Medios

Qiu Ziming y el triunfo de la prensa

La historia de Qiu Ziming (仇子明) tiene todos los ingredientes para convertirse en una película de Hollywood: un periodista atrevido dispuesto a sacar los trapos sucios de una empresa, un gobierno local corrupto que mira para otro lado, una orden de “busca y captura” en todo el país contra el informador y la fuga de éste, que se mantuvo escondido en el sureste de China durante varios días. El final también haría las delicias de los espectadores: tras el apoyo incondicional de su periódico y las quejas de los ciudadanos, la propia policía ha tenido que pedir perdón y Qiu Ziming ha podido volver a su puesto de trabajo.

Esta es la historia que ha vivido en los últimos días Qiu Ziming, un joven periodista de 28 años del semanal The Economic Observer (经济观察报) que escribió cuatro artículos sobre las finanzas de Zhejiang Kan Specialty Material Company (ZKSMC), una empresa dedicada a la producción de papel que cotiza en la bolsa de Shenzhen. Qiu analizó las irregularidades que se habían cometido a la hora de privatizar esta anteriormente empresa pública a finales de los 90, con 15 personas (lideradas por Wang Bailang -王白浪-) que obtuvieron un irrisorio precio por sus acciones y varias propiedades gratis. Sus artículos también abordaban la falsificación de contratos, transacciones falsas, desfalcos y otro tipo de chanchullos empresariales. El caso destapado por Qiu Ziming mostraba una corrupción y favoritismo que se repite a lo largo y ancho del país.

El pasado 23 de julio, la policía del condado de Suichang, en la provincia de Zhejiang, añadió al joven periodista a la lista nacional de “personas buscadas”, considerándole un “criminal” por “dañar la reputación de una empresa”. Qiu Ziming, que no se enteró hasta el día 27, empredió entonces su huida junto con su familia.

The Economic Observer, uno de los medios más liberales del país, escribió un artículo defendiendo a su periodista. Al mismo tiempo, los internautas comenzaron a hacer circular la información y a defender a Qiu Ziming, que seguía refirmando a través de su cuenta en el Twitter de Sina que lo que había escrito era verdad. Qiu incluso se mostraba desafiente: “Esto no se ha acabado todavía. Conseguiré una disculpa de la policía de Suichang”.

El caso de Qiu ha demostrado la fuerza de la opinión pública en China, que ha sido capaz de derrotar a la poderosa empresa y a sus aliados en el gobierno local. Según una encuesta realizada en QQ News, una de las páginas más populares del país, el 97% de los internautas estaba en contra de la forma en la que se había ordenado la detención de Qiu. Al mismo tiempo, la cuenta del periodista en el servicio de mensajes cortos de Sina alcanzaba los 25.000 seguidores, que le enviaban palabras de apoyo casi cada minuto.

La orden fue revocada el día 29 de julio por la propia policía del condado de Suichang, que reconoció que la orden de detención era ilegal y pidió perdón al periodista. Pocas veces en China se da un caso tan claro en el que los periodistas se enfrentan contra los más poderosos (empresas y gobierno) y salen ganando. The Economic Observer ha aprovechado también para reafirmar su compromiso con el periodismo y denunciar que la empresa había amenazado a Qiu Ziming y ofrecido cientos de miles de yuanes para callar bocas.

El caso de Qiu Ziming ha vuelto a poner sobre la mesa el valor de muchos periodistas que se arriesgan todos los días a escribir y publicar historias que les pueden costar su puesto de trabajo o la cárcel. El semanal The Economic Observer (que había demostrado su valor al liderar el editorial contra el hukou) se une a la cada vez más larga lista de medios relativamente independientes, como el Nanfang Zhoumo, el Nanfang Dushibao (uno de los primeros en apoyar a Qiu Ziming) o Caixin, todos ellos moviéndose en la cuerda floja de lo aceptable por el Gobierno. En esta ocasión, el semanal incluso escribió un editorial como respuesta a la orden de detención de su periodista defendiendo la libertad de expresión, un hecho prácticamente insólito en los medios chinos.

Esta historia también ha reafirmado que una de las mejores formas de denuncia en la China de hoy es tratar de temas económicos. Junto con Caijing y Caixin, The Economic Observer se considera una publicación de economía y negocios cuyos temas, sin embargo, tienen un gran calado político y social. Es a través de la economía (un terreno seguro) como en realidad se están diciendo muchas cosas más.

Qiu Ziming ha vuelto a demostrar la importancia de la opinión pública para defender la libertad de expresión y la fuerza de un medio como Internet. En cuanto la historia se dio a conocer y comenzó a circular por la Red, se podría decir que la empresa ya había perdido la partida.

Fuentes

► El propio The Economic Observer, en inglés, explica el caso.

Especial en el propio semanal (en chino)

► Los cuatro textos originales escritos por Qiu Ziming (en chino): 凯恩股份“偷天换日”谜团 / 凯恩股份再调查:隐瞒的关联交易 / 凯恩股份电池业务前景不明 巨额关联交易价值几何新华基金被忽悠?4700万元接凯恩股份“飞刀”

► The Economic Observer (en inglés): Declaración respecto a la orden de detención de Qiu Ziming / Declaración tras la revocación de la orden de detención

► El Twitter en Sina de Qiu Ziming

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
Qiu Ziming y el triunfo de la prensa, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 Comments

  1. Salvando las distancias, en España hemos tenido nuestro propio "Qiu Ziming" en la figura de Jose Luís Gutierrez y su calvario de 15 años…Tú, como profesional en la materia ¿qué paralelismos/divergencias ves? ¿crees que las "insult laws" deben desaparecer?…, … 

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Para serte sincero no conozco mucho el tema de José Luis Gutiérrez. Una de las principales diferencias sería que en su caso no está muy claro quién ni por qué le persiguió judicialmente por su reportaje sobre el Rey de Marruecos Hassan II. En el caso de Qiu Ziming la influencia de la empresa y el gobierno local ha sido evidente. También habría muchas diferencias en cuanto al fondo del artículo (una noticia nacional frente a una internacional), el rol de Internet, el apoyo de la gente, la orden de detención policial, etc… Pero ya te digo que no conozco demasiado el caso.

      Las "insult laws" me parecen una excusa como cualquier otra para proteger a los poderosos que se creen intocables.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Vota
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Lo cierto es que el caso de Qiu ha excitado el celo de la Fiscalía Suprema y se sube el listón para los delitos de difamación, obligando a los fiscales a revisar las ordenes de detención solicitadas por la policía en el curso de una investigación por difamación. Algo es algo, pero, como bien dices, un triunfo para la prensa. Dejo el enlace al artículo del China Daily… 
    http://www.chinadaily.com.cn/china/2010-08/09/con

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario