de Canadá
Bo Xilai con el primer ministro de Canadá

Fuentes

► Xinhua: Comunicado oficial sobre “la aceptación del retiro médico”  / El portavoz del ministerio de exteriores afirma que Wang Lijun pasó un día en el consulado de EE.UU. en Chengdu

► China Digital Times: Wang Lijun tip of the iceberg 

► Caixin: Artículos publicados sobre Wang Lijun

Editorial Diario del Pueblo

Inside Out China

► Portadas de periódicos: ABBAO

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
El misterioso caso de Wang Lijun, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

13 Comments

  1. Amadeo Navarro

    Enhorabuena por el artículo, pone de manifiesto una noticia que no es tratada en los medios de comunicación occidentales, el proceso de transición de un ageneración política a otra, y las fuerzas de poder que en ella luchan, dentro y "fuera del partido".

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Me resulta curioso que estos días, hablando de este tema con mis amigos chinos, me he dado cuenta de que lo que más se preguntan sobre este tema tan oscuro es "¿Por qué ha ido al consulado de EEUU?"… No me lo explico. Para empezar, ellos mismos, poniéndome en antecedentes, no sólo me explicaron esto que dices en el artículo, sino que me contaron además que la mujer y la hija de Wang Lijun fueron asesinadas por las mafias de Chongqing, con las que Bo Xilai está conectado… ¿por qué se les hace tan raro que quiera pedir asilo político? Saben que Bo ya tiene mucho poder, que es susceptible de tener más, y que incluso si lo apartan de la carrera política, otros miembros del partido pueden apoyar su busca y captura o su asesinato, más probablemente. Cualquiera sabe que China no es un lugar seguro para este Wang Lijun, incluso si le cae bien a Hu Jintao, y teniendo éste los días contados al frente del Gobierno. ¿Por qué llama la atención que haya ido al consulado de EEUU… y no se centra el debate en hasta qué punto está relacionado el partido con las mafias, o qué posibilidad real existe de que se persiga su actividad?
    Otra cosa que ha provocado todo esto es el movimiento que ha dado el Gobierno para callar las voces disonantes en Weibo. Al parecer, desde hace unos días, se obliga a los usuarios de weibo a volverse a registrar usando su identidad real, para amedrentar un poco al personal y evitar que se manifieste tan alegremente.
     

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Alejandro

      Hola Isabel.
      Sobre lo último que has comentado, a mi no me han pedido ningún tipo de documentación para poder seguir. No sé si se trata de un rumor o si lo hacen con aquellos que tratan temas sensitivos, pero repito que a mí no me han pedido nada.
       
      La verdad es que me creo todo ya sobre los líderes chinos. Como en España, han perdido toda su credibilidad y espero que el resto de chinos se den cuenta de ello como nosotros nos estamos dando cuenta, poco a poco que todo cuesta, de la "calidad" de líderes que tenemos (no es comparable, pero se va acercando)

      VA:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
      • No recuerdo exáctamente dónde lo vi, pero lo acabo de encontrar en el New York Times http://www.nytimes.com/2012/01/19/world/asia/china-expands-program-requiring-real-name-registration-online.html?_r=2
        Cuando vi la noticia fue el día que Wang Lijun se vino a Chengdu. En el artículo decían que la "operación" para identificar a los usuarios de weibo comenzaría el miércoles siguiente, que creo que era ayer. Parece ser que empezarán por los usuarios que se registren a partir de ahora, y continuarán con los que ya tienen nicknames.
        Y sobre el otro tema, bueno… ahí va mi opinión. Los chinos saben lo que les supone este gobierno, pero hay cosas que tampoco echan demasiado en falta demasiado, porque no las han tenido antes. Se quejan mucho de boquilla, pero en la vida real consideran que viven más o menos cómodos con respecto al pasado, y que tienen más que agradecerle al gobierno que echarle en cara. Hay excepciones, pero me da la sensación de que son muy pocas, e incluso en casos así, a ver quién es el guapo que levanta la voz… Es en España, con indignación masiva, y por lo pronto, la cosa no da frutos inmediatos… de hecho, parece que los gobiernos occidentales nos estén encaminando a copiar modelos chinos: restricciones de derechos civiles, justicia manejada por la política, acusación de diferencias sociales, empobrecimiento y deshumanización de la educación, recortes en la seguridad social, la práctica eliminación de la jubilación… Yo me río cuando desde occidente se grita "que vienen los chinos". Al enemigo lo tenemos ya en casa.

        VA:F [1.9.22_1171]
        Vota
        Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
        VA:F [1.9.22_1171]
        Rating: 0 (from 0 votes)
        • Alejandro

          Isabel: totalmente de acuerdo con tu comentario. No podría estar tan de acuerdo contigo.
          Si hacen o dicen algo de Weibo lo haré saber (en caso de que me acuerde de que está este post abierto)
          Aunque creo que a la gente que no estamos en ninguna de esas ciudades (y los qeu usan VPN) no nos afectará)

          VA:F [1.9.22_1171]
          Vota
          Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
          VA:F [1.9.22_1171]
          Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Pello Zúñiga

    enhorabuena dani, un artículo muuy interesante

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario