Cultura, Medios, Política

“¡Así que las fotos eran así!”

Este era el titular el domingo de la noticia más destacada del Yangcheng Evening News (羊城晚报). En ella, ocupando casi la totalidad de la portada, se hacía referencia a una exposición en el Museo de Arte de Guangdong en la que se muestran algunas de las manipulaciones fotográficas de la historia reciente de China. Ya se sabe: en algunas desaparecen personajes políticos, en otras se añaden objetos y en otras se manipulan las sonrisas de los gobernantes.

El autor de la exposición es Zhang Dali (张大力), un artista que se pasó seis años en Pekín buceando en las fotos originales de los principales medios de comunicación del país. El nombre de la exposición es “Una segunda historia” (第二历史), en referencia a todas esas fotos manipuladas, reconocidas por el pueblo y de gran influencia que sustituyeron a la primera y original representación de la realidad.

Aunque en el artículo del Yangcheng Evening News se habla de varias imágenes, hay dos que destacan por encima de las demás. La primera es un retoque clásico: el de hacer desaparecer personajes por motivos políticos. En la foto de la derecha, publicada en 1978, sólo aparece la figura de Mao Zedong. En la original de la izquierda, que no se publicó hasta 1986, reaparece Liu Shaoqi. Liu y Mao se habían enfrentado durante la Revolución Cultural, por lo que no interesaba verlos juntos en 1978. Casi una década después, Deng Xiaoping trabajó para hacerle justicia y sacarlo del ostracismo político (sólo en sentido figurado, porque ya estaba muerto).

La segunda es la de Lei Feng, el famoso soldado comunista convertido en ídolo de masas por la propaganda del Partido. En la imagen de la izquierda aparece un simple arbusto, en segundo plano, casi invisible; en la de la derecha, retocada, se pueden ver las ramas de un pino mucho más grande. Esta aparentemente inocente modificación fue aprovechada en el distrito de Fushun, en la provincia de Liaoning, una región donde crece este tipo de árbol y donde los dirigentes comunistas se apresuraron a asegurar que Lei Feng había estado en la región. Cualquier cercanía de Lei Feng con Fushun servía para adoctrinar a los niños y hacerles más cercanas las historias del fiel héroe comunista.

La tercera imagen mostrada en la portada del periódico es la de Lu Xun, el famoso escritor de principios del siglo XX considerado como el padre de la literatura moderna china. El diario no explica los motivos detrás de la manipulación de la foto, pero se puede ver claramente como en la reproducción de 1977 desaparecen dos personas que sí estaban en 1927. Una vez más, eliminar a personas ha sido una de las estrategias preferidas en este tipo de manipulaciones históricas.

La verruga de Mao

Por supuesto, Mao es uno de los principales protagonistas de la exposición en el Museo de Arte de Guangdong. Zhang Dali habla de la famosa foto que le sacó el periodista estadounidense Edward Snow y que fue modificada con el paso de los años. “La foto cada vez tiene una luz más roja, la verruga desapareció y su presencia cada vez es más impresionante”, dice el artista. “Este era el comportamiento de los líderes de la época”.

Otras dos fotos de Mao Zedong con el prestigioso líder militar Zhu De llamaron la atención del artista. A simple vista parece que no hay diferencias entre las dos, pero al fijarse bien uno se da cuenta de que en la foto original Zhu De tenía el emblema del Guomindang en su gorra. En la foto reproducida posteriormente desapareció.

Pero el arte de la manipulación fotográfica no sólo se basaba en la eliminación de objetos. Zhang Dali habla de montajes, collages, añadidos y difuminados, técnicas realizadas con cuchillos, paletas de colores y superposición de distintas fotos. Para una foto en grupo del Partido Comunista, y después de tres intentos, los fotógrafos se dieron cuenta de que era imposible sacarles a todos sonriendo de forma natural. La solución fue coger otras fotos y montarlas en una nueva imagen.

El periódico define estas técnicas como “cercanas a las actuales del Photoshop”.

Aún así, esta exposición es sólo una pequeña muestra de la manipulación fotográfica en la historia reciente de China. “Los ejemplos de este tipo son demasiados como para contarlos”, afirma Zhang Dali.

Nota 1: En la portada del periódico se especifica que otros países, entre ellos Estados Unidos, también han manipulado fotografías por intereses políticos.

Aprovechamos para reproducir la portada que, como veis, está casi toda ocupada por esta noticia:

Nota 2: Este es el cartel de la exposición de Zhang Dali en el Museo de Arte de Guangdong.

La foto de la derecha, publicada en 2006 y destinada a promocionar la imagen de la ciudad de Yanan y su pagoda, es en realidad una manipulación de una foto anterior (la de la izquierda). Como en la actualidad toda esa zona está llena de edificios, se decidió optar por eliminar a Mao y utilizar esa foto para resaltar la pagoda.

Fuentes:

– Artículo original: 揭秘:经典照片原来是这样 (en chino)

Versión Internet (en chino)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
“¡Así que las fotos eran así!”, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 Comments

  1. kailing

    haha, de ahi el dicho castellano…. "el que se mueva no sale en la foto", y algunos aunque no se muevan, les mueven.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. kailing

    La noticia tenia que haber sido titulada "和谐社会之萌芽“

    VA:F [1.9.22_1171]
    Vota
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario