Economía, Traducciones

¿El fin del “made in China”?

Durante las últimas décadas, el crecimiento de China se ha debido en gran medida a la vitalidad de las industrias intensivas en mano de obra dedicadas a la exportación. Es el famoso “made in China”, que ha llenado el mundo de productos hechos o envalados en este país, creando un gran superávit para las finanzas del Estado, atrayendo la inversión extranjera y dando trabajo a millones de personas en el sur y el este del país.

Sin embargo, hace ya varios años que el Gobierno chino está intentando cambiar el modelo económico y que el incremento de los costos en China está llevando a las empresas extranjeras a mudarse a otros países más baratos. Sobre todo esto habla Li Tie en un artículo publicado el 4 de agosto en el Nanfang Zhoumo (Southern Weekend) y que traducimos a continuación. Según este frecuente articulista de uno de los semanales más prestigiosos del país, la industria se encuentra en “un punto crítico” y los motivos están en la falta de un mercado interno, el encarecimiento de las materias primas, la apreciación del yuan y los ineficaces monopolios estatales.

TRADUCCIÓN
El “made in China” alcanza un punto crítico
Li Tie (李铁), Nanfang Zhoumo (南方周末)

El 29 de julio de 2011, Terry Gou, el presidente del Grupo Tecnológico Foxconn, afirmó ante los medios que en la actualidad Foxconn cuenta ya con 10.000 robots. El grupo llegará a las 30.000 unidades el próximo año y alcanzará un total de un millón de robots en los próximos tres años. En el futuro, Foxconn aumentará el número de robots en sus cadenas de producción para que realicen las funciones más simples en el trabajo mecánico, sustituyendo a los trabajadores.

Esta iniciativa pretende resolver los problemas que Foxconn tiene debido al rápido incremento de los costos de la mano de obra. En cambio, esa solución aún está por ver, ya que los inversores no lo ven con buenos ojos debido a la bajada del precio de las acciones en Foxconn Internacional. En el último año, el precio de las acciones de Foxconn Internacional ha bajado más del 85% en comparación con el precio de éstas hace cuatro años. El grupo pasó de obtener un beneficio neto de 720 millones de dólares en 2007 a unas pérdidas netas de 220 millones de dólares en 2010. Por ello, el abandono de los inversores de Foxconn es algo previsible. Reemplazar el trabajo manual por robots parece ser una decisión irrevocable de Foxconn: el incremento de los costos del trabajo manual y la mano de obra es una carga que la empresa no puede soportar. En tal caso, ¿sigue siendo rentable el “made in China”?

Tomando como ejemplo a uno de los líderes del “made in China”, la difícil situación de Foxconn es muy representativa de la gravedad de las condiciones adversas que han aparecido durante este año. En el mes de julio, el jefe de la famosa fábrica de juguetes Suyi (素艺), de la ciudad de Dongguan, “desapareció misteriosamente” después del envío de cinco contenedores, dejando deudas a sus trabajadores y proveedores, un hecho que ha generado una gran discusión en una sociedad que ahora presta más atención a lo que ocurre a su alrededor. Recientemente, el teniente de alcalde de la ciudad, Jiangling (江陵), ha declarado en varias ocasiones que “en la actualidad las dificultades de las empresas de Dongguan no son menores a las que había durante la crisis financiera”.

Mucha gente no puede evitar hacerse una pregunta: ¿Por qué si la crisis financiera pasó hace tres años, una antigua fábrica de juguetes se ha hundido en una noche? La respuesta es muy fácil. Hace tres años, el número de pedidos a las industrias chinas se redujo debido a la crisis financiera mundial. En ese momento, la razón principal se debía a factores externos, pero la demanda externa se ha ido recuperando lentamente y las dificultades se han visto aliviadas enseguida. Sin embargo, hoy en día los principales problemas a los que se enfrenta la industria china son internos, por lo que resultan mucho más difíciles de resolver.

