Economía, Política

Ante la subida de los precios, compra en el extranjero

En el último año, la inflación en China se ha convertido en una noticia que todos los meses (cuando el Gobierno ofrece datos) inunda las portadas de periódicos y telediarios. El 15 de febrero, la Oficina Nacional de Estadística situaba la inflación en enero de 2011 en comparación con el mismo mes del año pasado en un 4,9%, un número más bajo del previsto por los especialistas pero que sigue colocando a la subida de los precios como uno de los principales problemas económicos del país.

Aumento del Índice de Precios al Consumo (IPC) desde octubre de 2009 hasta enero de 2011.
Aumento del Índice de Precios al Consumo (IPC) desde octubre de 2009 hasta enero de 2011.

En octubre de 2010, la inflación alcanzó el aumento más alto en 28 meses, disparando las alarmas del gobierno chino, que siempre ha temido que un aumento de los precios pueda aumentar también el descontento de los ciudadanos y provocar disturbios en el país (como pasó en 1989). El problema es más grave de lo que podría parecer ya que el precio de los alimentos ha subido un 10,3%. Algunos productos como los huevos frescos llegaron a subir un 20,2%.

Frente a la mayoría de diarios del país, que el 16 de febrero ofrecían la cifra total del 4,9%, otros decidieron hacer hincapié en sus portadas en el aumento del precio de los alimentos, que en realidad se ha convertido en la mayor preocupación de los ciudadanos:

Portadas del 16 de febrero del Bandao Dushibao (半岛都市报), el diario más leído en la provincia de Shandong, y del Southern Metropolis Daily (南方都市报). En la parte superior de ambos periódicos se puede ver reflejado ese aumento del 10,3%.
Portadas del 16 de febrero del Bandao Dushibao (半岛都市报), el diario más leído en la provincia de Shandong, y del Southern Metropolis Daily (南方都市报). En la parte superior de ambos periódicos se puede ver reflejado ese aumento del 10,3%.

El aumento del IPC también ha sido muy fuerte en los últimos meses en otros grandes países en vías de desarrollo, sobre todo en el precio de los alimentos, lo que lo ha convertido en un problema global. De esto advertía ya en enero la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el mismo tema se explicaba en un reciente y muy interesante artículo publicado en el diario El País titulado “Adiós a la comida barata”. La inflación en Brasil en diciembre de 2010 fue del 5,9%, en India del 9,5%, en Indonesia del 6,95% y en Rusia del 8,77%.

Hacer compras en el extranjero

Debido a la inflación, algunos chinos están comenzando a realizar determinado tipo de compras en el extranjero. Esto es lo que explicaba en un largo artículo a mediados de enero el Nanfang Zhoumo (南方周末), que tituló su reportaje de la siguiente forma: “Ante la subida de los precios, los chinos ´saltan el muro´”.

Según este prestigioso semanal, comprar en el extranjero “se ha convertido en una moda e incluso en una necesidad”. Aunque la mayoría de los que lo hacen son aquellos que trabajan en grandes empresas privadas y viajan frecuentemente al extranjero, también hay “cada vez más gente normal y corriente”.

Cada vez más gente normal y corriente compra en el extranjero, dice el Nanfang Zhoumo. Uno de los lugares donde esto se puede ver con más claridad es entre las ciudades limítrofes de Shenzhen y Hong-Kong.
Cada vez más gente normal y corriente compra en el extranjero, dice el Nanfang Zhoumo. Uno de los lugares donde esto se puede ver con más claridad es entre las ciudades limítrofes de Shenzhen y Hong-Kong.

Muchos de estos compradores adquieren en realidad productos extranjeros como café, condimentos para la cocina occidental o ropas de marca. Son los chinos con mayor poder adquisitivo y trabajos que les llevan a menudo a otros países, en realidad los menos afectados por la subida de la inflación. Sin embargo, a través de Internet muchos otros chinos con menos recursos económicos también están comprando productos de Japón, Europa o Estados Unidos, como por ejemplo zapatos, bolsos de marca o productos electrónicos. Un caso todavía más evidente es el de Hong-Kong, a donde acuden chinos de la provincia de Guangdong para proveerse de productos que son más baratos que en la china continental (un viaje que se hace por los mismos motivos en dirección contraria).

El Nanfang Zhoumo recoge también las declaraciones de varios vendedores de alimentos que se quejan de las numerosas tasas impuestas por supermercados como Carrefour, lo cual hace que los precios se sigan disparando. Según estas fuentes, los supermercados piden tarifas especiales cuando se acercan las grandes fiestas del año e incluso cobran ciertas remuneraciones por colocar los productos de los vendedores en los lugares más visibles de la tienda.

Otra causa que podría explicar el aumento de los precios en China podría ser la distribución y el embalaje de los alimentos. Según el Nanfang Zhoumo, en la distribución de las verduras chinas se desperdicía un 20% de los productos debido a su mal embalaje, conservación o transporte. Además, China es un país enorme que todavía tiene algunas carencias en infraestructuras y donde los alimentos no se venden siempre en grandes centros comerciales (como podría ser el caso de EE.UU.), sino en pequeños establecimientos, lo cual hace todavía más complicada su rápida y eficiente distribución.

A pesar de que cada vez más gente compre en el extranjero, ésta no será nunca una solución a largo plazo ni mayoritaria, sobre todo para las familias más humildes, que descubren sorprendidas todos los meses como sus sueldos siguen congelados mientras la salsa de soja, los huevos y las verduras no dejan de subir.

Nota: En 2011, el gobierno chino cambió ligeramente la forma de medir la inflación, por lo que los números del mes de enero han sido discutidos por varios especialistas, algunos de los cuales sitúan el aumento real del IPC en el 5,3%. Puedes leer más información sobre esto en The Economist o en el Diario de Pekín (link en chino). En éste último, varios académicos chinos dicen que los números han sido “controlados” y se recogen declaraciones del gobierno donde se admite que podría haber un 0,3% de margen de error.

Fuentes

► Sohu News: Gráfica compartiva desde el año 2009.

► Netease (China News Service): Precios detallados por sector y totales.

Nanfang Zhoumo: 物价上涨,国人“翻墙”

Datos inflación en Brasil, India, Indonesia y Rusia.

► Más: Diario El País / The New York Times

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Ante la subida de los precios, compra en el extranjero, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 Comments

  1. Ignacio

    Deberíais ser más rigurosos en vuestros artículos.
    ¿ Hay alguien que se cree que las cifras de inflación en Europa no tienen un margen del 0.3% de error?
    Saludos

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Spencer

    the cost on transportation and heavy taxation contribute to the high price of almost everything in China.   For instance, buying a Kindle 3 with WIFI and 3G in US on Amazon.com is 189 USD, which may cost as much as 1600 RMB here even if the product itself is made in China. 
    As for buying abroad,  it is one of the most profitable business on B2B networks such as Taobao.com.  There're several reasons why people chose to do so,  1) for sometimes it's cheaper ; 2) for it is of better quality,  like milk powder and medical equipment ; 3) for it is not available in China, like my friend buys Bodyshop from HK because it is not sold in China mainland.
     

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario