Economía, Política, Sociedad

Desigualdades en China, ¿todavía mayores de lo que se dice?

Un reportaje del Nanfang Zhoumo habla de las dificultades para conocer en profundidad el fenómeno del desigual reparto de la riqueza en China. Varios expertos se quejan de la calidad de los estudios y dicen que las desigualdades entre campo y ciudad podrían incluso ser mayores.

De todos los problemas que afronta la sociedad china, probablemente el más importante sea la desigualdad entre ricos y pobres. Junto con la corrupción (los dos fenómenos están muy relacionados), no hay nada que moleste más al chino medio que ver como unos pocos ricos manejan BMWs mientras ellos van en bicicleta. Cada vez que surge un problema en China, como las recientes protestas en las fábricas del sur del país, las diferencias entre ricos y pobres saltan a la palestra y provocan debates airados en los fórums de Internet. Sobre la huelga en las fábricas de Honda y los suicidios en Foxconn, Xulio Ríos lo tenía claro: “El problema de fondo es la distribución desigual de la riqueza.”

Pero, ¿cuáles son las desigualdades en China? ¿Cómo se calculan? En su excelente reportaje, el Nanfang Zhoumo detalla las quejas de muchos de los investigadores dedicados al tema, que no tienen suficientes medios para llevar a cabo estudios competentes. “El mayor problema al que se enfrentan los expertos a la hora de investigar las diferencias entre ricos y pobres es la falta de datos”, escribe el semanal.

Aunque el último informe del Banco Mundial habla de un coeficiente Gini (la referencia internacional para conocer las desigualdades en los ingresos de un país) del 0.47, un estudio de los investigadores Cong Yaping (丛亚平) y Li Changjiu (李长久) advierte de que en la actualidad puede haber sobrepasado el 0.5. China es mucho más desigual que los países europeos (Noruega 25.8, Alemania 28.3, España 34.7), un poco más que Estados Unidos (40.8)  y está a la altura o un poquito mejor que muchos latinoamericanos (México 46.1, Argentina 51.3, Brasil 57).

Pero la carencia de datos fiables en China podrían esconder unas desigualdades mayores. Según los expertos entrevistados, uno de los principales problemas para obtener datos exactos es la diferencia a la hora de medir los ingresos en el campo y en la ciudad. Mientras en el campo se toman los ingresos brutos, en la ciudad se descuentan los impuestos (sean por un coche, una casa, una empresa o un seguro médico). En estos números tampoco se incluyen las propiedades ni otros beneficios indirectos por parte de las empresas, lo que hace pensar que el reparto de la riqueza puede incluso ser más desigual. Algunos de estos factores sí que son tenidos en cuenta en los baremos internacionales.

Uno de los investigadores, que prefirió mantenerse en el anonimato, ponía un ejemplo práctico:

“Por ejemplo, la familia de un funcionario en una gran ciudad puede tener un sueldo de 5.000 o 6.000 yuanes al mes [600-700 euros]. Sin embargo, tiene dos viviendas cuyo alquiler puede sumar a esta cifra otros 4.000 yuanes al mes. También tienen todo tipo de beneficios sociales para comprar productos, viajes organizados por la empresa, etc. Estas familias nunca necesitan comprar arroz o aceite en el mercado. Todos los miembros de la familia disfrutan de un seguro médico. En este tipo de familia sus ingresos están subestimados en más de un 70%. En cuanto a los políticos de mayor rango, estos disponen de coches especiales, chóferes, secretarias, enfermerías especiales y otros beneficios sociales. Así es todavía más difícil poder hacer cálculos”.

Además, los departamentos encargados de obtener estos datos cuentan con recursos humanos y materiales muy limitados. En la ciudad especial de Shenzhen, por ejemplo, con unos 10 millones de habitantes, en la investigación llevada a cabo en el año 2002 sólo se recabó información de 100 familias. No fue hasta el año 2003 cuando se obtuvieron datos de 600 familias, lo que sigue siendo muy poco según los barómetros internacionales. Esta situación pasa en Shenzhen, una ciudad donde con toda seguridad los departamentos cuentan con más recursos que en el resto de China. “En las regiones del interior del país las muestras para las estadísticas son todavía peores”, declaró un investigador.

Otro problema es que los estudios muchas veces sólo se llevan a cabo en determinadas áreas de una ciudad y con las familias que están dispuestas a participar de las encuestas. Los expertos, además, no tienen acceso a todos los datos disponibles. Las autoridades han llevado a cabo en los últimos 20 años estudios sobre los dueños de viviendas, “pero éstos no se han hecho públicos para los investigadores”.

El debate sobre el reparto desigual de la riqueza se ha hecho incluso más intenso de lo habitual en las últimas semanas. Como afirma el Nanfang Zhoumo, “el problema de las desigualdades en los ingresos no parece haber tocado tanto el corazón de los chinos como durante este año”.

A finales de mayo, el Diario del Pueblo publicó una serie de artículos que analizaban “cómo se reparte la riqueza” y  que generaron una gran controversia y mostraba los quebraderos de cabeza que provoca este tema en el Gobierno. Otro artículo publicado recientemente por un diario de la Agencia Xinhua se titutalaba “El reparto de la riqueza en China está llevando a la sociedad a la línea roja de lo tolerable” y afirmaba que las desigualdades estaban poniendo en peligro la estabilidad social. A todos estos medios oficiales se sumaba el 9 de junio el Departamento de Hacienda (国家税务总局), defendiendo incrementar los impuestos a los más ricos para evitar una mayor diferencia entre ricos y pobres.

En medio de los debates acalorados y la indignación de una parte importante de la población, el semanal Nanfang Zhoumo pedía conocer los datos reales para intentar solucionar el problema. Si los números no son del todo correctos, no se pueden saber con exactitud las causas del reparto desigual de la riqueza, lo que imposibilita encontrar la solución adecuada, afirmaba en su reportaje.

Fuentes

► Nanfang Zhoumo: Los problemas de los números sobre la desigualdad entre ricos y pobres – 中国式贫富分化的数据之困 (en chino)

► Xinhua: El reparto de la riqueza en China está llevando a la sociedad a la línea roja de lo tolerable – 我国财富分配正在逼近社会容忍“红线” (en chino)

► Coeficiente de Gini: Vía Wikipedia y el propio artículo del Nanfang Zhoumo.

email
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.7/5 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 2 votes)
Desigualdades en China, ¿todavía mayores de lo que se dice?, 3.7 out of 5 based on 3 ratings
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 Comments

  1. TheChinaClipper

    Difícil solución le veo a esto, aparte de dejar que el tiempo ponga cada cosa en su sitio. Todos los países que han salido de una situación de aislamiento económico les ha llevado mucho tiempo no nivelar, sino proveer un  entramado de empresas (bancos, seguros..) y organizaciones (salud, educación) que permitiesen acceder a una determinada calidad de vida a toda la población. Teniendo en cuenta la inmensa magnitud de las cifras que se dan en este país, habrá que esperar bastante hasta que veamos esa igualdad de oportunidades como la entendemos nosotros. Una buena solución a corto y medio plazo sería reforzar como nunca la aplicación de leyes impositivas ya existentes (auditorias inmisericordes con todas las empresas), suavizar requerimientos para entrada de capital extranjero; y, puesto que la corrupción es inevitable, eliminar el máximo número de cargos medios en el partido, dejando sólo los altos cargos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Trackbacks / Pings

Deja un comentario