Cultura, Sociedad

Occidentales en China: ¿dioses o demonios?

¿Qué saben los extranjeros sobre este país?

La pasada semana se publicaron varias cosas interesantes sobre el rol que juegan los extranjeros (sobre todo occidentales) en China. En primer lugar, un artículo del semanal Nanfang Zhoumo titulado “Alquiler de blancos: los chinos engañan a los chinos”, donde se muestra con detalle la forma en la que algunos occidentales son contratados para interpretar un falso papel de cara a determinadas empresas o instituciones. La historia es sencilla: debido al elevado status que los blancos tienen en China, sobre todo en pequeñas regiones, muchas empresas les utilizan para ganar prestigio entre los locales. Algunos de ellos se hacen pasar por empresarios que quieren invertir en la región, directores de empresa, médicos o músicos. El semanal da algunos precios que han cobrado algunos extranjeros básicamente por su cara bonita: 100.000 yuanes (14.700 dólares) por 40 días y 210.000 por seis meses (30.800 dólares), muy por encima del sueldo de la mayoría de chinos. [Este reportaje del Nanfang Zhoumo citaba además otro anterior escrito por Mitch Moxley titulado “Alquila un hombre blanco”]

El segundo acontecimiento interesante, también en forma de artículo, ha sido la crítica escrita por Aorijia sobre la forma en la que los corresponsales son elegidos por los medios tradicionales. En este caso, esta lingüista, traductora y profesora que lleva escribiendo sobre China desde hace años, se quejaba de que Televisión Española (TVE) mandara a una nueva corresponsal a Pekín que no parecía comprender mucho este país, como dejó en evidencia en su nuevo blog.

El texto de Aorijia volvía a ahondar en una eterna polémica entre corresponsales, académicos y extranjeros de todo tipo que viven en China: ¿cuál es la labor de los medios occidentales en este país? ¿puede alguien comprender de verdad lo que pasa en China sin hablar ni escribir su idioma?

Es precisamente sobre este tema sobre el que Guokai (郭凯), un economista que escribe para la revista Caixin, reflexionaba también la semana pasada. Aunque habla de muchas cosas y mezcla distintos temas, Guokai habla de lo que los extranjeros pueden saber sobre China y la desconfianza de muchos chinos ante lo que se supone que saben los occidentales. A continuación traducimos el post publicado en su blog sobre este tema y os dejamos los comentarios para que nos deis vuestra opinión sobre todo este gran tema de “occidentales en China”:

 

Comprender: Escrito cuando la economía china ha superado “oficialmente” a la japonesa
Caixin, post de Guo Kai (18/08/2010)

 

1. Un día estuve charlando con un compañero de trabajo mientras comíamos. Él no es chino, pero lleva muchos años haciendo un trabajo relacionado con China. Se quejaba de que pronto iba a tener que trabajar con gente que no comprendía este país, y eso le tenía angustiado. Le parecía que esas personas perdían el tiempo con algunas cosas que no eran adecuadas para China, pero estaba en minoría y era incapaz de convencerles. Mi respuesta fue: “Pues entonces no gastes tus energías.”

2. Me imagino, aunque personalmente no pienso así, que algunos chinos opinan que este compañero mío, una persona que no habla una palabra de chino y cuyo conocimiento del país se fundamenta en textos y datos escritos en inglés, no tiene autoridad para burlarse de alguien que no comprende China. Es como aquella frase, “y la sartén le dijo al cazo…”. No pienso lo mismo porque en todos estos años me he cruzado con muchas personas que, sin saber apenas chino, tienen profundos conocimientos sobre el país.

3. Supongo que habrá quien piense que es raro que a mí me parezca que haya personas con abundantes conocimientos sobre China, ya que he pasado mucho tiempo en EE.UU., y formo parte de los que no entienden China. Vale, lo reconozco, no debo hacer ver que he entendido algo cuando no lo he entendido: comprender el idioma chino y comprender China son dos cosas distintas, y ser chino y comprender China también son dos cosas diferentes. Sin embargo, me gustaría añadir algo: vivir en China y entender China también son dos cosas diferentes.

4. Esto me hace pensar en algo bastante curioso que me pasó cuando fui a trabajar a cierto país. Tras llegar, uno de los ministros de ese país me invitó personalmente. Éramos tres personas trabajando juntas, y yo era el único hombre. Mis compañeras me dijeron que me sentara al lado del ministro, que los hombres al beber nos relajábamos más. El ministro y yo charlamos distendidamente, y al enterarse de que yo era chino, me dijo que había estado en China y que había subido al tren de alta velocidad, lo que le dejó una honda impresión. Después llegaron las bebidas (whisky local) y el ministro me indicó que bebiera. Le dije que parecía que él no tenía el vaso lleno, y dijo que no se encontraba bien de salud y que no podía beber alcohol. Le pregunté qué bebía, y me dijo que era té verde. “Pues sí, es té verde hecho en China, su país.” Luego el ministro dijo unas palabras que me dejaron muy sorprendido: “Aquí nadie bebe té verde chino, porque dicen que lleva unos productos químicos que hacen que los hombres no tengan hijos. Porque en su país se practica el control de la natalidad, ¿no?” Contesté, riendo: “Estoy seguro de que usted no se cree eso”, a lo que el ministro contestó diciendo: “Por supuesto que no.” Yo, por mi parte, le dije: “Si realmente fuera así, China no malgastaría energías con el control de la natalidad”, y el ministro dijo: “Exacto.”

5. China no es fácil de comprender. Pero los demás son nuestro espejo. Cuando nos quejamos de que alguien no nos comprende, debemos reflexionar un poco: ¿realmente comprendemos a los demás? La burla funciona en ambos sentidos. Cuando nos burlamos de alguien por no comprender China, puede que los demás también se estén burlando de nosotros por no comprenderles a ellos. La apertura funciona aún más en ambos sentidos. Al abrirnos a los demás, hay que aceptar y comprenderles con una actitud abierta.

6. He escrito esto cuando la economía china superaba “oficialmente” a la japonesa. Debemos ser un país abierto y tolerante. Tenemos que comprendernos a nosotros mismos desde la modestia, y comprender a los demás a partir de la modestia.

Fuentes

► Caixin: 了解——写在中国经济“正式”超越日本之际

► Nanfang Zhoumo: 出租白人:中国人骗中国人

► Ocean Atlantic: Rent a White Guy

► Aorijia: Corresponsalías y responsabilidad / Leer también su reciente: Periodismo de opinión: Exponiendo (pre)juicios

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
Occidentales en China: ¿dioses o demonios?, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 Comments

  1. kailing

    Cuando me siento mas comodo, distendido, "en mi salsa" entre Chinos que entre mis "compatriotas oficiales"… sigo siendo extranjero.

    A todos nos nacen en un pais; algunos, ademas, tenemos la suerte de poder elegir al cabo de los años que tierra, cutura, sociedad queremos hacer nuestra.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  2. kailing

    Ooops la primera frase era una pregunta;   …sigo siendo extranjero?

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Ander

    Totalmente de acuerdo. Además de saber o no la lengua, me pregunto hasta qué punto no hay un problema de actitud que determina nuestra comprensión de China. Creo que en muchas visiones occidentales sobre China tendemos a creernos la alteridad, un cierto exoticismo, generando un filtro por el que pasan las informaciones que recibimos para encajarlas en unos tópicos concretos. De este modo, si vemos zapatos en la puerta de la casa de un chino exclamamos cuán raros e incomprensibles son, mientras que si lo vemos en Suecia, tendemos a pensar que sus buenos motivos tendrán, del mismo modo que los habitantes de cierto país creen de verdad que el té verde contaminado sirve para el control de la natalidad en China. En mi opinión, para comprender China es fundamental un cambio de actitud, una apertura, como bien dice Guokai al final, y que es tan o más importante que saber la lengua.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. astrochinico

    Muy buen post de Guokai.

    En cuanto a saber o no saber… el universo a priori no es facil de comprender, pero con un poco de esfuerzo y curiosidad, el hombre se acerca poco a poco a ello. Y el ser humano es como el universo. En esto creo que eso de "ir a hombros de gigantes" es vital. Leer un trabajo especializado de calidad (y entenderlo) puede hacer comprender un punto determinado en un mes y ahorrar años de experiencia cotidiana (o incluso una vida) y, ademas, ayudar a "ver mas lejos" (= completar con la experiencia vital), siguiendo la metafora de Chartres. 

    Es por eso que para intentar comprender un pais, estudio y vivencia van unidos. A menos que seas un academico ya curtido. Hay muchos expertos sobre la actualidad de un pais determinado en universidades de todo el mundo que saben mucho de lo que ocurre sin tener necesariamente que vivir de continuo alli. 

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  5. El tema es complejo y tiene tantas vertientes…

    Lo que me preocupó del blog de A. Ariza no fue tanto el desconocimiento que mostraban sus líneas, sino ese aire de etnocentrismo que dejaba patente en muchos comentarios. Para poder reconocer abiertamente que no se tenía idea de nada (ni del idioma, ni de las costumbres, ni de la gastronomía) hay que estar convencido de que este conocimiento es accesorio: Eso es lo peligroso (ojalá esté equivocada y nos sorprenda a todos).

    Para comprender China no es necesario el chino (aunque ayude), pero se supone cierto esfuerzo personal por conocer el país, y un tiempo para desintoxicarse de todas las ideas preconcebidas sobre China porque llevan contándonos todo así desde hace años. Y bueno, ya que el periodista es un profesional de la comunicación, no creo que esté de más pedir la herramienta de comunicación por excelencia: La lengua (aunque con un intérprete se pueda ir tirando, nunca será lo mismo…  Ya se sabe que traducción=traición, porque se corre el riesgo de perder matices valiosos).

    Hay unos puentes que construir.

    Gracias por la mención, saludos a todos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  6. Lya

    Excelente post como siempre. El comentario de Ander me recuerda el Orientalismo de Edward Said, que acabo de leer.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Ander

      Es verdad, tengo que reconocer yo mismo que al escribir el comentario pensé bastante en Said, lectura que encuentro imprescindible para todo aquél que se interese por las culturas consideradas «distintas», aunque pueda parecer evidente.

      VA:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VA:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  7. nuria

    me parece vergonzoso el blog de la nueva correponsal de tve, especialmente por el tono burlesco y poco respetuoso que emplea a la hora de hablar de lo que le resulta diferente. lo primero que he visto han sido los post sobre pakistán y he enrojecido literalmente cuando he leído los comentarios sobre lo guarros que a ella y al resto del equipo le parecían tanto su alojamiento y la casa del vecino. podrian ponerle remedio cediendo a sus inquilinos la mitad de su sueldo de un mes y quizá así le pondrian arreglo al problema de la higiene entre las familias de paises asolados por el hambre y los desastres naturales. ese tipo de comentarios es tan inmoral como las fotos de la soldado israelí con los presos que salieron el otro dia en la prensa. o a mi por lo menos me producen el mismo malestar, quizá soy yo la rara y los demas ni se inmutan.

    además, creo que cuando uno tiene una imagen publica, como es el caso de un corresponsal, deberia tener mas cuidado a la hora de escribir segun que cosas. especialmente siendo periodista una deberia tener muy claro que decir algo y escribirlo no es lo mismo. que luego que no se extrañe de las consecuencias que lleguen a tener esas cosas que escribe. muchos periodistas tienen un blog personal, no digo que no se pueda, pero hay que tener cabeza para saber como hay que escribirlo. yo misma tengo uno, pero me cuido muy mucho de criticar según que puntos delicados del organismo para el que trabajo, igual que no me pongo a gritar en la oficina que mi jefe es un capullo, pongamos por caso.

    sobre lo de los extranjeros en china, la verdad es que es algo muy complicado. yo a veces tengo la impresión de que más que un dios o un demonio soy un animalito. pero si hasta sabe hablar! y conducir, fíjate! puedo ir a hacer la compra y cocinar, increíble! bueno, a lo que me refiero es que para muchos chinos primero somos extranjeros, y luego quizá se les ocurre que somos una persona. es una especie de "cosificación", diría yo, del extranjero. sino, no les soprenderia que podamos hacer las cosas que hace cualquier persona, sino que les pareceria normal. es el mismo problema que de algun modo tienen muchos extranjeros, pero en grado superlativo. y para muchos chinos solo hay chinos y extranjeros, no chinos y españoles, y americanos, y rusos, y sudafricanos, por ejemplo. no creo que lo hagan con mala intención, pero eso no quiere decir que no sea un problema.

    luego esta el tema de la diferencia entre entender y estar de acuerdo, que no siempre es facil. puedo entender muchas cosas, pero eso no quiere decir que este de acuerdo con ellas. y eso vale tanto si la persona que tengo delante es china como si es española. a veces se confunde la comprensión con la falta de criterio. que entienda el punto de vista de otro no quiere decir necesariamente que lo comparta, y esto es no sólo natural sino también necesario. yo me he esforzado en el tiempo que llevo aqui en entender una cultura y una forma de pensar que me resultaba diferente. después de varios años, hay cosas que entiendo y comparto, pero hay otras que entiendo y no comparto. también hay otras que no entiendo, es verdad. además, no se porque tan a menudo se pone a todos los chinos en el mismo saco, como si todos pensaran igual o tuvieran las mismas opiniones. muchos chinos que conozco piensan como yo sobre ciertas cosas, y si sobre mí pudiera haber dudas, a ellos sí que no se les puede achacar esa opinión a una falta de comprensión de su propia cultura. muchos chinos tienen la tendencia a ser un poco demagógicos y justificar muchas cosas aludiendo a las diferencias culturales.

    por último, también me preocupa la influencia que determinadas actitudes por parte del gobierno chino hacia los extranjeros tienen en la población. por citar un ejemplo, la semana pasada un periodico de hong kong publicó una noticia sobre la utilización ilegal como trabajadores de presos chinos en las obras de construcción que el gobierno chino tiene en el extranjero. repito, el periodico que lo publicó es de hong kong. en la nota del ministerio correspondiente ponía que el periódico que lo publicó era extranjero. porque solo los extranjeros odian tanto a china que son capaces hasta de publicar una mentira como esa, evidentemente! este juego de incitar tan a la ligera al rechazo de la población del pais contra lo que aqui se llama "occidente" me parece de lo más peligroso. espero que no se le vaya de las manos..

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 4.0/5 (4 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  8. <q><span>para muchos chinos primero somos extranjeros, y luego quizá se les ocurre que somos una persona. es una especie de "cosificación", diría yo, del extranjero. </span></q>

    Siendo un laowai en China, nos convertimos en minoría en un país que no lleva mucho tiempo de apertura. Por arte de magia, experimentas qué se siente al ser minoría (y aún así llevamos ventaja: seguimos siendo una minoría prestigiada). Para mí es interesante experimentar cómo pueden sentirse otras minorías (esta vez no prestigiadas) en el contexto del que procedo.

    Muy interesante el comentario final de Nuria (sobre el medio de Hong Kong). El periodista tiene en sus manos un arma muy poderosa. Esa voluntad de incitar al rechazo se ve en tantos medios de tantas procedencias. 

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  9. nuria

    si, es verdad que lo de sentirse minoria es interesante. en mi caso, no es la primera vez que me pasa, y es cierto que esta vez por lo menos me siento mejor tratada que la vez anterior, cuando llegué a españa de latinoamerica. porque en todas las sociedades puede observarse ese mecanismo por el cual se construye la propia identidad a traves de la definicion de "el otro". sin embargo, creo que en china, al igual que en otros países de gran tamaño, esa tendencia se amplifica considerablemente, porque el universo cultural propio abarca un espacio tan amplio que es más difícil darse cuenta que lo del otro es tan "normal" como lo nuestro. cuando lo diferente se tiene a la vuelta de la esquina es más fácil pensar en esas diferencias como algo natural, aunque lamentablemente eso tampoco ocurre siempre, desde luego.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  10. Albert

    <font color="#000000" face="Times New Roman" size="3">Hasta hace relativamente poco tiempo, siete, ocho, nueve ó diez años el extranjero que conocían los chinos era “el tuerto en el país de los ciegos”, cuando llegué a China el nivel de los expatriados era lamentable, las empresas que invertían en el país enviaban un personal de muy bajo nivel, el que quería venir no era el más preparado si no simplemente el único que quería venir, si a todo eso añadimos la necesidad de encargarse de todos departamentos de la empresa, comercial, financiero, control de calidad, logística, etc.… se ha dado una imagen penosa. Valga como ejemplo el de un director financiero haciendo un control de calidad sin tener ni idea del producto y diciendo una cantidad de incongruencias que solo hacían sonreír al fabricante ó como Aorijia publicaba en su blog la periodista de RTVE quejándose de los zapatos en los pasillos y los papelitos pegados en las puertas de casa. Personal que su única motivación era la de ganar dinero para volver a su país de origen, sin ningún tipo de interés en aprender sobre la cultura del país y relacionarse, esa gente ha ayudado a distorsionar la imagen del extranjero. Creo que afortunadamente la selección del personal ha mejorado y los “tuertos” cada día somos menos bien porque han vuelto a su país de origen ó han sido sustituidos por profesionales más competentes.</font>

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario