Medios, Política

Los políticos chinos dan la cara en Estados Unidos

El encuentro de dos días de la pasada semana entre China y Estados Unidos ha producido numerosos titulares  que han ocupado lugares destacados en la prensa estadounidense. Algunas de las declaraciones más comentadas han sido las de Hillary Clinton en una entrevista en The Atlantic, donde afirmaba que la situación de los derechos humanos en China era “lamentable” y que las detenciones de los últimos meses estaban “intentando parar la historia”.

Aunque no han sido tan citadas, igual de importantes han sido sus declaraciones sobre la batalla por la información que se está librando a nivel global. Hablando de las revueltas árabes, Hillary Clinton cree que “necesitamos competir en el campo de las ideas y la información”, que “la gente sabe demasiado” y que “tenemos que empezar a relacionarnos con la gente de una forma más directa”. También hizo mención a los esfuerzos de China por luchar por la opinión pública global:

China está empezando una red de televisión en todo el mundo en inglés, Rusia también, y Al Jazeera. Pero la BBC está acabando con sus servicios en otras lenguas por el mundo. No estamos compitiendo. Siento que estamos perdiendo una oportunidad.

Wang Qishan en su participación en la televisión estadounidense.
Wang Qishan en su participación en la televisión estadounidense.

Los que no han perdido ninguna oportunidad, a pesar de sus problemas para venderse en el mundo, son los miembros del gobierno chino, que cada vez saben mejor como seducir en el extranjero. Si en la visita de Estado de enero de 2011 Hu Jintao visitó el Congreso estadounidense, donde respondió a todas las preguntas de los congresistas, en esta ocasión el vicepresidente Wang Qishan participó en un programa de la televisión estadounidense. Este contacto directo muestra el interés del gobierno chino por mejorar su imagen en Estados Unidos y aumentar su softpower, algo a lo que están dedicando muchos esfuerzos y dinero.

La participación de Wang Qishan (vicepresidente de China, con fama de eficaz en puestos de alta responsabilidad y probablemente futuro miembro de los nueve hombres más poderosos de China tras el cambio de poder en 2012-2013)  fue especialmente significativa. Participó en un programa de unos 40 minutos dirigido por el periodista Charlie Rose y donde también participó Timothy Geithner, Secretario del Tesoro de EE.UU y crítico habitual de las políticas económicas chinas.

Aunque Wang Qishan no es especialmente hábil en televisión, lo cierto es que este tipo de encuentros suponen en muchos casos un contacto único y excepcional con el público estadounidense. Aquí no entran los filtros de los medios de comunicación (o entran en menor medida), lo que puede provocar muchas sorpresas entre aquellos espectadores que nunca han escuchado la visión china de la realidad. También es sorprendente que en algunos casos, como el omnipresente de los derechos humanos, los líderes chinos den más explicaciones en medios extranjeros que en los propios medios nacionales. Al hablar de este tema, relacionado con las revueltas en el mundo árabe, Wang Qishan fue contundente:

No creo que este tipo de actividades [en referencia al mundo árabe] puedan ocurrir en China. Esa sería también la conclusión de su Departamento de Estado. Ha habido frecuentes intercambios de ideas entre su Departamento de Estado y el Ministerio de Asuntos Exteriores de China. […] Hemos dicho en muchas ocasiones que no es posible que situaciones como las de Oriente Medio y el Norte de África ocurran en China.

Ante la pregunta de qué es lo que le gustaría que cambiara de las relaciones entre China y Estados Unidos, Wang Qishan no cesó de repetir una y otra vez la misma idea: que se acabe con la politización. Según él, los políticos estadounidenses están empeñados en mezclar política con economía y en ocasiones utilizan las fricciones con China en clave nacional. Wang Qishan dijo que había que diferenciar una cosa de la otra y se quejó con dureza, por ejemplo, de la visión que se tiene en Estados Unidos de la guerra de divisas.

Fue aquí, uno de los puntos donde se han lanzado más acusaciones cruzadas en los últimos años, donde Wang Qishan entró a detallar de una forma clara la postura china respecto al yuan. Para ello hizo una comparación con la relación entre Japón y Estados Unidos en los 70 y citó cuatro ideas fundamentales:

– Nivel tecnológico. China está todavía muy por detrás de Estados Unidos. Es más, como declaró Timothy Geithner durante la entrevista, Washington controla con cuidado la tecnología que permite conocer a Pekín.

– China carece de grandes empresas multinacionales reconocidas. Si en los 70 Japón creo marcas como Nikon, Toyota o Sony, hasta ahora, dice Wang Qishan, los estadounidenses sólo saben que compran productos hechos en China.

– El déficit entre los dos países no está producido sólo por empresas chinas, sino sobre todo por empresas extranjeras o multinacionales. Según sus cálculos, el 60% de las exportaciones chinas son de productos desarrollados por empresas extranjeras. En China se embalan y envían productos al resto del mundo, pero no se crean ni diseñan. Inteligentemente, Wang Qishan puso el ejemplo del Ipad.

– La relación no es justa. A pesar de ser la segunda economía del mundo, Estados Unidos todavía no ha reconocido a China como una economía de mercado.

A estos puntos añadió, además, que en la actualidad el mundo se encontraba en un fenómeno hasta ahora nunca visto: el de que la segunda economía del planeta es un país en vías de desarrollo cuya renta per cápita se sitúa sobre el puesto número 100 del mundo. Nunca un país con tanto poder económico había sido tan pobre comparativamente con el resto de naciones.

La participación de Wang Qishan en un programa televisivo como este, dando explicaciones directas a los estadounidenses, muestra la importancia de las relaciones entre Washington y Pekín, pero también el intento de los líderes chinos por ganarse a la opinión pública en el extranjero.

Más

► ZaiChina: China defiende el renminbi

Fuentes

► Charlie Rose: Aquí puedes ver el debate-entrevista

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.