Democracia, Política, Traducciones

¿Separación de poderes en China? De ninguna manera

Traducción de un artículo publicado por el Diario del Pueblo que defiende que China no debe implantar la separación de poderes

¿Democracia? ¿Separación de poderes? El Diario del Pueblo, la voz del Partido Comunista de China, publicó el 10 de mayo un artículo en el que decía que había muy pocos países occidentales que cumplieran con la separación de poderes y que China no debería seguir ese camino.

El artículo ha circulado por numerosas páginas webs y fórums. En los comentarios, algunos apoyan el artículo y defienden un sistema político propiamente chino; otros lo tachan de propaganda y de intentar lavarle el cerebro a la sociedad.

 

TRADUCCIÓN
El Diario del Pueblo publica un artículo en el que dice que China no debe de ninguna manera implantar la separación de poderes

Publicado el 10 de mayo de 2010 en el Diario del Pueblo (Visto en Netease) por dos profesores de la Universidad de Qinghua, Hu Lianhe y Hu Angang.

El Departamento de Propaganda del Comité Central del Partido Comunista ha publicado una compilación de teorías titulada “Seis porqués – Respuestas a seis grandes preguntas”, un libro en el que se explican claramente el origen de algunas teorías. En este libro se hace hincapié en que el sistema político de un país debe adaptarse a sus condiciones actuales, destacando que China no puede de ninguna manera proceder a la separación de poderes (ejecutivo, legislativo, judicial). Al mismo, también se señala de forma objetiva que en Occidente hay muy pocos países que hayan realizado de verdad esta separación, mientras que la mayoría no lo ha hecho. Esta es una afirmación importante que puede clarificar las vagas ideas de muchos ciudadanos.

Desde hace mucho tiempo, hay una pequeña minoría de personas que ha promovido de forma entusiasta la separación de poderes como sistema político, intentando en vano cambiar la dirección de la reforma del sistema político y judicial de China. Algunos incluso han intentado promover cambios en las bases fundamentales de nuestro sistema político. Por otro lado, no poca gente piensa que todos los países occidentales, o incluso el resto de países del mundo, han adoptado la separación de poderes. Parece que aquellos que no la han adoptado no se sienten con la suficiente confianza como para decirlo en voz alta. Algunos incluso piensan que a la separación de poderes se le puede llamar “práctica internacional”. ¿Cuál es en realidad la situación? De hecho, en los países occidentales, tan sólo EE.UU. (con su sistema presidencialista) ha llevado a cabo esta separación. En la inmensa mayoría del resto de países occidentales, con sistemas parlamentarios, no existe ni mucho menos la separación de poderes.

La implantación de un determinado sistema político depende no sólo del desarrollo histórico del país, sino también de sus condiciones actuales y sus características sociales. Los sistemas políticos occidentales son una superestructura que sirve para proteger los intereses de la clase capitalista. Pero aunque todos sean países occidentales capitalistas, sus formas políticas no son todas completamente iguales. Los sistemas políticos occidentales se pueden dividir básicamente en dos clases: el sistema presidencialista y el parlamentario. La diferencia clave entre estos dos sistemas reside en la forma administrativa de elegir al jefe de Gobierno. En el sistema parlamentario, los votantes eligen a los diputados, que son quienes escogen al primer ministro o presidente. Éste, a su vez, es quien forma gobierno y elige a sus miembros. En el sistema presidencialista, los votantes escogen por un lado a los parlamentarios y por otro al presidente, que es quien será el jefe de gobierno y escogerá a los ministros.

Una de las características más destacadas del sistema parlamentario es que no hay separación entre el poder legislativo y el poder ejecutivo. El parlamento no es sólo la máquina legislativa del país, sino también su centro de poder político. Para ejercer el poder ejecutivo, los políticos acuden al parlamento, incluido el presidente, que tiene que ser elegido por él (normalmente es el líder del partido político más votado). Ellos son ya parte del sistema legislativo y también del ejecutivo. Esto quiere decir que, en realidad, el poder ejecutivo y el legislativo están esencialmente unidos. Estos dos poderes no sólo nacen del mismo lugar, sino que también dan lugar a la elección de los diputados y de forma indirecta a la del presidente. También mueren juntos: el presidente tiene que mantener el apoyo de la mayoría de los parlamentarios, ya que si no tiene que dimitir de su puesto o disolver el parlamento y volver a convocar elecciones. No sólo esto, sino que en general, en los sistemas parlamentarios no hay un límite de tiempo para el presidente, con lo que si cuenta con el apoyo de los diputados puede continuar eternamente en el poder. En el sistema parlamentario, el partido del gobierno tiene que ocupar el mayor número de escaños (o mantenerse en el poder a través de alianzas), estando así al frente del parlamento. El Reino Unido es un ejemplo clásico de este modelo parlamentario. En su sistema, el partido en el poder es el dominador del parlamento y la mano que mueve los hilos. El “poder supremo del parlamento” es en esencialmente el “poder supremo del partido gobernante”.

En los sistemas presidencialistas occidentales hay una característica destacada: el presidente obtiene la jefatura del poder ejecutivo, pero los tres poderes están separados. En el sistema presidencialista, el presidente es el jefe del ejecutivo, quien nombra directamente a los miembros de su gabinete. Sin embargo, sus decisiones no se parecen a las estrategias de los sistemas parlamentarios, ya que los miembros de su gabinete se convierten en una organización de consultores del presidente. Además, el presidente no controla el parlamento ni tiene poder para disolverlo. El parlamento tampoco puede forzar a dimitir al presidente o a los miembros de su gabinete. Sólo cuando hayan violado la constitución o cometido errores muy graves, el parlamento puede acusarles de negligencia. Entre los principales países occidentales, aunque haya varios que tienen presidentes, sólo a EE.UU. se le puede calificar de sistema presidencialista. No importa que sean sistemas parlamentarios o presidencialistas, esencialmente todos reciben el liderazgo y el control de los partidos políticos.

En resumen, el libro “Seis porqués – Respuesta a seis grandes preguntas” nos indica una cosa: incluso en los países occidentales la separación de poderes casi no se produce, mientras que los partidos políticos son extraordinariamente importantes. Mi país es un país socialista y tiene que continuar de principio a fin con el liderazgo del Partido, que el pueblo siga siendo el dueño de sus propios asuntos y actuar de acuerdo a una ley igual para todos. También debemos persistir y perfeccionar el sistema del Congreso del Pueblo, con un Partido Comunista que colabore con otros partidos y consulte otros sistemas políticos. Las regiones autónomas de minorías étnicas no deben cesar en el impulso del sistema socialista, fomentando su desarrollo y avance. De ninguna forma podemos adaptar la “separación de poderes” que se lleva a cabo de forma minoritaria en Occidente.

 

• Comentarios a este artículo en Netase y Tieba Baidu:

 

El Diario del Pueblo ha hablado en nombre del pueblo.

Veo que los países democráticos no son democráticos, son un follón… el parlamento es el sitio donde pelearse.

Todos los años por esta época comienzan a lavarnos el cerebro

No hay que mirar a los demás, tenemos que tener nuestro propio sistema

Ahora mismo estoy en EE.UU., en realidad esté país está en la oscuridad, debido precisamente a la separación de poderes. ¡El sistema de China es mejor! La gente del mundo nos admira en secreto.

¿En nombre de quién habla el Diario del Pueblo?

Que en China no haya separación de poderes no se debe a que sea un mal sistema, sino a que en la actualidad no hay una clase intelectual profundamente versada en la democracia. No es que mis compatriotas sean tontos, sino que ideas como la justicia o igualdad de oportunidades no tienen raíces profundas. La mayoría de la gente es tremendamente egoísta. En estas circunstancias, la separación de poderes seguramente llevaría al caos. Como todo el mundo sabe, la separación de poderes es una particularidad e invento de EE.UU., una de sus bases desde su fundación. Una elite de políticos estableció este sistema de separación de poderes en el que los tres se controlan, solucionando todos los problemas de balance y supervisión del poder. Todo el mundo dice que este sistema está al servicio de los grandes capitalistas… pero, mirad a China. ¿Qué pasa ahora en nuestro país? ¿Quién sabe lo que pasará después?

¡¡Abajo con el imperialismo!!

La aportación de los judíos al mundo ha sido importante… primero el Cristianismo, después Albert Einstein y finalmente el Marxismo.

Si ese mismo día el Diario del Pueblo hubiera publicado que “Andy Lou ha vuelto a morir” no me hubiera parecido extraño.

Se puede decir que el sistema político chino es el más científico del mundo, el que mejor puede representar los intereses de los ciudadanos. El desarrollo de la economía china (a día de hoy, el país que crece más rápido del mundo) ya basta para explicar su superioridad y naturaleza científica. Incluso hay algunos países occidentales que están investigando y copian el sistema chino. Aunque todavía hay algunos aspectos en los que deja mucho que desear, el sistema no cesa de mejorar día a día. La llamada “separación de poderes” es esencialmente una herramienta al servicio de los ricos. En los países occidentales, si no tienes dinero no puedes ni soñar con llegar a ser presidente. Durante las elecciones, los políticos se critican, se destruyen y se insultan… es extremadamente ridículo. En resumen, cuando leí el artículo del Diario del Pueblo, me tocó el corazón. Como un ciudadano normal chino, apoyo decididamente las inteligentes políticas del Partido Comunista: China no debe de ninguna manera establecer la separación de poderes.

Siempre lavando el cerebro, nunca abandonan.

No he dicho que quiera una separación de poderes. Sólo quiero libertad de prensa, libertad de asociación y libertad para formar partidos. ¿Es posible?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
¿Separación de poderes en China? De ninguna manera, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 Comments

  1. kailing

    Lo interesante seria que ahora el Diario del Pueblo publicara un articulo en respuesta a este por profesores que apoyan la division de poderes. Ah!, que eso es debate e intercambio de ideas… pero que tonto soy, tanto tiempo en China y aun no me entero…

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Pues yo no paro de escuchar (por parte de profesores chinos) que la reforma más inmediata que tiene que acometer China es la separación de poderes y sobretodo la implementación del "Rule of Law" (es decir, la separación del poder judicial), y que las reformas tendrían que haber llegado ya…

    Pero supongo que estos comentarios sólo se pueden hacer en privado, no el panfleto periódico Diario del Pueblo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  3. Javier

    1. Con la división de poderes, EU dividirá a China y la destruirá.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario