Sociedad, Traducciones

“Sueño chino” para todos

El espectacular desarrollo económico de China ha creado lo que muchos han denominado como “el sueño chino”. Esta idea, basada en “el sueño americano” de EE.UU., viene a decir que el gigante asiático se ha convertido en la tierra de las oportunidades, el lugar donde los más capacitados pueden triunfar y donde todo es posible.

A continuación traducimos un editorial del patriótico Global Times donde se aborda este tema con gran optimismo. En él se habla de la pareja Xu ri yang gang (旭日阳刚), dos cantantes que tras participar en un programa de la televisión pública se han hecho enormemente famosos gracias a sus canciones sobre los inmigrantes que han llegado desde el campo hasta las ciudades chinas (los nongmingong, 农民工). Sus escasos recursos económicos y su caracter desenfadado y cercano han hecho que muchos espectadores e internautas se identifiquen con ellos. Convertidos en estrellas mediáticas, según el Global Times este es otro ejemplo más del “sueño chino”.

Estas son las imágenes de su participación en el programa de la CCTV3 llamado “El Camino de las Estrellas” (星光大道). Su canción de más éxito, “En primavera” (春天里), comienza en el minuto 3:12. Una versión mucho más auténtica, íntima y gamberra se puede encontrar en Youku.


TRADUCCIÓN

El “sueño chino” contado a partir de pequeñas personas
Editorial del Global Times, 16 de noviembre de 2010

El grupo Xu ri yang gang (旭日阳刚), que ha saltado rápidamente a la fama con su música de emigrantes trabajadores (nongmingong), ha emocionado a un gran número de chinos en las últimas semanas. El éxito del grupo ha suscitado reflexión y polémica: ¿Cualquier chino es capaz de tener oportunidades de éxito si se esfuerza? ¿El llamado “sueño chino” pertenece a una minoría o a una mayoría?

Al igual que los dos nongmingong que integran este grupo de música, miles de millones de campesinos chinos han viajado a las ciudades, un sinfín de hijos de familias normales han entrado en la universidad, y un número indeterminado de pequeñas personas ha abierto negocios con el sueño de enriquecerse. Todos ellos tienen su propia historia: los hay que tienen éxito, y los hay con menos suerte, pero parece que el espíritu emprendedor es el valor al que tiende la totalidad de la sociedad china, y todo el mundo pelea por un objetivo: ver que la vida de mañana será mejor que la de hoy.

En realidad, el mundialmente conocido “sueño americano” está formado precisamente por las historias de las “pequeñas personas” de EE.UU. El EE.UU. de aquella época, que experimentaba un rápido crecimiento económico, ofrecía una enorme cantidad de oportunidades de empleo y para hacerse rico, lo que hizo que el destino de no pocos estadounidenses cambiara de diferente manera. Aunque finalmente los que se hicieron famosos y se convirtieron en magnates fueron una minoría insignificante, la búsqueda del “sueño americano” ya latía en las anteriores generaciones de inmigrantes.

La China de hoy se ha convertido en el mayor crisol del mundo para volver a fundir el destino de las personas, un crisol que ha sido creado gracias a 30 años de crecimiento económico vertiginoso y a un gigantesco flujo migratorio. La China actual es el país con el mayor número de inmigrantes del mundo, una cifra que podría incluso superar al de la población total de EE.UU. Los inmigrantes “ocupan” Shanghai, Pekín y Guangzhou, y han inaugurado ciudades completamente nuevas como Shenzhen, y el proceso de urbanización sigue adelante en todo el país. ¿Cuántas historias como la de Xu ri yang gang puede haber ahí?

Pero, ¿cómo es que no se habla tanto del “sueño chino” como del “sueño americano”? Antes al contrario: por el gran número de quejas que inundan la actual opinión pública, da la impresión de que en la sociedad china actual sólo hay lugar para las desigualdades, que las capas sociales se están consolidando, que los caminos están cerrados para las personas en las capas bajas… Estas opiniones generalizadas niegan poco a poco el optimismo, y hacen que cunda el desánimo en la sociedad china.

Sin embargo, un ambiente de opinión pública como éste no está en consonancia con el espíritu emprendedor de los chinos. Nadie puede negar que existen muchas lacras en la sociedad china, y que todavía hay muchas injusticias, algunas de ellas peores que en otros países. Sin embargo, un hecho indiscutible es que la China de hoy da muchas oportunidades para el progreso y el éxito individual, la mayor cantidad en la historia de este país, y también la mayor cantidad si pasamos a compararlo con el resto del mundo. Los vertiginosos cambios que se han producido en China han aumentado las distancias entre la gente, pero estas distancias (o disparidades) no son rayas en la imagen de la China contemporánea: la cara verdadera de China es, ante todo, conmovedora y espectacular.

Hace algunos años, el diario estadounidense The Washington Post hizo un extenso estudio sobre los extranjeros en busca del “sueño chino”. Cada vez más extranjeros con ganas de aventura vienen a China en busca de oportunidades de éxito: su “sueño chino” nos recuerda que quizás la desazón y el abatimiento de la opinión pública china podrían estar faltando a la verdad.

El auge de China es, fundamentalmente, una suma de las vidas y los destinos de incontables individuos. Cada pequeño sueño hecho realidad es lo que ha hecho más atractivo el “sueño chino”. Además de desvelar las injusticias de la sociedad, los medios chinos y las personas con algo que decir deberían prestar atención a las historias de éxito de la gente de a pie, contarlas a la sociedad y animar al pueblo chino. La sociedad china necesita críticas, pero también necesita el aliento de los modelos positivos, y necesita el resplandor de la luz. Éste es el mayor colectivo del mundo que avanza hacia el duro camino de la “vida modestamente acomodada”1. Siempre tendremos dificultades, pero no podemos dejar que esas dificultades nos desmoralicen. En momentos de dificultad, necesitamos saber que nuestros objetivos son los correctos.


Nota 1: “Vida modestamente acomodada” (xiao kang, 小康): concepto confuciano que hace referencia a un estado ideal de la sociedad en el que las necesidades básicas de la población han sido cubiertas y que fue rescatado por Deng Xiaoping durante el Comité Central del PCCh en 1978 para referirse a los objetivos económicos del país en los años 80. El Gobierno lo ha considerado desde entonces la prioridad número uno del país.

Fuentes

► Global Times (Vía Oh my media!): El “sueño chino” contado a partir de pequeñas personas

► Baidu Baike: Xu ri yang gang

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.3/5 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
“Sueño chino” para todos, 4.3 out of 5 based on 3 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...