Economía, Política

Taiwán en la actual crisis global

Paul V. Kane, un ex sargento de EE.UU., defiende que Washington entregue Taiwán a China para salvar la economía estadounidense.

Los últimos vaticinios empiezan a hacerse realidad en lo que respecta a Europa. La deuda es insostenible para Portugal, Italia y España. Y por su estrecha relación con estos dos últimos países, más temprano que tarde Francia será otra ficha que cae. Y ahí sí, se resentirá el corazón de Europa. A una Alemania solitaria le corresponderá bombear un cuerpo obeso y mal acostumbrado.

La caída de Europa afectará al resto del mundo, ya que la UE es el principal socio comercial de China, África y Estados Unidos. Y el segundo socio comercial e inversionista de Latinoamérica. Con una Europa agonizante, con China y Estados Unidos heridos, y África y Latinoamérica cargando una nueva frustración, el mundo se convertirá en un caos ingobernable.

Para los economistas sólo se trata de unos años de recesión y menos crecimiento, pero una vez que ya no se puede financiar el consumo con deuda, aflora el desempleo. Y como tampoco se consigue dinero para financiar la asistencia social (o planes sociales en el caso de los países “en desarrollo”), entonces es probable que situaciones como las que se viven actualmente en las tiranías árabes empiecen a darse en las democracias occidentales. Un anuncio de esto ya lo tuvimos con las protestas en los barrios marginales de París del año pasado y las de Londres de este año.

Tal vez los disturbios puedan ser controlados por las impresionantes estructuras represivas que se han construido en las dos últimas décadas alrededor del planeta. Pero en un mundo donde las economías empiezan a cerrarse para protegerse de déficits comerciales y donde los gobiernos tendrán que recurrir a todo lo que tengan a mano para resistir el descontento de las masas, “¡guerra!” surgirá como la palabra salvadora.

¿Y dónde será la tercera gran guerra? Israel estará siempre dispuesto a ofrecerse para poder acabar finalmente con los palestinos. Pero el lugar verdaderamente caliente es la región del Mar del Este y el Mar del Sur de China, por donde pasa casi la mitad del comercio mundial y donde se concentra el dream team de las economías emergentes del Pacífico: China, Taiwán, Corea del Sur, Vietnam, Indonesia, Filipinas, Malasia y Japón.

China, como la gran potencia emergente que es, reclama para sí esa zona en la que hay disponibles grandes cantidades de petróleo y gas. Su pretensión ha provocado recientemente una serie de choques con muchos de sus vecinos. La semana pasada, un editorial del diario oficial del gobierno chino en inglés, el Global Times, manifestaba por primera vez que China está dispuesta a ir a las armas por esa zona. Sus liliputenses vecinos confían en el apoyo de Estados Unidos.

Así las cosas, el mundo sólo necesita un fósforo (o tal vez un verano demasiado caluroso) para explotar en llamas. Sin embargo, si Barak Obama hace suya una idea que un ex sargento americano condecorado en Irak le propuso a través del New York Times, podría cambiar absolutamente este destino anunciado. Paul V. Kane, en su artículo titulado Entreguemos Taiwán para salvar nuestra economía propone que Estados Unidos le suelte la mano a la isla rebelde a cambio de la deuda que está en manos de China: 114.000 millones de dólares, el 10% de la deuda total de Estados Unidos. De esta manera, Taiwán confluiría hacia la natural unificación con China, que se convertiría en amo indiscutible del Mar del Sur.

Aunque el iluminado Kane sólo lo ve como una forma de salvar al declinante gran imperio y su gente, lo cierto es que esta jugada maestra podría salvar al mundo del caos y la violencia, al desviar la atención de la crisis mundial hacia la cooperación entre China y Estados Unidos. Y, además, definiría un nuevo orden mundial.

Podría dar la impresión de que una idea brillante es capaz de cambiar el rumbo de la historia, pero es difícil imaginar a los prepotentes y arrogantes congresistas estadounidenses, sostenidos por sus (¿todopoderosas?) corporaciones militares, aceptando un trato tan humillante como ése, que atentaría directamente contra sus intereses, al promover la paz.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 Comments

  1. José Antonio

    La idea no parece mala, habría que ver que opinan en Taiwán y el resto de "protectorados" de EEUU.
    No olvidemos que lo ha dicho un "ex-sargento" no un general 😉
    Yo no he hecho la mili, pero deberian recalcar que un sargento no es mucho a la hora de opinar sobre este tipo de cosas. (pese a tener una gran idea)

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Alejandro

    Creo que ninguna de las partes saldrían ganando. Esa parte de Asia no es un polvorín. Los líderes chinos saben que en una posible guerra, puedan tener las posibles e inminentes revueltas. Piensa que muchos chinos, a pesar de ver TW como una isla, ven a los taiwaneses como si fueran otros chinos más y, si el gobierno ataca, quiere decir que está atacando a chinos. Igual me equivoco y se queda en unos frívolos posts en weibo, la red social china del momento…
     
    Por último, China es China y China es China, lo que creo que debería ser más justo sería devolver China (República Popular) a China (Taiwán). Cómo lo véis?

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • José Antonio

      Devolver China a Taiwán… sería una buena propuesta… a ver que opinana en Pekín 😉

      VA:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: +1 (from 1 vote)
  3. Juanchorom

    Sería injusto para el mundo libre y democrático el entregar a Taiwán a un régimen autoritario y represor. Si ocurriera entonces los Estados Unidos serían complices de tal infamia, serían cómplices de que 23 millones de taiwaneses serían esclavos del Partido Comunista Chino. Pareciera que Obama responde a los intereses de los lideres de Beijing que a los intereses de su propio pueblo y la de sus aliados tradicionales como Taiwán que ha estado con los Estados Unidos en las buenas y en las malas.
    ARRIBA PUEBLO DE TAIWÁN NO DEJEN QUE TANTO ESFUERZO HAN LOGRADO, OTROS LO DESTRUYAN CON COCHINAS SUS PATAS. 

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario