Cultura, Lo último

Industria audiovisual en China: ¿qué esperar del 2012?

Se acerca el 15 de diciembre, lo que en la cartelera china significa el comienzo de la aparición de las “películas de fin de año” (贺岁片). Este período comprende tanto a la Navidad occidental como al Nuevo Año chino, abarcando generalmente desde el 15 de diciembre hasta el 30 de enero. Durante este mes y medio se estrenan las grandes apuestas cinematográficas del año y los taquillazos más comerciales suelen retrasarse o adelantarse para caer en estas fechas. El rey de este tipo de películas es Feng Xiaogang, que año tras año cuela en estas fechas una película que acaba por convertirse en una de las tres más vistas durante todo el año.

"Que vuelen las balas", dirigida y protagonizada por Jiang Wen, fue sin duda uno de los grandes éxitos cinematográficos del último año.
"Que vuelen las balas", dirigida y protagonizada por Jiang Wen, fue sin duda uno de los grandes éxitos cinematográficos del último año.

El año pasado hubo tres grandes apuestas: “Que vuelen las balas” (让子弹飞) de Jiang Wen, “Sacrificio” (赵氏孤儿) de Chen Kaige y la segunda parte de “Si eres la elegida” (非诚无扰2), de Feng Xiaogang. En esta ocasión, sin embargo, son más de diez los grandes estrenos comerciales que calientan motores para estrenarse durante el próximo mes, a lo que hay que sumar otros 20 estrenos que casi seguro pasarán desapercibidos. Los títulos más esperados son el a buen seguro taquillazo “Las flores de la guerra”, que mezcla a Zhang Yimou, Christian Bale y la siempre emocional masacre de Nanjing; “Espadas voladoras en la puerta del dragón”, una película de artes marciales imposibles en 3D; y “The monkey king” (大闹天宫), con el omnipresente Rey Mono como protagonista, una adaptación de la que está considerada como “mejor película de animación” de la historia de China. Este año, el número de estrenos nacionales será el doble que el año anterior, lo que muestra el boom que vive la industria del cine en este país.

Durante el duodécimo plan quinquenal (en donde el Partido Comunista marca las pautas a seguir durante los próximos 5 años) se ha hecho una vez más alusión a la necesidad de desarrollar y apostar por la industria cultural del país. Fanáticos como un servidor del cine, la animación, el diseño y la ciencia ficción experimentamos un escalofrío por el cuerpo, emocionados por la posibilidad de que la segunda potencia del mundo comience a tener una industria cultural a la altura de su peso económico. Cuando nos dimos cuenta de que dichas menciones podían por el contrario significar “nos hemos dado cuenta de la importancia de limitar y mantener el control de los medios culturales y audiovisuales para potenciar su rentabilidad y ayudar en el crecimiento económico del Partido”, la naturaleza del escalofrío se volvió bien distinta… Pero, ¿cuales son realmente los planes culturales del gobierno chino? ¿Qué nos espera en la cartelera china durante el año 2012?

Desafortunadamente, 2012 parece que estará marcado por la continuidad tanto en contenidos como en formatos. La reina de las pantallas chinas seguirá siendo la omnipresente comedia romántica, que durante 2011 parece haberse engullido al que parecía el dios inamovible de las taquillas chinas: la película histórica de artes marciales. Este jaque mate doméstico cumple un propósito determinado y refleja claramente la realidad y deseos de la juventud del país. El cine comercial comienza a mostrarse cada vez más despegado de la tradición histórica de China y evoca ya un estilo de vida urbano, cosmopolita y lleno de aspiraciones.

Tres películas llamadas a copar la cartelera en las próximas semanas: “Las flores de la guerra”, “Espadas voladoras en la puerta del dragón”, “The monkey king”.
Tres películas llamadas a copar la cartelera en las próximas semanas: “Las flores de la guerra”, “Espadas voladoras en la puerta del dragón”, “The monkey king”.

Go Lala Go!”, “La venganza de Sophie” o “El amor no es ciego” fueron algunas de las comedias románticas de 2010 y 2011 que repetían ese mismo patrón: jóvenes urbanos con trabajos cualificados (creativos publicitarios, diseñadores gráficos, ejecutivo de cuentas, dibujante de comics, fotógrafos…) que sufren un desengaño amoroso y tienen que encontrar el amor verdadero al mismo tiempo que luchan por lograr el éxito profesional. Todo esto mientras conducen coches descapotables y cenan en restaurantes de lujo antes de volver a sus lofts de ensueño. Son historias y situaciones claramente despegadas de la realidad del país, en donde cerca del 80% de la población pelea por conseguir un sueldo de unos 500 dólares al mes o se ve obligada a compartir habitación a los 30 años para poder pagar un piso en Pekín. No es la ciencia-ficción que un servidor estaba esperando…. pero lo cierto es que la fórmula gusta, y mucho, ya que parece capturar las aspiraciones, deseos y sueños de gran parte de los veinteañeros chinos, que ven en la pantalla la vida que les gustaría tener al mismo tiempo que olvidan durante una hora y cuarenta minutos la vida que tienen.

