Política

China lanza una sonda espacial a la luna en el Día Nacional

Hoy se celebra en toda China el 61 aniversario de la fundación de la República Popular, un importante hecho histórico que cada año se conmemora por todo lo alto en el país asiático. En casi todos los países del mundo, el Día Nacional es un momento para la fiesta, el orgullo y la ostentosidad, y China no es una excepción: cada año por estas fechas, la gente aprovecha varios días de descanso para viajar y salir a la calle (es segunda festividad más importante del país) . Además, China muestra ante sus ciudadanos y todo el mundo una parte de su capacidad militar en forma de desfiles, que sirven tanto para alentar el orgullo nacional dentro de sus fronteras como para generar nerviosismo fuera de ellas.

Una de las partes fundamentales de todo ejército (aunque los gobiernos no siempre quieran reconocerlo, y prefieran asociarlo a fines científicos) es el programa espacial, que para muchos países es motivo de orgullo y signo de una tecnología avanzada, y que en el caso de China es otra forma más de asumir su papel de gran potencia del siglo XXI y de mostrar al resto del mundo su poderío.

Orígenes

El programa espacial chino nació con el deseo de Mao Zedong de situar a China a la altura de las demás superpotencias del momento, EE.UU. y la URSS. Como proyecto estrictamente militar, al principio su organización estaba supeditada al Ejército Popular de Liberación. Los primeros esfuerzos de China para lanzar naves tripuladas comenzaron en 1968, aunque no se logró enviar una hasta 2003, después de varios intentos fallidos. Era la nave Shenzhou 5 (神舟5号, o “Bajel Divino”), cuya puesta en órbita supuso un paso adelante en la carrera espacial china. A esta le siguieron nuevos proyectos que más tarde han dado lugar al programa de exploración lunar.

Al igual que en muchas otras cosas, China aprendió de la experiencia de la Unión Soviética, de quien obtuvo ayuda directa para desarrollar su programa aeroespacial, y aunque reconocen que no están al mismo nivel tecnológico que EE.UU. y Rusia, los medios chinos dejan lugar a la esperanza:

“China envió a muchos astronautas a estudiar a Rusia, y alquiló equipamientos soviéticos para realizar experimentos. Más tarde, esos expertos se acabarían convirtiendo en profesores de los astronautas chinos. En comparación con EE.UU. y Rusia, la actual de astronautas chinos no está muy desarrollado, algo que está relacionado con la corta historia de los viajes aeroespaciales tripulados en China, y con el escaso número de misiones en dicho país.”

 

 

Desde 1958 hasta la fecha se han realizado 126 alunizajes en todo el mundo, cuyo porcentaje de éxito total y general ha sido del 50% URSS: 64.  EEUU: 57.  Japón: 2.  Agencia Espacial Europea: 1.  China: 1.  India: 1. (Gráfico del Diario de Guangzhou)
Desde 1958 hasta la fecha se han realizado 126 alunizajes en todo el mundo, cuyo porcentaje de éxito total y general ha sido del 50% URSS: 64. EEUU: 57. Japón: 2. Agencia Espacial Europea: 1. China: 1. India: 1. (Gráfico del Diario de Guangzhou)

Según el diario pekinés Xinjingbao, China pisó la luna por primera vez el 16 de abril de 2004, con el lanzamiento de la nave Chang’e I, nombre que proviene de una leyenda china. Desde entonces, los astronautas chinos (conocidos en occidente como “taikonautas”, un neologismo utilizado por primera vez en 1998 por un malayo de origen chino llamado Chiew Lee Yih, procedente de la palabra china “taikong”, o “vacío”, y el sufijo “-nauta”) se han convertido en héroes para la mayoría de la población china

“El 17 de diciembre de 2007, tras el éxito del proyecto de satélite de la Chang’e I, el grupo a la cabeza del proyecto de exploración lunar determinó que había habido mejoras tecnológicas y que los fondos eran limitados para lanzar un satélite de exploración lunar en 2009 o 2010.”

Objetivos

Los seis objetivos del proyecto, según el Xinjingbao, serían los siguientes:

1. Conseguir avances en la tecnología de lanzamiento y hacer que los cohetes pongan en órbita satélites de manera directa.

2. Experimentar con la tecnología de observación y control del espacio exterior de frecuencia X, examinar los sitemas de observación y control y acumular experiencia para la misión Chang’e III.

3. Comprobar la tecnología de captura en órbita lunar a 100 kilómetros.

4. Comprobar la tecnología de maniobras y de determinación de órbita en una órbita de 100 X 15 kilómetros.

5. Experimentar la tecnología de códigos de comprobación de paridad de baja densidad (LDPC, low density parity-check code), la transmisión de datos a gran velocidad o las cámaras de aterrizaje, entre otros puntos técnicos.

6. Realizar experimentos con imágenes contrastivas en la zona escogida de manera preliminar para el alunizaje de la misión Chang’e III, a fin de aumentar su seguridad.

Trabajadores examinan el cohete, ayer en Xichang
Trabajadores examinan el cohete, ayer en Xichang

Y estos serían sus cuatro objetivos científicos:

1. Obtener imágenes tridimensionales de la superficie lunar, con una resolución de 10 m.

2. Observar la cantidad de componentes lunares, como sílice, magnesio, aluminio, calcio, titanio, potasio o uranio, y las características de su distribución, así como obtener mapas distribuidos por elementos.

3. Examinar los rasgos del suelo lunar y calcular su profundidad.

4. El año en el que la nave Chang’e II estará en órbita es un año en el que el sol estará en su apogeo, por lo que la misión podrá realizar estudios sobre aspectos como las partículas de energía solar o los vientos solares, puesto que la actividad solar está relacionada con el espacio lunar y el espacio próximo a la luna.

A nadie se le ha pasado por alto que el momento escogido para el lanzamiento ha sido muy simbólico. Aunque al principio no se había fijado una fecha exacta y se dijo que se lanzaria entre el 1 y el 3 de octubre, el Chang’e II ha coincidido finalmente con el día grande de las celebraciones y ha despegado con exito tres segundos antes de las siete de la tarde de hoy. Con esta misión espacial, Pekín ha decidido añadir un golpe de efecto a su Día Nacional. Sin embargo, Huang Jiangchuan, diseñador general del sistema de satélites, declaró al Xinjingbao que se trata tan sólo de “una casualidad.” No hay duda alguna de que, pese a estar todavía lejos de las dos potencias de la Guerra Fría, China tiene unas ambiciones espaciales que en ocasiones como hoy se vuelven más evidentes.

Fuentes

► Netease: Especial sobre el proyecto Chang’e | 专家详解嫦蛾二号今日发射工作 奔月时刻表公布 嫦娥二号探月分辨率提高数倍

► Xinjingbao: 国庆日发射属于巧合

► Lianhe Zaobao, Singapur: Origen del neologismo “taikonauta” 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
China lanza una sonda espacial a la luna en el Día Nacional, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.