Cultura, Traducciones

Contra el centralismo (cultural) de Pekín

A pesar de ser un país con más de 1.300 millones de personas, pocos pueden dudar de que las “pequeñas” Pekín y Shanghai (junto con Guangzhou y Shenzhen) son las regiones que se llevan los mayores beneficios del estado central. Esto es así en infraestructuras, recursos e inversiones económicas, pero donde la distancia parece todavía mayor es en el ámbito cultural.

Esto es de lo que se queja Zhou Wenhan (周文翰) en un artículo publicado en la revista Nuevo Siglo (新世纪周刊) y titulado “¿Por qué las colecciones de la Ciudad Prohibida no salen de Pekín?”. En su pieza de opinión, Zhou comienza quejándose de las pocas posibilidades que tienen la mayoría de chinos de contemplar las colecciones del Museo de la Ciudad Prohibida, ya que prácticamente nunca son expuestas en ningún sitio fuera de Pekín.

Cada vez que veo que alguien en la prensa o en la televisión hace alarde de lo preciosas que son las reliquias culturales y las obras de arte del Museo de la Ciudad Prohibida de Pekín, así como de su enorme cantidad –se dice que hay más de un millón y medio de artículos-, me siento apenado o incluso enfadado, pero de ninguna forma orgulloso.

Según Zhou, estas importantes reliquias están “encerradas en las profundidas de la Ciudad Prohibida y sin nadie que las vea” y la única forma de poder contemplarlas es acudiendo a la capital durante los días de fiesta, cuando prácticamente todo el país está colapsado. Sin embargo, La Ciudad Prohibida es sólo la excusa del autor para hablar de otro tema de fondo: la forma en la que los recursos culturales del estado acaban casi siempre concentrándose en Pekín e impiden su disfrute al resto de ciudadanos:

Los economistas chinos a menudo discuten sobre la descentralización fiscal. De la misma forma, creo que ha llegado el momento de volver a demarcar las fronteras de los derechos culturales entre el centro y las regiones. Los museos del estado también necesitan volver a prestar atención a conservar sus orígenes –¡no sólo a conservar sus monopolios!- y transformarse hacia el servicio público y la distribución. El Museo de la Ciudad Prohibida, El Museo Nacional, La Galería Nacional de Arte y otros museos parecidos estatales, además del Teatro Nacional o la Orquesta Nacional, están en realidad financiados por todo el país, pero además de los pequineses, el resto de ciudadanos también deberían tener derecho a la cultura y a no ser ignorados durante tanto tiempo. Este tipo de organizaciones, grupos y museos nacionales, o realizan muy pocas exposiciones en otros lugares, o cuando lo hacen son espectáculos comerciales muy caros, faltándoles el caracter popular y de servicio público.

Zhou Wenhan invita a las asociaciones a reflexionar sobre el rol de las instituciones nacionales y a no olvidar que están siendo pagadas por todos y cada uno de los ciudadanos chinos, sin importar su lugar de origen. Para solucionar el problema de las colecciones de la Ciudad Prohibida, el autor propone dos soluciones: una, que el museo abra sus propias sedes en otras ciudades chinas, algo que otros museos mundiales ya han hecho; y dos, que se organicen más exposiciones en colaboración con provincias y ciudades.

De todo el artículo, probablemente el chispazo más brillante esté en la parte final, donde el autor se queja de todo el impulso que se le está dando a la cultura china en el extranjero (Institutos Confucio, medios de comunicación en otros idiomas, etc…) y lo poco que se hace en el propio país:

Sin embargo, no abrigo demasiadas experanzas de que mis pequeñas sugerencias vayan a recibir la atención de los funcionarios de cultura del gobierno central que viven en Pekín, porque ellos ahora probablemente estén ocupados diseñando el gran plan de “exportar los valores chinos” (输出价值观)

Comentarios de los internautas

Internauta Beijing:

Las cosas nacionales no son de ninguna forma tuyas. ¿Cuál es el concepto detrás de nacional? ¡Los privilegios de unos pocos!

Internauta de Shandong:

Vaya chiste, ¿te crees que las reliquias culturales son para que cualquier escoria-persona corriente las vea cuando quiera?

Internauta de Marte:

¡¡El 90% de las cosas valiosas están en el Museo Nacional de Taipei!!

Internauta de Henan:

Las reliquias culturales no son nuestras, la tierra no es nuestra, el país tampoco es nuestro…

Internauta de Marte:

¿El escritor dice que el museo chino con más reliquias culturales está en Pekín? ¿Y Taipei? En cuanto lo vi me di cuenta de que este escritor era un independentista taiwanés.

Internauta de Shaanxi:

La Ciudad Prohibida es el museo de todos los ciudadanos, hay que demandar enérgicamente que todos los años se organice un período de tiempo para visitarla de forma gratuita. Las entradas normalmente tampoco pueden ser muy caras, sólo lo necesario para su conservación.

Internauta de Canadá:

¡Bien dicho! Muchas colecciones de La Ciudad Prohibida no se pueden ver nunca jamás. Sin embargo, las colecciones del extranjero viajan y se mueven en un porcentaje mucho mayor.

Internauta de Shaanxi:

Uno de mis compañeros de clase trabaja en La Ciudad Prohibida. Las reliquias culturales están todavía ahora apiladas en almacenes. Todavía no se ha acabado el proceso de catalogación. El trabajo es muy relajado, muchas veces se puede no ir. Cuando van es sólo para cobrar.

Internauta de Francia:

El Museo Nacional de Taipei se ríe pero no dice nada.

Internauta de Europa:

Que demasiados chinos no conozcan la cultura china está estrechamente relacionado con la promoción cultural del país. Si tantas reliquias culturales no se muestran a todo el mundo de forma activa, ¿cómo vamos a comprender nuestra propia cultura?

Internauta de China:

¿Un millón y medio de artículos? Eso debe de ser el Museo Nacional de Taipei

Fuente

► New Century Weekly (vía Netease): ¿Por qué las colecciones de la Ciudad Prohibida no salen de Pekín? / Comentarios

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Contra el centralismo (cultural) de Pekín, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.