La romántica "Go Lala Go!" ha puesto de moda los romances de oficina protagonizados por jóvenes atractivos y exitosos en sus trabajos.
La romántica "Go Lala Go!" ha puesto de moda los romances de oficina protagonizados por jóvenes atractivos y exitosos en sus trabajos.

2012 parece que también estará inundado de comedias románticas. La primera en llegar será “Mi enemigo favorito” (亲密敌人), que repite la directora y temática de “Go Lala Go!” y se estrenará a finales de diciembre. Pero habrá decenas más a lo largo del año y conformarán la espina dorsal del cine comercial chino durante 2012. Junto a ellas estarán las películas históricas de espadas y kung-fu, que son cada vez menos populares pero siguen suponiendo una parte importante de la producción cinematográfica.

2012 también verá como diversos directores conocidos por su faceta “underground” o independiente se adentran en el cine comercial. Este es el caso de Jia Zhangke con “In the Qing Dinasty” (在清朝) y Won Kar-Wai con “The Grandmasters”, que nos tienen con el corazón en un puño por miedo a perder a dos de los grandes directores chinos en el terreno de lo desconocido, al igual que ya pasó con directores de la quinta generación como Zhang Yimou o Chen Kaige, en su día consagrados como abanderados del nuevo cine social. Lou Ye, mi director favorito, estrenará “Love and Bruises”, una adaptación de la novela autobiográfica de Jie Liu-Falin llamada “Bitch”.

China se ha convertido ya en el mayor productor y consumidor de telenovelas del mundo, aunque la mayoría de ellas resultan absolutamente insufribles para el público occidental. Trabajadores y espías enamorándose mientras luchan contra la ocupación japonesa de China a finales de los años 30 (suena mejor de lo que acaba siendo) pululan por todos los canales de China (que en total superan los 200) dando una extraña sensación de déjà vu al espectador de televisión chino. La alternativa son jóvenes matrimonios enfrentándose a las dificultades de combinar una humilde y trabajadora vida con las visicitudes de un honrado y respetable matrimonio, que por supuesto incluye a los padres de ambos viviendo en la residencia del joven matrimonio. Cuentan sin embargo con una popularidad imparable entre adultos y mayores, y parece improbable que esta tendencia disminuya durante 2012. Estas telenovelas, programas de testimonios y programas de coaching suponen una especie de piedra angular a través de la cual perpetuar un estilo de vida centrado en el respeto y obediencia a la familia y la honradez que en 2012 seguirá aumentando la brecha entre jóvenes y mayores, cada vez más abismal en China.

Pero sería injusto calificar al gobierno de China como un mero lastre ajeno a las tendencias y potencial de la industria cultural de China. Es cierto que el nuevo plan quinquenal de Pekín establece un mayor control sobre cine y televisión, un sector que ya controlaba con mano férrea. En 2011 “recomendó” que dejaran de grabarse series de televisión que tuvieran que ver con viajes en el tiempo, un argumento muy popular durante los últimos años, por considerar que distorsionan la realidad histórica. A partir del 1 de enero de 2012, el gobierno chino suprimirá la publicidad de las series de televisión de más de 45 minutos, poniendo en peligro la financiación de muchas de ellas, y limitará la emisión de programas de entretenimiento (magazines, concursos de talento, programas de búsqueda de pareja, etc.) a tan sólo dos a la semana, estipulando un máximo de duración de 90 minutos entre las 19:30 y las 22:00 horas.

El objetivo es claro: no dejar escapar el control de los contenidos en los medios de comunicación y utilizarlos para reforzar los “valores socialistas” (añadase un “con características chinas”) como centro del mundo cultural.

Entre el control político y el fomento de una industria competitiva

Pero no nos podemos olvidar de la apuesta que realiza el gobierno por potenciar la industria creativa audiovisual en el país. El Partido Comunista de China tiene sin duda un plan para la industria cultural, pero también es más o menos consciente de las limitaciones creativas y estructurales con las que cuenta el país y ha establecido claramente fases para lograr una industria fuerte, independiente y capaz que pueda competir con los pesos pesados. Pekín acaba de inaugurar un museo dedicado a la animación y un parque universitario de 27.000 metros cuadrados centrado en la creatividad y la creación artística y audiovisual (diseño, infografía, edición, pintura, animación, etc.) a donde se ha invitado a participar a diversos “mentores creativos” extranjeros (Japón, EEUU, Corea del Sur, etc.). La capital china cuenta también con nuevos estudios de rodaje y prolifera la creación de nuevas productoras de animación y diseño de infografía para videojuegos, que comienzan a captar (lentamente) talento del extranjero.

Sin embargo, Shenzhen, la primera Zona Económica Especial de China, es probablemente el mayor ejemplo de la vertiginosa apuesta por la industria cultural que experimenta el país, con multitud de empresas dedicadas a la postproducción digital que gracias al estímulo económico que realiza el gobierno chino crecen a un ritmo del 25% anual y comienzan a atraer la atención de empresas extranjeras. Y poco a poco, el talento, la formación y la industria se extenderán al resto del país.

Para tener superproducciones de calidad que puedan competir en un mercado internacional, hace falta una industria potente y creativa. El Partido Comunista controla con mano ferrea la producción, pero al mismo tiempo parece comprometido a crear esta industria audiovisual a la altura de las necesidades y estándares internacionales. Hoy en día la mayoría de pedidos vienen de fuera, y las producciones nacionales cuentan en su mayoría con argumentos o estilos claramente copiados de producciones extranjeras. 2012 parece todavía demasiado pronto para esta industria floreciente se traduzca en una confianza por la creatividad y el talento nacional. Las películas de animación comerciales que surjan en 2012 serán probablemente poco originales, copias de historias provenientes de Estados Unidos o absurdamente infantiles.

La falta de originalidad y propuestas valientes en el cine comercial chino contrastará en 2012 con la eclosión de cortometrajes y piezas de animación que se presentarán y distribuirán en Internet, una especie de revolución silenciosa llena de creatividad, sentido de melancolía, pérdida y concienciación social. Si en este párrafo no incluyo ningún “probablemente” o “parece que” es sencillamente porque es un proceso que ya ha comenzado y no puede hacer más que crecer.

China es la mayor comunidad de internautas del mundo y la falta de medios o recursos ha derivado en un “hacer lo máximo con lo mínimo a mi alcance” para cubrir el enorme vacío creativo impuesto por los estrictos controles que el gobierno ejerce sobre la industria cultural y cinematográfica. En este tipo de formato entran historias como la de una mujer que intenta encontrar un testigo del atropello de su marido; una joven (de dibujos animados) que hace el amor en un vagón de metro con un desconocido mientras sueña con peces; o un joven que trabaja disfrazándose de oso y repartiendo publicidad en la calle que es capaz de suplantar a un famoso escritor en las redes sociales antes de ser descubierto y perder lo poco que tenía. Todas estas historias tienen difícil cabida en el cine comercial, pero recorren ya millones y millones de ordenadores de China gracias a Internet. La mayoría de ellos han sido grabados con teléfonos móviles y cámaras de bajo presupuesto y editados en casa con programas descargados ilegalmente. Existen ya diversos portales que permiten promocionar y mostrar este tipo de piezas y cortometrajes, cuyo número crece a una velocidad de vértigo. Las principales compañías chinas de Internet (Youku, Tudou, Sina…) no son ajenas al fenómeno y cuentan ya con planes para producir y distribuir sus propios cortometrajes para hacerse con una parte del pastel.

En resumen, 2012 será probablemente un año de continuidad de contenidos reforzada por un mayor control de los medios; apuesta por el impulso y desarrollo de la industria; consolidación de Internet como difusión de obras amateur y alternativas; y abandono de la juventud de la televisión, que quedará relegada a los más mayores.

Aunque, por supuesto, en China siempre queda sitio para la sorpresa….

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.8/5 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Industria audiovisual en China: ¿qué esperar del 2012?, 4.8 out of 5 based on 4 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Pello Zúñiga

Pello Zúñiga Pérez es un periodista y escritor afincado en Pekín, especializado en la cultura y los medios de comunicación de China. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster por Radio Televisión Española, colabora habitualmente con Zaichina cubriendo el mundo cultural y la actualidad cinematográfica del país asiático. . [Más artículos de Pello Zúñiga]

7 Comments

  1. Muy buen artículo. Muchas gracias :) Este año se me olvidó ver que vuelen las balas. Le daré una probada cuando tenga tiempo. Le echaré un vistaso tambien al qinmi diren, du lala no me pareció tan buena, pero la venganza de Sophie si me pareció divertidísima.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. emanuel

    LAS FLORES DE LA GUERRA.. excelente película.. me partió en 2.. muy buena película.. excelente actuación, escenario, impresionante película.. no tiene desperdicio.. llore como nunca en mi vida…

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario