Sociedad

Mónica Moyano: un año “adoptando” niñas chinas

Los recuerdos chinos llenan el salón de su casa de Barcelona: los libros para el aprendizaje de caracteres, el intrumento tradicional guzheng y el té con el que nos recibe son sólo una muestra. Entre 2005 y 2006, Mónica Moyano acompañó a cientos de padres en sus últimos pasos para completar la adopción de una niña china. Ese fue precisamente el momento de mayor número de adopciones internacionales en el gigante asiático, hasta que a finales de 2006 la ley fue modificada y los requisitos aumentaron: se prohibieron las adopciones de padres monoparentales, aumentaron los ingresos mínimos y el nivel de estudios de los adoptantes.

La misión de Mónica en PIAO, la Entidad Colaboradora de Adopción Internacional (ECAI) con la que trabajó, era la de acompañar a los padres y servir de su guía y apoyo durante las dos semanas que pasan en China. Como explica Mónica, “nuestra labor era limitarnos a acompañar a los padres, ir al hospital con la niña, consolarles cuando todavia no había llegado…Eran necesidades que tenían los padres españoles y que quizás los chinos no entendían.Yo hacía un poco de mamá de los papás”. Su experiencia recuerda a la de J. Vicente Castelló, cuyo libro, Muñecas de Porcelana, es muy conocido entre los padres que se disponen a adoptar en China.

Una de las cosas que llama enseguida la atención es el gran número de familias españolas que han adoptado niñas (utilizamos el femenino porque tan sólo el 1% de los adoptados eran niños) en China. Hasta finales de 2006, cuando se modificó la ley (lo que de hecho provocó que Mónica perdiera su trabajo), España fue durante varios años el segundo país del mundo que más niñas chinas adoptaba. En 2005 fueron casi 3.000 y en 2006 unas 4.000.

Para Mónica, hay dos motivos claros para tantas adopciones en China: primero, la rapidez con la que se hace el papeleo en comparación con España; y segundo, la buena salud de la que gozaban las niñas. “Ellos sólo dan a los niños que están muy bien”, dice Mónica, quien afirma además que aquellos que adoptaban a través del pasaje verde (dedicado a niños que tienen algún tipo de discapacidad física) también se encontraban en muy buen estado.

Mónica Moyano en su casa de Barcelona.
Mónica Moyano en su casa de Barcelona.

La mayoría de niñas que se adoptaban tenían unos ocho meses. En realidad, como explica Mónica Moyano, nadie sabe muy bien por qué son abandonadas. En ocasiones se las deja a las puertas del mismo orfanato. Como abandonar a un niño está prohibido por ley, son muy pocos los casos en los que se conoce a los padres. Si son abandonados, la propia policía (que en algunas regiones tiene una sección sólo para este tema) se encarga de llevar a los pequeños al orfanato más cercano.

Una de las situaciones en las que Mónica Moyano se encontró con frecuencia fue que los padres adoptantes querían saber dónde se habían criado sus hijas y quién había cuidado de ellas. “Esto es muy poético y muy romántico, pero no deja de ser un trauma, y para el niño igual”, afirma Mónica. “La gente se queja, dicen que esto es como muy frío, viene alguien, una colección de funcionarios del orfanato y los niños con las etiquetas todavía puestas en la ropa que les han comprado y te los dejan ahí… Pues es mucho mejor”, explica Mónica, que llevaba viviendo varios años en China cuando comenzó a trabajar para PIAO.

En los momentos de más trabajo, Mónica llegaba a viajar con grupos de hasta 20 familias. Junto a ella, había otros tres o cuatro acompañantes más contratados por PIAO que al mismo tiempo se hacían cargo de grupos igual de grandes. Si cada viaje duraba dos semanas, en un mes se podrían llegar a adoptar entre 120 y 160 niñas sólo a través de esta institución.

Uno de los motivos que permitía tanta velocidad en el papeleo, según Mónica, era la retribución económica que recibía la parte china. “Dicen que no se vende a los niños, pero… en China eran 3.000 dólares enteros para el orfanato. Y después a la entidad que te ayudaba a hacerlo, o sea, al gobierno, como otros 3.000”. Mucho dinero en China, sobre todo si se multiplica por el número de familias extranjeras que han adoptado en China durante la última década. “Claro, así venían los del orfanato con Mercedes y asientos de piel”, dice Mónica.

Diferencias culturales

Una de las diferencias culturales que primero hace aparición cuando los padres occidentales ya han recogido a su hija es la cantidad de ropa con la que la visten. En el orfanato, las niñas están muy abrigadas, con muchas capas de ropa. Lo primero que hacen los padres es quitarle toda esa ropa para poder verla bien. “Normalmente, cuando los del orfanato ven que a la niña le han quitado toda esa ropa se ponen súper nerviosos”, explica Mónica, que vivió incontables situaciones de este tipo. “Y la gente por la calle también, nos dicen que los niños tienen que ir tapados, pero tapados bien tapados. Aunque esté medio roja y a punto de explotar.Piensan que somos malos cuidadores”.

Esta etiqueta de “malos cuidadores” también se explica por la falta de una mayor disciplina en los niños. Según Mónica, “los niños chinos son mucho más fáciles de cuidar”, una idea que también comparten numerosos padres españoles. A los bebés se les impone una gran disciplina, con horarios estrictos que siempre se cumplen. “El niño ya estaba habituado al sistema y no lloraba. Por la noche no lloraba ninguno, dormían de un tirón, desde las 8 de la noche hasta las 7 de la manana”, dice Mónica Moyano sobre las primeras horas con las recién adoptadas niñas.

Sobre todo, los chinos “nos critican un poco el hecho de no darle prioridad al niño. Critican que la vida del niño no organice la familia, que toda la gente quiera seguir pasándoselo bien, disfrutar, y no tenga en cuenta que son las diez de la noche y todavía estamos en el Pizza Hut comiendo”.

Otra diferencia importante se encuentra en la forma de ir al baño de los pequeños. En China es tradicional el pantalón con una raja en la zona del trasero para que los niños puedan hacer sus necesidades. “A los padres les costaba entenderlo, lo veían como algo primitivo, cuando es al contrario, es más limpio que nada”. Por eso, los padres comenzaban a poner pañales a los niños, que en realidad no necesitaban para nada. “Muchos padres hacían a los niños una regresión”, dice Mónica, “rompían todo lo que tenía de independiente el niño chino, que es mucho más que un niño aquí en España”.

En cuanto a su llegada a España, Mónica cree que la adaptación es perfecta: “Practicamente no tienen ningún problema en su adaptación a España. Antes igual se veía como algo más diferente, pero ahora ya entre las niñas que se han adoptado y la emigracion normal, pues ya hay un monton.”

En medio de nuestra conversación, el teléfono de Mónica suena en dos ocasiones. La primera persona es “una amiga de una amiga de una amiga”, una chica china que le llama para felicitarle el año nuevo chino. La segunda llamada es de un chino que tiene una emergencia económica. “Ya le he citado aquí”, dice Mónica, que en Barcelona está muy en contacto con la comunidad china. Su móvil suena para intentar solucionar algunas de sus emergencias.

– Las adopciones de niñas chinas se han convertido en unos de los vínculos más importantes entre China y España, ¿verdad?

Las familias españolas que adoptan a una nina china ya no ven a los chinos de aquí como el resto de la gente. Se han sentido muy acogidos y muy cuidados. Nadie vuelve disgustado, diciendo que los chinos son tal o cual… todos vuelven contentos. Con el país en general yo creo que se reconcilian bastante.

– En cuanto a su integración, algunos padres extranjeros deciden llevar a sus hijas aprender chino…

Mucha gente las lleva para aprender chino, porque dicen que como la cara ya la tienen… Pero la realidad es que las chinas, una vez que están aquí un tiempo (dos o tres meses), tú les hablas en chino y huyen. Les da como miedo. Normalmente sienten rechazo. Todas se ponen súper nerviosas. Y las que son un poco mayores ya no se acuerdan de nada.

Estas niñas tienen la misma dificultad para aprender chino que cualquier español del mundo. Las dificultades las van a tener igual.

¿Cómo era el ambiente en esas dos semanas de adopción en China?

Era un ambiente muy curioso, porque eran diez o quince familias, gente más o menos joven, comiendo todos en un restaurante. Los niños notan un ambiente. No es sólo dos padres y ella. Es un ambiente general de fiesta. Ahora vamos de excursión, ahora subimos, les dicen cosas bonitas, las hacen probar cosas nuevas…

Supongo que para ti habrá sido una experiencia muy gratificante a nivel personal…

No soporto volar, eso fue un problema. Cada mes tenía que coger seis aviones y era un suplicio. Pero como los veía a ellos, no me daba tiempo a pensar… fue muy muy gratificante, mucho. Coges mucho cariño a esas familias. Vives la situación de la persona a un nivel muy profundo, la gente cuando coge a un niño se hace más persona…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Mónica Moyano: un año "adoptando" niñas chinas, 5.0 out of 5 based on 3 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 Comments

  1. A mi criterio personal, le doy un 10 a estas personas que hacen todo lo posible para ayudar con las adopciones, los felicito y a estos padres tambien, lo que no me cabe en la cabeza es como rtantos chinos pueden abandonar a tantas niñas y dejarlas tiradas sin proteccion alguna, si son bebes indefensos que cualquier animal puede llegar y lastimarlas o algotra cosa les puede pasar, vi esos videos donde salen bebes chinas sufriendo en esos orfanatos de la muerte, ojala y ya no sea asi, que talvez ayan orfanatos pero no en esa lipidia, donde las tenian sucias y descuidadas.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Realmente me siento mal por todas esas niñas, practicamente es traumatico

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Querida Mònica:

    Que lindo trabajo, es hermoso lo que haz hecho has salvado de la muerte o el maltrato a muchos, Dios te tiene en alta estima. Con mi esposo hemos visto mediante distintas páginas la miseria que pasan muchos, videos de cómo educan a los bebes allá y lloro de amargura al verlos, lo único que queremos, por amor a los bebes es tenerlos, abrazarlos y darles mucho amor, si nos pudieras ayudar a cómo adoptarlos, nosotros como familia tenemos una bebé de un año y queremos adoptar a nuestro futuros hijos, somos una familia cristiana de auto sustento, somos profesionales los dos, mi esposo trabaja de administrador en una clínica y yo soy docente en un colegio, por favor ayúdanos, somos del país de Chile, sudamérica. te agradeceremos que nos puedas ayudar y darnos luz en esto. Gracias.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. CLAUDIA GUTIERREZ

    A MI ME GUSTARÍA ADOPTAR DOS NIÑAS CHINAS DARLES LA OPORTUNIDAD DE UN HOGAR PERO NO TENGO LA FACILIDAD DE IR A CHINA NO SE COMO AYUDAR PERO EN VERDAD ME GUSTARÍA TENER HIJITAS DE CORAZÓN PARA BRINDARLES AMOR Y ENSEÑARLES QUE HAY UN DIOS INMENSAMENTE MISERICORDIOSO.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  5. Elisa Guzman Vargas

    Estoy impactada con las imagenes que muestra la crueldad en que se encuentran estas hermosas criaturitas de Dios ,le ruego a todas las personas que puedan adoptar a uno de ellos que lo hagan y asi podemos acabar con el sufrimiento de algunos de estos angelitos ,tambien espero que los tramites sean mas expeditos y no tener que esperar años para hacerlos felices, yo quiero que nos ayuden para llegar adoptar con mas rapidez ,tenemos tanto amor para entregar.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  6. Aylin Maturana Quiroz

    Es impresionante y admirable lo que hacen estas personas que aligeran el tramite.
    Sinceramente quiero adoptar una pequeña niña, lastimosamente no tengo la facilidad para ir a china, por favor si pudiera ayudarme, soy una profesional del area de la salud del país de chile en sudamerica, por favor le agradecería que me pudiera asesorar. muchas gracias.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Deja un comentario