Cultura, Medios, Traducciones

Han Han sigue siendo el mismo

Hace poco más de diez años, cuando surgió “el fenómeno de Han Han“, este sarcástico joven sorprendió a los chinos al negarse a seguir las normas de la sociedad. En una cultura donde la educación es casi una religión, el brillante Han Han decidió abandonar el instituto y dedicarse a la escritura. Muchos por aquel entonces le criticaron. Los intelectuales decían que en algunos años nadie le conocería o que tendría que ir a la universidad para desarrollar su carrera. Los padres se quejaban de que era demasiado radical y que se había pasado de la raya.

Han Han escuchaba con atención y respondía con confianza, con esa mezcla de sarcasmo e ironía que ha afilado con el tiempo. Diez años después, el famoso escritor y blogger chino ha sacado una nueva revista de arte y literatura, donde en una especie de editorial en la primera página defiende la lucha de los ideales frente al pragmatismo reinante de la sociedad. Esto es lo que dice Han Han en el primer número de Coro de Solistas, casi a modo de introducción de su revista:

 

Traducción

Hace algunos días, alguien me comentó que en su época, cuando iba a la universidad, era un joven bohemio y artista cuyo sueño era ser escritor y periodista. “En aquella época éramos todos muy populares. Si podíamos además escribir algún poema, tocar un poco la guitarra y comprar algunas flores, todas las mujeres estarían a nuestros pies. Pero ahora, mira, las mujeres ya no se fijan en ese tipo de hombres, en lo que se fijan ahora es en … …” Entonces yo le dije, “¿y vosotros todavía seguís escribiendo algún poema, tocando un poco la guitarra y comprando alguna flor?” Me dijo … ….

Es decir, este mundo es así, los hombres cambian el mundo, las mujeres cambian la forma en la que los hombres ven el mundo. Sin embargo, hay una visión del mundo de estos “estúpidos graciosos” que siempre estará ahí. No importa cuánto realismo, ni cuántos ataques, ni cuánto desdén, ni la cantidad de veces que nos dejen plantados, esa perspectiva no se puede cambiar. Nosotros poseeremos siempre ideales. El momento más feliz de un escritor es cuando consigue que su obra no se parezca a la lamentable realidad que hay por todas partes; el momento más feliz de un lector es cuando con sus ojos puede tocar y sentir sus propios sueños. El mundo es así de realista, pero nosotros debemos proteger nuestros propios derechos, deseando que cuando esta cosa se convierta en papel carcomido, todavía puedas acordarte del arriesgado viaje que emprendiste aquellos años.

 

Nota: Debido a sus metáforas, expresiones y utilización de puntos y comas, los textos de Han Han son bastante difíciles de traducir. Hemos introducido comillas en la traducción para facilitar la comprensión de los lectores y divivido el texto en dos párrafos. Las partes que aparecen cortadas con puntos suspensivos (… …) son parte del original, no lo hemos cortado nosotros.

Nota2: Para aquellos interesados en saber más sobre este famoso escritor, podéis echar un vistazo al siguiente vídeo (en chino). Se trata del famoso programa de la CCTV “Diálogo”, donde el joven Han Han, con 17 años, debate con dos profesores universitarios y con el público. El programa presenta el éxito de este joven en aquellos momentos, justo después de publicar su exitoso libro “Tres puertas” (三重门). El vídeo se ha hecho muy popular este año debido a que fue grabado precisamente hace diez. [Si no puedes ver el vídeo, prueba a actualizar la página]

 

Si entiendes chino, no te pierdas el gran momento que se vive en el minuto 47:30 – 48:00, cuando Han Han responde a la presentadora sobre otra estudiante brillante que saca buenas notas, toca el piano, quiere estudiar en una universidad de Pekín, recibe becas, es Presidente de la Asociación de Estudiantes…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Han Han sigue siendo el mismo, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios Cerrados

Los comentarios están cerrados. No podrás dejar un comentario en esta entrada.