Democracia, Política

Ai Weiwei sale de la cárcel

Ayer por la noche, cuando todo el país se iba a la cama, las autoridades chinas pusieron en libertad bajo fianza al disidente Ai Weiwei, que llevaba entre rejas 80 días. La noticia ha pillado por sorprensa a expertos y periodistas, que pensaban no volver a ver en una buena temporada al más famoso artista chino. A pesar de la buena noticia, sus supuestos delitos económicos siguen su curso, es muy probable que Ai Weiwei no pueda salir al extranjero y hasta ahora ha rechazado conceder entrevistas. Incluso su anteriormente activísima cuenta en Twitter sigue sin actualizarse desde el 3 de abril.  [Desde entonces, en ZaiChina hemos hablado de él en varias ocasiones]

Varios medios de comunicación y ONGs han tendido a explicar la liberalización de Ai Weiwei como un triunfo de la presión extranjera. Según ellos, la visita en los próximos días del primer ministro Wen Jiabao a Reino Unido, Hungría (que lleva actualmente la presidencia de la Unión Europea) y Alemania habría favorecido la puesta en libertad del artista chino. Para muchos (The New Yorker, The Guardian, Amnestía Internacional…) estaríamos ante otra victoria de Occidente, capaz de cambiar gracias a sus opiniones públicas y quejas diplomáticas la política interna de China.

En realidad, nadie tiene ni idea de los motivos reales detrás de la liberación de Ai Weiwei. Este tipo de interpretaciones desde fuera, muy frecuentes en muchos otros aspectos de la realidad china, suelen confudir los deseos con la realidad. A China le importa mucho más lo que piensan en Chengdu, Hangzhou, Chongqing, Shanghai, Dalian, Xi´an y Pekín que lo que piensan estadounidenses y británicos. Todos los actos de apoyo a Ai Weiwei realizados en Occidente no han tenido prácticamente ninguna repercusión en China. Como suele ser en muchos otros casos, su liberación responde mucho más a cuestiones internas (¿apoyo de algún dirigente chino? ¿firma de un compromiso con el Gobierno?) que a lo que pasa en el extranjero. Si no, que le pregunten a Liu Xiaobo.

Por otro lado, tampoco conviene olvidar que muchas de las personas que han sido detenidas desde mediados de febrero (según Amnestía Internacional son 130) siguen entre rejas. Entre ellos está el periodista Wen Tao, muy cercano a Ai Weiwei. Además, ayer por la noche, mientras los reporteros extranjeros se arremolinaban frente a la casa del recién liberado artista chino, el abogado Xu Zhiyong era llevado a comisaría. Según las informaciones que circulaban por Sina Weibo (el servicio de micro-blogs más extendido del país), Xu Zhiyong fue llamado al orden debido a su defensa de los estudiantes que no cuentan con hukou en Pekín. Aunque no parece ser una detención oficial, Xu Zhiyong lleva teniendo problemas con las autoridades desde hace meses. Este famoso abogado chino también ha sido uno de los principales defensores de las candidaturas independientes a los congresos locales chinos, algo en lo que él precisamente triunfó en 2003.

¿Cómo hablar de Ai Weiwei en China?

Una vez más, la liberación de Ai Weiwei ha pasado prácticamente desapercibida en China. La agencia oficial Xinhua ha publicado una noticia (bueno, más bien un párrafo) que ha sido recogida por los principales portales de noticias chinos (Sina, QQ). La táctica propagandística parece ser la habitual en estos casos: prohibir a los medios que publiquen cualquier cosa que no sea la noticia de Xinhua, llevar ésta a lugares poco destacados y cerrar los comentarios.

Aún así, como ya vimos hace algunas semanas, Ai Weiwei sí que ha despertado cierta atención entre los internautas chinos. Ahora mismo (14:16 horas del jueves 23 de junio), la brevísima noticia de Xinhua recogida por Netease es la sexta historia más leída durante la última hora en este famoso portal de noticias, con unos 118.000 cliks.

Captura de pantalla del portal de noticias Netease. En el sexto lugar está la noticia de la puesta en libertad bajo fianza de Ai Weiwei.
Captura de pantalla del portal de noticias Netease. En el sexto lugar está la noticia de la puesta en libertad bajo fianza de Ai Weiwei.

Como lo que interesa es sobre todo cerrar el debate, redes sociales como Sina Weibo prohíben la palabra Ai Weiwei y otras similares. Cuando un internauta intenta buscar por su nombre, se encuentra con el mensaje ya típico de Sina Weibo (que a pesar de todo es probablemente el lugar más libre del Internet chino):

De acuerdo con las regulaciones y leyes, los resultados de la búsqueda no se pueden mostrar

Captura de pantalla de Sina Weibo.
Captura de pantalla de Sina Weibo.

 

Ante esta prohibición de hablar directamente del famoso artista chino, los internautas han buscado varias formas de debatir o hacer homenaje a su puesta en libertad. Se trata de una especie de juego del ratón y el gato en el que los internautas buscan la forma de hacer llegar su mensaje y los censores intentan acabar con el debate. ¿Cómo hablar de Ai Weiwei en China? A continuación explicamos algunas de las técnicas que han utilizado los internautas en Sina Weibo y que se hacen también en otras redes sociales y con otras noticias:

1 – Pon a Ai Weiwei en tu foto de perfil. Si está prohibido hablar de él, utiliza su imagen. En este caso, además, la figura de Ai Weiwei aparecerá en todos y cada uno de tus comentarios.

Captura de pantalla de un perfil de Sina Weibo.
Captura de pantalla de un perfil de Sina Weibo.

 

2 – Cámbiale el nombre. La forma más sencilla de censurar o controlar la información es bloqueando el nombre de alguien, en este caso los tres caracteres de Ai Weiwei (艾未未). Es por eso que anteriormente, para hacer referencia al artista chino, muchos internautas utilizaron la parecida expresión “Amar el futuro” (aiweilai, 爱未来). Como esta expresión ya ha sido censurada, otros usuarios han decidido ponerle otro nombre, entre ellos barba (胡子) o semillas (种子), en relación a su exposición en la Tate Gallery de Londres. Es así como algunos de los comentarios de esta mañana decían: “La barba ha sido liberada”.

El problema que tiene este sistema (como casi todos los demás) es que la información no consigue llegar a muchas personas. Cuando los internautas conocen el nuevo término y empiezan a buscar en las redes sociales esa palabra, los controladores del sitio web también se han enterado y bloquean el término. El juego del ratón y el gato vuelve a empezar.

3 – Utiliza imágenes. Censurar imágenes siempre es más complicado que borrar mensajes con un nombre determinado. Es por eso que muchos internautas, al no poder escribir algo directamente, lo suelen hacer a través de una imagen.

Imagen compartida en Sina Weibo. En ella se recoge la noticia de la puesta en libertad de Ai Weiwei.
Imagen compartida en Sina Weibo. En ella se recoge la noticia de la puesta en libertad de Ai Weiwei.

 

Al usar imágenes, los internautas pueden utilizar todo tipo de opciones, algunas de ellas más poéticas que otras. En la siguiente, un usuario de Sina Weibo hace referencia a los 80 días que Ai Weiwei ha pasado entre rejas.

Otra de las formas más disimuladas es utilizar una noticia que esté causando furor para insertar el mensaje deseado. Durante el día de hoy, por ejemplo, un nuevo modelo de teléfono de la empresa Nokia ha alcanzado una gran difusión en Internet. Uno de los usuarios de Sina Weibo ha utilizado esta noticia para incorporar el mensaje de Ai Weiwei:

Arriba del todo se puede leer el nombre de Ai Weiwei.
Arriba del todo se puede leer el nombre de Ai Weiwei.

Más

► Si te interesa el caso Ai Weiwei, escucha nuestro podcast sobre el tema.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Ai Weiwei sale de la cárcel, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Daniel Méndez

Daniel Méndez es el creador y director de ZaiChina. Licenciado en Periodismo y Estudios de Asia Oriental, colabora desde Pekín con varios medios de comunicación (entre ellos El Confidencial, Radio Francia Internacional, El Tiempo y EsGlobal) y es el autor del libro "Universitario en China. Así son los futuros líderes del país". Es profesor asociado de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, donde ha impartido el curso "Información, medios de comunicación e Internet en la China actual". [Más artículos de Daniel Méndez]

3 Comments

  1. John

    Si fuera por presión de occidente estarían todos los disidentes liberados. Comparto la opinión de que al gobierno chino le preocupa más (o debería hacerlo) las opiniones de su pueblo, que un día dirá hasta aquí hemos llegado. Ahora vamos a tomar las riendas. Eso sí, coincido con Julen Madariaga, cuando lo decidan ellos, no cuando lo haga cualquier funcionario estadounidense, francés o alemán.

    ¿Qué el gobierno chino puede haber hecho un pequeño gesto hacia occidente para negociar algo en concreto?, no lo creo pero es posible. ¿Qué Ai siga teniendo algún contacto en las altas esferas que le ha ayudado todo lo que ha podido?, seguro. Porque si es verdad que estaba detenido por temas políticos algo ha pasado dentro, si no ahí se queda igual que Liu.

    Vamos a seguir los acontecimientos, lo que es seguro es que Ai estará callado una temporada o volverá a ir preso.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. teresa

    Estoy de acuerdo contigo John, creo que tendremos que esperar bastante tiempo para ver qué ha pasado con este caso en realidad… lo que es seguro es que al menos por ahora, no será Ai Weiwei quien lo diga.

    Muy interesante la muestra de los modos de saltar la censura, la verdad es que si hay un idioma que lo pone "fácil" en ese sentido es el chino. Gracias Zaichina por tu trabajo!

    Teresa

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario