Destacado, Lo último, Sociedad

Una generación en busca de estabilidad

En los últimos 30 años, China ha cambiado tanto que sus jóvenes parecen vivir en un planeta distinto al de sus padres. Para intentar comprender su comportamiento, los mayores les han puesto todo tipo de etiquetas: “pequeños emperadores”, “egoístas” o “niños mimados”. Siguiendo con la idea de que los jóvenes chinos de hoy se han vuelto pragmáticos y materialistas (en una muestra perfecta del camino que ha recorrido el país en las últimas tres décadas), la revista China Weekly (中国周刊) hablaba en uno de sus números de mayo de “una generación en busca de estabilidad”.

Portada de la revista China Weekly del 18 de mayo de 2011. El titular dice "Una generación en busca de estabilidad. El pragmatismo y conservadurismo de los jóvenes".
Portada de la revista China Weekly del 18 de mayo de 2011. El titular dice "Una generación en busca de estabilidad. El pragmatismo y conservadurismo de los jóvenes".

 

A pesar de que todavía hay muchos chinos emprendedores con ganas de montar sus propios negocios, el China Weekly decía que los jóvenes de hoy intentan luchar con todas sus fuerzas por la seguridad: un trabajo fijo, un sueldo decente, casa y coche. La revista decía que éste era un “cambio histórico” e “irreversible” y comenzaba su reportaje de la siguiente forma:

“Al enfrentarse al futuro, se está produciendo un cambio entre los jóvenes chinos. Se pueden utilizar muchas palabras para describir este cambio, por ejemplo conservadurismo o búsqueda de estabilidad, pero también pragmatismo y racionalidad”.

Este cambio, como se puede ver en la portada de la revista, tiene muchas implicaciones sociales. Es por eso por lo que el China Weekly dicee que los jóvenes han decidido “abrazarse entre la multitud”, buscando trabajar como funcionarios o en empresas públicas. La revista define esta actitud (que por supuesto se da en muchos otros países) como conservadora, realista y pragmática, adjetivos todos que podrían definir a la juventud china.

Uno de los ejemplos más claros es el del funcionariado. Si en 2002 tan sólo 90.000 candidatos hicieron el examen para entrar a la administración central, en 2009 había casi un millón y medio de personas que luchaban por convertirse en funcionarios.

En cierto sentido, a los jóvenes de hoy les gustaría conseguir lo que tenían sus padres durante el Maoísmo: vivienda, sanidad, comida y trabajo asegurados. Desde finales de los 70, el Estado comenzó a retirarse de todos estos sectores que anteriormente garantizaba. Con la liberalización y el desarrollo económico, los jóvenes de hoy viven muchísimo mejor y tienen muchas más oportunidades, pero también más incertidumbres. A muchos les gustaría contar con el tradicional “cuenco de arroz de hierro” (tiefanwan, 铁饭碗) que proporcionaba el Gobierno.

Para los hombres, además, en muchos casos sin estabilidad no hay novia, ya que muchas mujeres exigen un coche y una vivienda como requisitos imprescindibles para casarse. En una sociedad cambiante, materialista y llena de incertidumbres, a los jóvenes se les ha puesto una etiqueta más: “la generación en busca de estabilidad”.


Nota: la traducción literal del término que utiliza la revista (稳一代) sería “la generación estable”. Después de leer el contenido del reportaje, me parecía que “la generación en busca de estabilidad” reflejaba mejor el significado original.

Más

► ZaiChina: Jóvenes chinos / Dosmilyuanismo / Universitarios chinos /

Fuentes

► Sohu News: Recopilación de todos los artículos del China Weekly (Vía OhMyMedia)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Trackbacks / Pings

Deja un comentario