Economía, Política, Sociedad

Faltan trabajadores en las fábricas chinas

Tras las celebraciones del Año Nuevo Chino, el país se ha puesto de nuevo a funcionar después de una semana de vacaciones. Sin embargo, en las zonas costeras de China, donde se encuentran la mayoría de fábricas que han generado el fenómeno del made in China, las empresas se están dando cuenta de que muchos de sus trabajadores se han quedado en sus casas. El país está viviendo una escasez de mano de obra que cada año parece más grave.

Para solucionar el problema, las empresas se están volcando en lo que la televisión pública china (CCTV) ha denominado como “la batalla por los nongmingong (农民工, los trabajadores venidos del campo para trabajar en las grandes ciudades). Una empresa de Shanghai, por ejemplo, ha mandado más de 400 autobuses de largo recorrido a las provincias de Anhui, Jiangsu, Henan y Hubei para pasar por las casas de los propios trabajadores y traerlos de vuelta a la empresa. Lo mismo está pasando en la ciudad de Foshan (provincia de Guangdong), donde según las cifras ofrecidas por los medios chinos faltan unos 30.000 trabajadores y las empresas van directamente a las estaciones de tren para reclutar a los nongmingong.

Viñeta que circuló por Internet hace ya un año. En ella, los dueños de las fábricas se pelean por conseguir al trabajador recién llegado del campo, un fenómeno que se repite todos los años al terminar el Festival de Primavera. Uno de los jefes dice: "¡Yo le vi primero!". Otro: "Nuestro sueldo es muy alto".
Viñeta que circuló por Internet hace ya un año. En ella, los dueños de las fábricas se pelean por conseguir al trabajador recién llegado del campo, un fenómeno que se repite todos los años al terminar el Festival de Primavera. Uno de los jefes dice: "¡Yo le vi primero!". Otro: "Nuestro sueldo es muy alto".

La escasez de mano de obra en las fábricas es un tema del que se lleva debatiendo desde hace un par de años y que en 2009 tomó todavía más protagonismo debido a las manifestaciones en las fábricas de Honda. En el país se está hablando mucho del fenómeno conocido como el punto de inflexión de Lewis, según el cual la escasez de trabajadores provenientes del campo en los países industrializados lleva a un aumento muy rápido de los sueldos. Según fuentes oficiales recogidas por varios medios chinos, en los últimos tres años la mano de obra del país se ha reducido en 20 millones.

¿Por qué no vuelven los nongmingong?

Uno de los observadores de este problema, Ma Guangyuan (马光远), afirmaba a la Radio Nacional de China que la clave para que no hubiera tanta escasez de mano de obra era “dar a la nueva generación de nongmingong una vida digna”. Según él, se trata de que reciban el mismo trato que la gente de la ciudad, que no sean discriminados en su propio país, que puedan firmar contratos a largo plazo, haya aumentos de sueldo, cuenten con seguro médico y vivienda y sus hijos puedan ir al colegio.  “Sólo cuando se hagan estas cosas podremos hablar de respeto, de dignidad (尊严)”, aseguraba Ma Guangyuan recogiendo la misma palabra que el primer ministro Wen Jiabao utilizó hace casi un año.

Por su parte, el periodista hongkongnés He Liangliang (何亮亮), en declaraciones que recogía el portal de noticias Sohu, decía que otro punto importante es que muchas fábricas del sur de China se están mudando al centro del país (por ejemplo, la polémica Foxconn). Muchos de los trabajadores del centro y oeste del país ya no tienen que abandonar sus provincias. Y las diferencias salariales entre trabajar en las fábricas del sur y del oeste del país se han reducido, según fuentes oficiales, de un 15% a un 5%.

A estos motivos habría que añadir el envejecimiento de la población, que provoca que cada vez haya menos jóvenes dispuestos a trabajar en las fábricas del sur, y la forma de ser de las nuevas generaciones, que tienen unas aspiraciones mucho más altas que las de sus padres.

La escasez de mano de obra está en realidad trayendo muchos beneficios a los nongmingong, que están viendo como sus salarios aumentan y sus condiciones de trabajo mejoran. Sin ser una situación ideal, ahora son ellos los que pueden elegir.

Portada del 11 de febrero de 2011 del Shichang Xingbao (市场星报). En ella, los trabajadores se piensan si ir a Beijing, Shanghai, Ningbo u otros lugares de la costa.
Portada del 11 de febrero de 2011 del Shichang Xingbao (市场星报). En ella, los trabajadores se piensan si ir a Beijing, Shanghai, Ningbo u otros lugares de la costa.

Fuentes:

► Sohu News – Radio Nacional de China: 河南节后打工潮遭冷 评:让农民工有尊严的生活何亮亮:农民工工资低或将一去不返农民工谈城市低薪生活:不想再漂了 / 东西部开打农民工争夺战 后力量3年减2000万

ABBAO: Portada del Shichang Xingbao

Primera viñeta

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Acerca de Daniel Méndez

Daniel Méndez es el creador y director de ZaiChina. Licenciado en Periodismo y Estudios de Asia Oriental, colabora desde Pekín con varios medios de comunicación (entre ellos El Confidencial, Radio Francia Internacional, El Tiempo y EsGlobal) y es el autor del libro "Universitario en China. Así son los futuros líderes del país". Es profesor asociado de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, donde ha impartido el curso "Información, medios de comunicación e Internet en la China actual". [Más artículos de Daniel Méndez]