Los empresarios señalan las siguientes causas: el aumento del salario de los trabajadores y de los costes de las materias primas, la apreciación del yuan y las dificultades y el aumento de los costes de financiación. Esta serie de factores han ocasionado mayoritariamente gastos en las exportaciones que se incrementaron hasta en un 30% durante el primer semestre de este año, mientras que el beneficio de dichas exportaciones no alcanza el 10%. Es por esto que los problemas son inevitables.

¿Por qué motivo los costos de la mano de obra y las materias primas aumentan constantemente? El salario aumenta y también lo hacen los ingresos de los trabajadores, aunque sólo un poco. Sin embargo, quizás el aumento del salario sigue sin compensar el incremento de sus gastos en otros aspectos. Si ese aumento llegara realmente a los bolsillos de los trabajadores, la economía china tampoco tendría que preocuparse por antiguos problemas.

El alto coste que supone hacer negocios es otra de las causas importantes por las que en los últimos años el precio de las mercancías chinas se ha elevado. Hacer negocios supone un coste tan alto porque la base de la economía china está construida sobre todo tipo de monopolios. A esto se le une la lucha por el poder y la ineficacia a la hora de explotar dichos monopolios. Al final, todos esos costes acaban perjudicando a los consumidores, que son los que terminan pagando la cuenta.

Si tomamos como ejemplo el sector logístico, observamos que en el último semestre el precio del crudo internacional no ha sufrido grandes fluctuaciones. Sin embargo, dos de las grandes petroleras del país no sólo han subido en varias ocasiones el precio de la gasolina y del diesel, sino que de vez en cuando nos sorprenden con su escasez. Por otro lado, el transporte ferroviario y aéreo todavía no ha entrado realmente en las leyes del mercado y los precios de la distribución de productos son muy altos. Finalmente, todos estos factores también encarecen el coste de las mercancías.

Muchos de los monopolios del ámbito de recursos naturales básicos y de servicios públicos tienen que sumar el alto coste de la financiación de sus bienes inmuebles, de modo que el coste del nivel de vida de las ciudades aumenta rápidamente y los trabajadores exigen una subida de sueldo para subsistir. Al mismo tiempo, el costo de la mano de obra rural y el precio de verduras y hortalizas sigue subiendo.

¿Quién acaba sufriendo las consecuencias en esta cadena de subida de precios? Parece ser que los ingresos fiscales del gobierno no se han visto afectados ya que en la primera mitad de este año, los ingresos del Gobierno aumentaron un 31,2%. Asimismo, por el momento, los bienes inmuebles, la gasolina y el peaje de las autopistas no preocupan demasiado porque los consumidores no tienen más remedio que seguir usándolos. Nadie puede evitar esa subida de precios. Sin embargo, para cientos de miles de fabricantes chinos la subida de precios sigue dependiendo de la falta de competitividad de los productos chinos en el mercado internacional. En definitiva, son estos últimos los que acaban sufriendo las consecuencias de esta cadena de subida de precios.

Como la industria de manufacturas no gana dinero, el excedente de capital no se invertirá en la economía productiva, sino en bienes capitales. Esto provocará a su vez un encarecimiento de los costos de producción y rebajará los beneficios de la industria, intensificando por sí mismos un círculo que refuerza la burbuja económica. En una economía sin producción material, la forma más sencilla de continuar con los crecimientos anteriores es alimentar la burbuja. Así, se puede utilizar la inversión y la burbuja de activos para mantener el crecimiento. Sin embargo, el sentido común de la economía nos dice que hoy día nadie ofrece comida gratis. Después del estallido de la burbuja, la economía productiva se embarcará en el sufrimiento de “10 o 20 años perdidos”.

Fuente

► Nanfang Zhoumo: “中国制造”已到临界点

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
¿El fin del "made in China"?, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 Comments

  1. May

    Suyi no es el nombre del jefe sino el de la fábrica.
    El que desapareció misteriosamente es el jefe, no cincos contenedores.
    La crisis financiera ha pasado tres años, no "ha durado".

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Muchas gracias por esas puntualizaciones, May, ya lo hemos corregido.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario