Internet, Medios

Algunos de los mejores periodistas chinos se mudan a Internet

Hace un par de días estuve hablando con Fang Sanwen (方三文), un “veterano” periodista de 35 años que ha trabajado en algunos de los mejores medios del país, entre ellos el Nanfang Zhoumo y el Nanfang Dushibao, dos publicaciones del sur de China conocidas por sus reportajes de investigación y su osadía a la hora de publicar noticias críticas con el Gobierno. Desde el punto de vista de un periodismo atrevido e independiente, estos dos medios son lo máximo en China.

Sin embargo, después de ocho años trabajando en los medios tradicionales, Fang Sanwen decidió abandonarlos para ocupar un puesto de responsabilidad en Netease News, uno de los portales de noticias más populares de China. Netease, junto con Sina, Sohu y QQ, se ha convertido en una de las páginas de actualidad más influyentes del país, aunque en la inmensa mayoría de los casos no crean noticias propias, sino que simplemente reproducen las de los medios y agencias de comunicación. En este caso, Fang Sanwen estaba pasando de la creación y elaboración de noticias a su simple organización y distribución.

¿Por qué cambió Fang un medio de gran prestigio como el Nanfang Dushibao por un portal web como Netease? Para explicárselo a amigos e interesados, Fang escribió un artículo titulado “Por qué quiero trabajar en Internet”, donde defendía las incomparables ventajas de los medios de la Red: más velocidad, más volumen y mayor interactividad con la audiencia. Cuando le pregunté la semana pasado sobre la decisión de llegar a Netease que tomó hace cinco años, me lo resumió en menos palabras: “Es más divertido”.

Fang Sanwen no es el único de los profesionales de los mejores medios del país que ha acabado en Internet. Junto con él, muchos periodistas han cambiado su residencia de Guangzhou (donde tienen sede los medios más atrevidos de China) por la de Pekín para trabajar en los portales de noticias más famosos. Estos medios de Internet necesitan profesionales de la información y ofrecen buenos salarios y puestos de responsabilidad.

Para comprender este fenómeno es necesario entender su alcance en la sociedad china actual. Con más de 420 millones de internautas, la Red se ha convertido en un fenómeno de masas (sobre todo entre los jóvenes) en las grandes ciudades, quitándole el protagonismo a los medios tradicionales. A diferencia de la mayoría de países, los que controlan la información en Internet en China no son los medios tradicionales, sino los agregadores de noticias que no tienen soporte en papel (una vez más, Sina, Netease, Sohu, QQ). Es algo así como si The New York Times fuera en Estados Unidos un medio minoritario en la Red al que poca gente hiciera caso.

Esto provoca que los portales de Internet (que, a diferencia del resto de medios, no son propiedad del Estado sino que son empresas privadas) sean compañías más rentables y con más influencia que la mayoría de publicaciones. Es decir, tienen dinero y poder. Y a todos los periodistas les gustan las dos cosas.

Estos portales son mucho más que agregadores de noticias: tienen servicios de email, tiempo, desarrolladores de videojuegos, fórums, blogs, etc… Es como si Yahoo y Google se hubieran sumado a la difusión de noticias y hubieran ganado la partida a los medios tradicionales.

Los contenidos de Netease y el resto de webs de este estilo lo único que hacen es organizar (y muy bien, ofreciendo todo lo que el internauta necesita y mucho más) las noticias que publican los medios impresos, televisiones y radios. Esto es posible en China por tres factores:

1 – Su más libre concepción de los derechos de autor.

2 – La importancia que tienen estos portales de Internet (a día de hoy todos los medios quieren aparecer aquí porque es la forma de llegar al mayor número de gente).

3 – Una compensación económica anual que los medios tradicionales reciben

Junto a esta migración de algunos excelentes periodistas a los medios de Internet, otra de las cosas que me sorprendió de mi conversación con Fang Sanwen fue la juventud de muchos de los que mueven los hilos en los medios chinos. El mismo Fang, con 35 años, ya parece convertido en un veterano periodista: ha trabajado en el semanal Nanfang Zhoumo, en el diario Nanfang Dushibao, en el portal Netease y ahora ha montado su propia empresa, Snowball Finance, dedicada a la información y asesoramiento sobre las bolsas de Estados Unidos y Hong-Kong. Es decir, en poco más de diez años ha pasado de reportero a editor, después a sub-director jefe y en la actualidad a ser el dueño de su propia empresa.

Según él, jóvenes y mayores se reparten según una regla muy simple: los medios más propagandísticos y oficiales (“los que se escriben para los líderes políticos, no para la gente”) cuentan con periodistas de mediana edad o mayores; las publicaciones más independientes y los medios de Internet cuentan con trabajadores mucho más jóvenes. El ejemplo de Qiu Ziming, el periodista que fue perseguido por denunciar los desfalcos de una empresa local, es otro buen ejemplo: tiene tan sólo 28 años.

Nota: con Fang Sanwen estuve hablando de muchas otras cosas, entre ellas de Hu Shuli (胡舒立), una de las periodistas chinas más conocidas debido a su dirección primero en Caijing (una publicación económica que ha sido ejemplo de independencia y atrevimiento en los últimos años) y Caixin (su nueva revista que tiene un estilo muy parecido al anterior). Aunque algunos la critican por sus conexiones con el poder, Fang no tiene dudas a la hora de explicar su talento: “El éxito de Hu Shuli se debe a su pasión por el periodismo. Personas como Hu Shuli nacen una cada diez años”.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.5/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Algunos de los mejores periodistas chinos se mudan a Internet, 4.5 out of 5 based on 2 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 Comentario

  1. Haiming

    Ahí está sin ir más lejos la sección de blogs de Caixin, donde la mayoría de periodistas son jóvenes de alrededor de los 30 años con opiniones más liberales. En China Internet tiene un poder y una relevancia que no tiene en occidente, precisamente por esa mayor libertad que ofrece, aunque un poco también por la forma de ser de los chinos…

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)